El gobernador Passalacqua confirmó que estará en la cumbre de gobernadores que el miércoles consensuarán una presentación conjunta para rechazar la instrumentación del paquete económico pos-paso que tomó la Casa Rosada. Dejarán en claro que es importante que se establezcan medidas de alivio para el bolsillo de la gente, pero cuestionarán que el costo haya recaído en los estados provinciales. Demostrarán que hay otras fuentes de financiamiento.

Lunes, 19 de agosto. Hugo Passalacqua confirmó hoy su decisión de participar de la cumbre de gobernadores autoconvocados en el Consejo Federal de Inversiones el miércoles al mediodía. En reunión previa, los ministros de Hacienda trabajarán para detallar técnicamente el impacto sobre los ingresos provinciales que generan los cambios en el Impuesto a las Ganancias, la quita del IVA en ciertos productos de la canasta alimentaria y el congelamiento de precios de los combustibles, medidas pos-paso que lanzó la Casa Rosada para mitigar el impacto de la corrida cambiara de la semana pasada.
El paper elaborado por los ministros actuará de sustento del rechazo a la instrumentación del paquete de medidas heterodoxas que hacen recaer el costo de su aplicación en las finanzas de los estados provinciales. En el documento que harán llegar a la Casa Rosada, los gobernadores dejarán bien en claro que respaldan medidas para atender la profundidad de la crisis social, de trabajo y económica que fue agravada por la corrida cambiaria, pero lo que cuestionan es el financiamiento. Aunque las provincias comparten el objetivo de evitar que la disparada de la divisa tenga un correlato de aumento de precios que disparen la inflación, al mismo tiempo entienden que se podrían adoptar mecanismos para que la carga del impacto fiscal no se traslade a las provincias.
La confirmación de la presencia de Passalacqua y de otros gobernadores como Domingo Peppo en la cumbre desmiente la información publicada en medios porteños de que la reunión de gobernadores estaba circunscripta a los peronistas que se habían alineado explícitamente con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández, para deslizar de esa manera que se trata de una reunión político electoral, cuando en realidad está referida a la cuestión impositiva.
Como reveló el ministro Adolfo Safrán, según un informe de la Comisión Federal de Impuestos, que integra la devolución de Ganancias y la bonificación del Monotributo en septiembre implicaría que el costo total de las medidas económicas en Impuestos Coparticipables y de asignación específica llegue a unos 51.800 mil millones de pesos y de ese total 25.654 millones se les restarían de la coparticipación a las provincias.
Las petroleras abren otro frente
Adelantándose a la movida, y con pretensión de dividir el frente de gobernadores, el Gobierno Nacional convocó para el mismo miércoles en el Palacio de Hacienda a mandatarios de provincias petroleras y a las empresas del sector con el objetivo de consensuar una estrategia en relación a los combustibles, tras la fijación de precios establecida por el Poder Ejecutivo para los próximos 90 días, en el marco del paquete de medidas adoptado tras las PASO.
Fuentes oficiales precisaron que la reunión estará encabezada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; por Hernán Lacunza, que para esa jornada ya estará formalizado en su cargo de ministro de Economía; y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.
Allí, consignaron las fuentes, buscarán consensuar una salida al tema del congelamiento de las naftas dispuesto por el Gobierno Nacional el miércoles último, lo que despertó críticas de los empresarios del sector, como así también de algunos gobernadores.
“Desde el gobierno de Río Negro rechazamos el congelamiento de precios de combustibles dispuesto por Nación y no descartamos recurrir a la Justicia para evitar las consecuencias económicas negativas para nuestra Provincia”, aseveró el jueves el gobernador de esa provincia, Alberto Weretilneck, a través de Twitter. En tanto, en Neuquén, el ministro de Energía, Alejandro Monteiro, consignó que el gobernador Omar Gutiérrez ya instruyó al fiscal de Estado para “presentar una demanda” contra esa medida con el argumento de que “los recursos son de la provincia y las regalías se cobran por el precio de venta que, ahora, Nación fijó arbitrariamente”.
No obstante, señaló que, como provincia productora, acompaña la decisión de mantener fijo el precio de los combustibles ante “la situación económica” y reclamó trabajar “en una propuesta consensuada para la implementación de la medida”.
Al conjunto de provincias petroleras la completan Chubut y Santa Cruz, cuyos gobernadores fueron también convocados para el encuentro del miércoles al mediodía en el Palacio de Hacienda. También en esas provincias advirtieron sobre la posibilidad de recurrir a la Justicia en relación al congelamiento de los precios de los combustibles y su impacto en las regalías.