José Luis Garay dejará sus funciones al frente del Ministerio del Agro y la Producción para asumir como intendente de Dos de Mayo: se va conforme, dice. Fue intendente en los períodos gubernamentales que comenzaron en 2003, 2007 y 2011.

Por Alejandro Spivak.

Jueves 28 de noviembre de 2019. El ministro del Agro y la Producción de Misiones, José Luis Garay, se va conforme de la cartera que presidió desde el 14 de julio de 2014. Deja su función al frente del Ministerio para asumir la intendencia de Dos de Mayo, cargo para el que fue elegido en junio de este año.
Desde 2014 está al frente del Agro y la producción. Antes ya fue intendente de su comuna, en las gestiones que comenzaron en 2003, 2007 y 2011.
En este repaso de su gestión y de los temas de su área, destacó que tanto la yerba como el té misionero están pasando por los mejores momentos de producción. “La yerba se está pagando por encima de los valores oficiales y el té se exporta en su totalidad”, dijo.

– ¿Por qué hay faltante de yerba mate?
– Hay una oferta restringida que está limitada a la cantidad de plantaciones que se fue manteniendo en los últimos años y, a la vez, hay una demanda sostenida que se amplió en el mercado nacional, más allá del aumento de precio. También hay un mercado de exportación que repuntó en el último año pero creo que con los trabajos que se están haciendo en los yerbales con algunas plantaciones nuevas que no son tantas como la gente prevé, en dos años la oferta y demanda se equilibrarán.

– ¿Y en el mercado exportador?
– Esperemos que esa demanda en el mercado exportador se siga incrementando y agregamos valor porque se vende a un precio superior en el mercado.

– ¿Mientras tanto qué pueden hacer las empresas ante la falta de la materia prima?
– Ese es el problema. El productor está mejorando con trabajos culturales. También tuvo que ver que el precio sostenido le permitió la posibilidad de invertir en el yerbal. No hay que olvidarse que venimos de unos años donde se incumplían los precios y, a la vez, se pagaba mal. Eso generaba que el productor no reinvierta en sus chacras y a la larga repercutía en el volumen de producción. ¿Mientras tanto? Así como al productor y al secadero hace unos años no se le pagaba como correspondía, el molinero deberá ahora hacer los acuerdos comerciales necesarios con los productores primarios y secaderos a fin sostener el compromiso para tener después el producto garantizado para la molienda.

– ¿Se están respetando los precios para la hoja verde y canchada que estableció el Inym?
– Sí. Inclusive hay zonas donde se está pagando por encima del precio oficial.

– ¿Qué vislumbra para el año que viene con respecto al precio de la hoja verde y canchada?
-En el tema yerbatero estoy convencido que andará muy bien; con este dólar a 62 pesos la exportación es muy buena.

– Ante el faltante de yerba mate, ¿está ingresando hoja verde de Paraguay, por ejemplo?
– No tenemos registro de que se esté produciendo importación de hoja verde; aunque dentro de la libertad de mercado no sería descabellado que una empresa importe yerba mate porque necesite en forma urgente. Si lo hace el costo se ubicaría muy por encima de los valores nacionales. Reitero: estoy convencido que los stocks se recompondrán en más tardar dos años.

– ¿Cuál fue la producción de yerba de este año hasta la fecha?
– Unos 800 mil kilogramos de hoja verde. Me falta el registro de los dos últimos meses, pero estoy convencido que esa cantidad de kilos la superaremos hacia fin de año.

– ¿Es un número que le cierra a la provincia de Misiones?
– Es un número importante. Igualmente creo que tenemos margen para superar con la superficie implantada que tenemos hoy porque es un proceso de precio sostenido.

– Seguramente el dólar a 62 pesos también sirve para la exportación de té…
– Por supuesto que sí. Es un buen valor del dólar, esperemos que no se retraiga.

– ¿Misiones está exportando todo el té que produce?
– Sí. Hay una pequeña porción que va al mercado nacional. En eso debemos trabajar fuertemente con promociones, como lo venimos haciendo porque en el mercado nacional el té no tiene techo y podemos crecer con un producto de calidad que tiene mucho valor agregado.

– ¿En estos cuatro años tuvo que trabajar con funcionarios nacionales que no coincidían con el pensamiento político del Gobierno misionero? ¿Cómo fue la relación político-institucional?
– Más allá de la no coincidencia ideológica con el saliente Gobierno nacional, trabajamos en conjunto. Es cierto que tuvimos algunas rispideces pero hemos trabajado en logros importantes y nos hemos plantado cuando tuvimos que hacerlo en defensa de los misioneros (para recordar: en abril de 2017 en Puerto Iguazú, el presidente Mauricio Macri planteó al gobernador Hugo Passalacqua y al ministro Garay la desregulación del precio de la hoja verde, que Misiones rechazó y el presidente retrotrajo esa iniciativa). Hemos trabajado bien más allá de que el pacto fiscal –por ejemplo- nos quitó recaudación para la provincia más por cuestiones ideológicas que de inversiones porque la verdad es que el dinero que dejaron de pagar a las arcas provinciales no lo vimos ingresar en inversiones a la provincia.

– ¿Coincide con los madereros que plantean que el gobierno de Alberto Fernández continúe con las mesas forestales?
– Sí. Es un buen ámbito porque la mesa forestal no reúne a los grandes empresarios con los Gobiernos provinciales y el Presidente sólo para hablar. Se trataban todos los temas porque participaban también la Afip, Vialidad Nacional, el Senasa y otros organismos nacionales y provinciales.

-Usted, a la fecha es el único ministro que se sabe que dejará sus funciones el 10 de diciembre para sumir como intendente de Dos de Mayo. ¿Qué ministerio deja?
– Dejo un Ministerio que está funcionando con muchos logros que serían innumerable describir. Dejo un Ministerio ordenado, participativo que atiende todas las cuestiones de la rama productiva y también con inversiones en distintos lugares de Misiones sobre experiencias en siembras de algunos cereales y de diversificación de plantaciones productivas que nos pueden otorgar vías de desarrollo para los pequeños y medianos productores.