Con más de mil votos de diferencia que se registraban en el escrutinio definitivo, Alfredo Schiavoni se consagraba esta noche como candidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio. No le alcanzó a Pedro Puerta el respaldo de muchos radicales que relegaban al último lugar a Ricardo Andersen. Entre los tres la alianza llegaba a los 170 mil votos que es una base sólida para llegar a octubre con posibilidades ciertas de consagrar un representante en el Congreso nacional.

Miércoles, 14 de agosto. Alfredo Schiavoni será el candidato a diputado nacional por Juntos por el Cambio. El escrutinio definitivo confirmaba esta noche la diferencia de más de mil votos del dirigente del PRO sobre Pedro Puerta el sector del peronismo identificado con el menemismo. A las 20:00 faltaba cargar el pronunciamiento de las fuerzas de seguridad y computar votos impugnados pero que no podían modificar el resultado final de acuerdo con lo que se informaba en el Centro de Cómputos que funciona en el Palacio Legislativo.
Los resultados del escrutinio daban:
Alfredo Schiavoni….    62,726 votos.
Pedro Puerta………..     61.615 votos.
Ricardo Andersen….   46.244 votos.
Total JpC………………170.585 votos
La alianza Juntos por el Cambio fue la única fuerza que dirimió en las primarias abiertas y obligatorias que se realizan en forma simultánea en la competición con los otros partidos y frentes. Se llegó a esa instancia por presión de la Unión Cívica Radical que rompió un acuerdo alcanzado con el PRO antes de las elecciones provinciales. Pero como el resultado del 2 de junio no fue el esperado el radicalismo sólo alcanzó a consagrar un diputado provincial, desde el comité central provincial se exigió la interna con el respaldo de la ley electoral. En el Comité estaban convencidos de la “territorialidad” y el aparato de la UCR era la garantía de un triunfo el domingo en las PASO. Ese empecinamiento le abrió las posibilidades de participación al peronismo en la diáspora de Ramón Puerta que después de haber perdido el sello de Unión Popular, armó un partido provincial denominado Activar. Sólo un pedido del presidente Mauricio Macri habilitó la candidatura de Pedro Puerta ya que no tenía el derecho garantizado por ley al ser un partido adherente que no constituye formalmente la alianza.
Puerta llegó a superar a la UCR ya que contó con el respaldo de algunos dirigentes radicales como el concejal de Posadas, Pablo Velázquez y el apoderado del JpC, Germán Kiczka, que militaba con Osvaldo Navarro, entre otros. Además, el ex gobernador en un recorrido por el interior logró también dar vuelta la lealtad de dirigentes del interior. Por eso el resultado no fue una sorpresa, pero sí una desilusión en el puertismo que jugó en la coyuntura la posibilidad de reinstalarse en el tablero político provincial donde no gravita políticamente desde hace más de una década.
De acuerdo con información deslizada por la Justicia Electoral, la presentación que hizo Puerta para impugnar a Schiavoni no tiene posibilidades de progresar ya que la denuncia no está respaldada con pruebas sólidas para que la Fiscalía pueda avanzar en la etapa de instrucción.
También la performance de la UCR desnuda la crisis de representación que lo afecta. Repite el mismo caudal de votos de 2015 cuando Gustavo González con la Lista 3 se postuló a la Gobernación antes de formalizar en la provincia la alianza con Macri.
Como sostienen dirigentes que ya no están en el partido, de tanto interpelar a la sociedad con consignas de derecha y en el límite de la antipolítica, el ciudadano que antes votaba al radicalismo encuentra hoy que Schiavoni un PRO puro lo representa en su cosmovisión.
El costo político del fracaso de la UCR caerá sobre el presidente interventor Francisco Fonseca y sus aliados en la interna Martín Arjol y Ariel Pianesi. ¡Qué partido de mierda! comentó en la noche del domingo el eterno referente Cacho Barrios Arrechea. No por los resultados sino por las peleas internas.