Las exportaciones de la provincia en el primer semestre del año indican que hubo un crecimiento en el volumen pero una disminución en el monto en dólares. Es la primera vez desde 2015 que Chaco exportó por más divisas, pero con maíz y soja avanzando sobre tierras desforestadas. Por eso el dato central pasa por la composición de las exportaciones. En Misiones el 88% son de origen industrial. Es una de las pocas provincias que resistió la sojización de su economía y sostuvo la productividad en las chacras.

Viernes. 13 de septiembre 2019. Misiones no exporta deforestación. Por decisión política y doctrinaria de la Renovación, es una de las pocas provincias que resistió la sojización de sus economías, al contrario de lo sucedido en Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa. Es cierto que la existencia de minifundios y de más de 30 mil chacras que funcionan como unidades productivas es una base estructural que se levanta como barrera social a la plantación de soja que en otras provincias se extiende en base a grandes extensiones.
Es el dato que no debe quedar oculto detrás de las estadísticas.
Los nuevos datos sobre las exportaciones de la provincia de Misiones suministrados por el Indec, indican una disminución general en el monto de lo exportado en dólares, pero al mismo tiempo se registra un incremento en el volumen de lo que los misioneros le han vendido al mundo.
Destaca el Instituto de Estadísticas de la Provincia que durante el primer semestre de 2019, las exportaciones de productos elaborados en Misiones ascendieron a 210.961.146,76 de dólares un 0,8% menos que durante el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, las cantidades exportadas aumentaron un 20,8%.
El informe destaca que “el principal producto primario exportado fue el tabaco sin elaborar en hojas. En el rubro de productos Manufacturados de Origen Agropecuario (MOA), lo que más se exportó fue té. En tanto que en el rubro de productos Manufacturados de Origen Industrial (MOI), la pasta para papel fue lo que más dólares por venta generó”.
Sin embargo, desde el punto de vista del desarrollo, los datos centrales surgen de desagregar por sector.
La pasta para papel ocupó el primer lugar, con una participación del 31,3% sobre el monto total exportado durante el primer semestre de 2019. En este sentido, el monto exportado de este producto ascendió a 66.008.953,94 dólares, mostrando una caída del 11,6% respecto al mismo período del año anterior. Y, en cuanto a la cantidad exportada, la variación semestral interanual fue del -6,7%.
El té es el segundo producto más importante sobre las exportaciones totales, con una participación del 20,8% sobre el monto total de las exportaciones. En los primeros seis meses de este año han alcanzado los 43.890.753,46 de dólares en ventas. Esto señala una disminución de 7,2% al valor exportado en el mismo período del año anterior. También la cantidad física exportada de este producto mostró una disminución del 0,3% semestral interanual.
En tercer lugar se encuentra la yerba mate, con una participación del 14,8% sobre el monto total de las exportaciones. El valor exportado asciende a 31.287.203,68 de dólares en el período analizado. Respecto al mismo período del año anterior, el monto exportado disminuyó un 15,9%, mientras que la cantidad exportada del producto no mostró variaciones.
El tabaco sin elaboraren hojas se posiciona en el cuarto lugar, con una participación del 7,9% sobre el total exportado. Su monto total en el primer semestre de 2019 fue de 16.630.929,17 de dólares. Esto representa una variación interanual negativa de -11,6%. En cuanto a las cantidades exportadas, se observa una variación positiva del 9,6%.

exporta

Si se observa la composición de las exportaciones por rubro se comprueba que tanto las manufacturas de origen agropecuario como las de origen industrial representan el 88,2% de las colocaciones en el mercado mundial. Hay una diferencia cualitativa con el crecimiento de las exportaciones, por ejemplo de Chaco, que según los últimos datos publicados por INDEC las alcanzaron los 225 millones de dólares y superó por primera vez desde 2015 a Misiones por 2 puntos. Pero en esa provincia los productos que alcanzaron su pico máximo de salida del mercado interno  fueron: cereales (principalmente maíz) representaron el 56,1% de los despachos; semillas y frutos oleaginosos (soja y girasol) representaron el 17,1% con un crecimiento interanual del 95%; extractos curtientes y tintóreos (extracto de  quebracho) con el 13,3%;  fibras de algodón, con el 7,4% exhibió un incremento de 112,5% interanual. Los principales destinos de exportación fueron Magreb, Egipto y China.

EXPORTACIONES DE LOS PRINCIPALES PRODUCTOS DE MISIONES

Variaciones porcentuales interanuales en dólares

1° SEMESTRE 2019 – 1° SEMESTRE 2018

Chart

Si se estudian las exportaciones de Misiones por producto, se observa que la pasta de papel ocupó el primer lugar, con una participación del 31,3% sobre el monto total de las exportaciones, alcanzando 66.008.953,94. El té en segundo lugar con 43.890.753,46 millones de dólares, la yerba mate con 31.287.203,68 dólares y el tabaco, sin elaborar en hojas, con ventas por  16.630.929 dólares.

Argentina exporta deforestación a China.
La deforestación sigue en alza en Argentina a la par de la exportación de granos de soja a China, según un informe de Greenpeace de marzo de este años. Argentina exporta deforestación a China, sostiene Hernán Giardini, jefe de la campaña de bosques de Greenpeace.Bueno, no es literalmente así, pero la relación es bastante lineal. Cuando la demanda agropecuaria (sobre todo soja) de ese y otros países aumenta, la tendencia es a ampliar la frontera agropecuaria, sobre todo a expensas de los bosques nativos. Para peor, en violación de la Ley de Bosques que buscaba preservarlos.
Un estudio de la organización ambientalista Greenpeace indicó que en 2018 en apenas cuatro provincias se deforestaron 112.766 hectáreas; de ellas, 40.965 en zonas calificadas por la ley como rojas y amarillas, de explotación prohibida o restringida.
Para Greenpeace, la razón de la deforestación está en el avance de la frontera agropecuaria, mayormente por la soja, pero también por la ganadería. Y añade que desde la sanción de la Ley de Bosques hasta fines de 2017 se deforestaron 2,6 millones de hectáreas, 840.000 de las cuales eran bosques protegidos por la norma.
La producción de soja de 2018/19 será de unas 55 millones de toneladas en 17,6 millones de hectáreas, lo que implica 27,5% más de producción en un área apenas inferior al ciclo anterior, según informes de la Bolsa de Comercio de Rosario. Como en el caso de los cereales trigo y maíz, la producción muestra curvas ascendentes en las áreas de siembras sobre todo desde 2015, y la mayor parte está destinada a la exportación (el país casi no consume soja).
“Es el tercer trabajo anual que hacemos de este tipo. Vemos el antes y después de los predios para verificar si hay cambio de uso de suelo, o deforestación. Nos atenemos a cuatro provincias (Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa) porque son las que en los últimos treinta años se llevaron el 80% de la deforestación”, señaló Hernán Giardini, jefe de la campaña de bosques de Greenpeace.
“A más deforestación, más alcance soja y ganadería intensiva. Si bien hay que chequear en terreno, el cálculo es que la mitad es por soja y la mitad por ganadería intensiva (y un pequeño porcentaje de girasol y maíz, si se hace rotación de cultivos)”, agregó.