El ministro de Trabajo, Juan Carlos Agulla, resumió la ardua tarea de defender el empleo y los derechos de los trabajadores bajo un gobierno nacional que emite señales en favor de la precarización y considera al salario nada más que un costo. La ideología de un Gobierno no está en el discurso sino en la praxis, sostuvo hoy en el Parlamento donde está en debate el Presupuesto 2020. Reveló que Macri se pronunció contra los Convenios Colectivos. Minutos después el presidente del Fondo de Crédito, Horacio Simes, anunció que dispondrán de 300 millones a tasas de hasta 14% como máximo para proyectos productivos.

Martes, 3 de septiembre. La ideología de un Gobierno no está en el discurso sino en la praxis, observó esta mañana el ministro de Trabajo de la Provincia, Juan Carlos Agulla. Fue una de las tantas apreciaciones doctrinarias que dejó en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes que tiene en tratamiento el proyecto de ley que elaborado por el Ejecutivo que contempla el plan de recursos y el destino de las erogaciones a ser realizadas por la Administración Pública Provincial el año entrante.
Como se informó el proyecto de Presupuesto 2020 estima recursos por 102 mil millones de pesos, pero lo viene dejando sentado el presidente de la Comisión, el diputado Marcelo Rodríguez, la volatilidad de las variables macroeconómicas, entre las que se destacan la inflación y la cotización de la divisa, así como la fuga de capitales y la destrucción del aparato productivo, son indicadores que forzosamente modifican cuantitativamente las proyecciones como quedó bien claro cuando al inicio de las jornadas de estudio del proyecto de Ley, el ministro de Energía, Sergio Lanziani, explicó que los insumos del sector están cuantificados en dólares.
Agulla, que fue el séptimo ministro que pasa por la Comisión, no casualmente saludó “al compañero presidente” al inicio de su exposición, fue marcando su posicionamiento político en defensa de los derechos de los trabajadores como la contracara de la orientación de las políticas del Gobierno nacional que, afirmó tienden a la precarización. Para darle fuerza de premisa en el enfoque que tiene el gobierno nacional sobre el empleo y la formalidad, reveló que en una reunión de la Mesa Forestal, realizada en abril de 2018 en la empresa Pindó de Puerto Esperanza, el presidente Mauricio Macri “sentado ahí, a pocos metros mío, al lado del Gobernador, con todos los actores de la actividad, se expresó en contra del Convenio Colectivo de los Trabajadores, argumentando de que era necesario que trabajen más horas”.

mesa forestal

Desde este abordaje, el Presidente entiende que el salario es ante que nada un costo. “Deja entonces abierta la puerta a la precarización. “Lo escuché yo, no me lo contaron ni lo leí en la prensa” subrayó el Ministro que después recordó que ese día también Macri reclamó que se derogue la ley de salubridad que rige en la provincia para el trabajo en las papeleras.
Resumió así el contexto de las políticas públicas macro que define el gobierno nacional y marca señales al considerar que el costo argentino del salario es elevado. En contraste con esta impronta el Ministro en varias oportunidades subrayó que la tarea del Ministerio será más fácil si se tiene un gobierno nacional con la misma orientación en la defensa de los derechos de los trabajadores.
Es el contexto en el que la gestión de Agulla se muestra como la contracara, con un Estado regulando las relaciones laborales y en contacto fluido con las asociaciones de empresarios y sindicales. Porque, explicó. Desde su experiencia de más de 20 años en el sector expresó que “políticas similares dan resultados similares” deslizando similitudes entre las políticas de Macri con la de Menem y de la Rúa.
Reveló que al comprobar que la administración austera y eficiente de los recursos provinciales ayudó a la contención social en la provincia, hay sectores empresarios que han cambiado su valoración de las políticas tributarias. “En la Consejo Federal de Ministros de Trabajo quedan reflejadas las situaciones en todas las provincias argentinas, les puedo decir que en comparación pareciera que en Misiones vivimos en otro país”, enfatizó. Puso de ejemplo la decisión del gobierno provincial de sostener la interzafra con 80 millones de pesos cuando la Administración nacional incumplió con el programa. Este mismo ejemplo lo utilizó para ilustrar la elasticidad del gasto por finalidades dispuesto por el Gobierno. Esos recursos no estaban presupuestados en el Ministerio de Trabajo, salieron del Tesoro provincial aunque respondan a políticas propias del Ministerio. Por eso relativizó, en un Gobierno que coordina su práctica cotidiana en el mismo sentido social, la necesidad de que figuren en el Presupuesto en la Finalidad Ministerio de Trabajo.
Las preocupaciones expuestas por los diputados, estuvieron más que en el Presupuesto, en el resumen de la actividad del Ministerio el último año, y referidas a los avances sobre la precarización del empleo y el combate al trabajo infantil.
Las inquietudes de los diputados de la UCR por la precarización, fueron encuadrados en el espíritu de época que marcó la Presidencia de Macri. Hubo un rico contrapunto entre los diputados de la UCR con los diputados de la Renovación de tradición peronista sobre la tensión que genera la venta callejera y los comercios formales. Por supuesto, hubo mención a los efectos de la recesión y el aumento del desempleo como consecuencias de las políticas económicas del gobierno nacional. Fue cuando Agulla dejó otra definición doctrinaria: “no se trata de hacer la vista gorda sino de tener un mirada social sobre el trabajo informal”.
Sobre el combate al trabajo infantil, informó que Misiones es una de las pocas provincias que tiene un presupuesto específico para el área. Esto tiene repercusión en la OIT que estableció conexiones al Gobierno de Misiones para que firme convenios con dos Fundaciones, una con asiento en Ginebra, Suiza y otra en Ecuador, junto a la que se consiguió un programa concreto financiado por los Estados Unidos, por 3 millones de dólares que serán utilizados en la economía de la yerba mate en Misiones y la producción de Arándanos en Tucumán.
“Va a llegar un momento en que las empresas no van a poder exportar si no tienen la garantía de no haber explotado el trabajo infantil”, anunció Agulla, para destacar que es cierto que el trabajo, que debe hacerse fundamentalmente desde la Educación, tiene, además de batallas políticas por librar, dar también batallas culturales.
Otro de los logros del Ministerio fue puesto sobre la superficie por la diputada Rosana Argüello que afirmó que el Convenio de Corresponsabilidad Gremial ha logrado avances en el blanqueo en la cadena productiva de la yerba mate “y es un esfuerzo del Ministerio de Trabajo”..
En otro orden, el Ministro dijo que la mayoría de las audiencias de reconciliación entre trabajadores y empresarios termina bien sin llegar a instancias judiciales “señal que una visión solidaria que existe en la sociedad misionera”, interpretó Agulla.
Otro de los temas llevados por la UCR estuvo referido al trabajo futuro. “En pocos años muchos trabajos que conocemos hoy van a desparecer”, consideró el diputado Javier Mela, que disparó el tema después de reunirse, dijo, con un representante de los despachantes de combustible en las estaciones de servicio. Precisamente, subrayó enfáticamente Agulla es la cuestión que Carlos Rovira ha puesto en el centro de la escena con el desarrollo de la Escuela de Robótica –con alumnos que acaban de consagrarse campeones nacionales- y la tecnología aplicada en el Puerto de Posadas. Reveló Agulla que han firmado un convenio con la Unam y el Ministerio de Educación para elaborar programas que apuntalen trabajos precisamente nuevos destinados a jóvenes.
El Fondo de Crédito Misiones
El presidente del Fondo de Crédito de Misiones, Horacio Simes, siguió en la ronda de exposiciones ante la Comisión y adelantó que dispondrá de 300 millones de pesos para créditos de proyectos productivos. Es la otra pata de la generación de empleo que forma parte de las políticas de la Renovación.
Reveló que en los dos años y medio que lleva de trabajo, el fondo aprobó 800 carpetas de proyectos productivos por un monto mayor a 200 millones de pesos en todos los rubros comercios, industrias, servicios y actividades de producción primaria. “Tuvimos más de un 60% de incidencia en el interior y el resto en Posadas”, afirmó y añadió que las tasas se mantienen fijas desde la creación del Fondo de Crédito de Misiones en 10, 12 y 14% para la mayoría de nuestros programas y en un 22% para el programa Ahora Pyme.
Durante su presentación, Simes destacó el trabajo articulado que se da entre el Estado y el sector privado y puso como ejemplo la presencia, en el directorio de Fondo de Crédito, de la Confederación Económica de Misiones. “Los empresarios tienen una incidencia directa”, señaló.
El Fondo logró instalarse más allá de los emprendimientos personales para empezar a funcionar como respaldo a las pymes que en la plaza cambiaria están sometidos a créditos con tasas impagables.