Adolfo Safrán confirmó reunión de ministros de Hacienda de las provincias el miércoles en el CFI para analizar los efectos de las medidas inconsultas pos-paso tomadas por el gobierno nacional. Aunque no están en contra de poner plata en el bolsillo de la gente, ya hay una reacción por la trasferencia del costo fiscal a las provincias. Safrán estimó en más de mil millones de pesos lo que resigna Misiones.

Lunes, 19 de agosto. El ministro de Hacienda, Adolfo Safrán estimó en 909 millones de pesos lo que resigna Misiones como consecuencia de las medidas económicas que dispuso el gobierno nacional después de la derrota en las Paso que fue interpretada como un rechazo a las políticas de ajuste con alto costo social.  En declaraciones formuladas ayer a Ámbito Financiero, confirmó también que los ministros de Hacienda de las provincias se reunirán el miércoles en el Consejo Federal de Inversiones, antes de la cumbre de gobernadores peronistas prevista en el organismo federal. “En declaraciones a Ámbito el funcionario misionero dijo que “las medidas unilaterales le provocarán al Estado de Misiones una resignación de 909 millones de pesos en los cinco meses que restan del año, conforme estimaciones que ha hecho el área técnica del CFI”.

Agregó que  “a esto se suma la decisión de eximir del IVA por decreto 567-2019, publicado en el Boletín Oficial del 16 de agosto”. En tal sentido Safrán recordó que el IVA “se coparticipa en un 89% en el régimen de coparticipación federal”. Afirmó que dicho impacto no se pudo determinar, aunque haciéndose eco de las palabras del ministro de la Producción Dante Sica, “para Misiones representarían cerca de 160 millones de pesos para lo que resta de este año”.

En otras cosas, el gobierno nacional redujo el Impuesto a las Ganancias a pagar por trabajadores en relación de dependencia, la suspensión en los ingresos de anticipos de impuesto por parte de las pymes y la omisión del pago impositivo para monotributistas. El ministro recalcó que todo eso genera un “fuerte impacto” en las cajas de las provincias, debido a que el Impuesto a las Ganancias se por coparticipa “en un 100%”, por lo que Misiones se ve claramente perjudicada.

Confirmó que para plantear esta realidad, to los ministros de Hacienda de las provincias tienen previsto  concretar un encuentro con las autoridades nacionales, para esta semana. De acuerdo con lo que informa el diario especializado en temas financieros, la reunión será el miércoles en el CFI, y si bien estaba agendada desde antes, la coyuntura se impondrá en las temáticas a abordar para sustentar técnicamente reclamos que después los gobernadores harán a la Casa Rosada.

Según Ámbito, la pretensión de los gobernadores apunta a elaborar un documento conjunto en el que plasmarán su malestar frente a la decisión unilateral del Presidente, que derivará en recortes de remesas nacionales a las provincias, hasta fin de año, por al menos 51.800 millones de pesos, entre coparticipación y asignaciones específicas. Los gobernadores sostienen que el paquete de medidas altera las reglas del juego contempladas en el Pacto de Consenso Fiscal sellado con Nación. El informe de Ámbito recalca que en el seno de las carteras económicas provinciales hacen ver que no están en contra de “una medida a favor de inyectar más dinero al bolsillo de los argentinos”. Pero ensayan propuestas para “reparar” la inesperada poda de fondos. En esa línea, algunos sugieren el formato que implementó el Gobierno nacional el año pasado: una asistencia extra -en ese caso, de 4.125 millones de pesos en cuotas- para domar el malestar de las provincias ante la eliminación del Fondo Sojero, en medio del ajuste derivado de las negociaciones con el FMI.

Rescata en este declaraciones del ministro de Economía de San Juan  y vicegobernador electo, Roberto Gattoni, difundidas en Diario de Cuyo. Explica el sanjuanino que “La decisión de solicitarle a la Nación un sistema de compensación radica en que la administración macrista se va a beneficiar con el alza del dólar, que pasó de 46 a casi 60 pesos en un fin de semana. “Como el precio es más alto, van a necesitar menos dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI)” para intervenir en el mercado con el fin de contener el valor de la moneda extranjera. Además, destacó que “van a tener mayores ingresos por derechos a la exportación, porque hay una diferencia importante con un dólar a 60 pesos. Y, por otro lado, este último cuatrimestre se beneficiará porque va a haber un incremento en las exportaciones. Ninguno de esos rendimientos que tendrá Nación es coparticipable, por lo que va a haber un incremento en las arcas del Estado. La idea es que trabajemos en un esquema como el que fue el de la soja, para que las provincias veamos compensada la pérdida de recaudación por Ganancias e IVA”.