Desde la Secretaría de Energía de la Nación se anunció que Sergio Lanziani tiene a la firma la resolución que pesifica las tarifas eléctricas. Se cumplirá así con los diseños de la campaña electoral de Alberto Fernández. El anuncio que afecta ingresos de las generadoras por 350 millones de dólares tiene contexto en el debate por la deuda externa y sobre qué sectores debe recaer la carga para cumplir con las obligaciones.

Viernes, 14 de febrero de 2020. Sergio Lanziani tiene a la firma una resolución que ajustará los ingresos de las empresas generadoras de energía en unos 350 millones de dólares durante 2020 con relación a lo que facturaron el año pasado. Informa Ecojournal, una agencia de noticias dedicada a la agenda energética, que la Secretaría de Energía publicará en los próximos días la norma que pesificará la remuneración que perciben los privados por la generación de energía en centrales que no están contractualizadas. Se las conoce en la jerga como máquinas o potencia vieja. Son centrales térmicas e hidroeléctricas que cubren casi un 60% de la demanda eléctrica del país.

sl
Sergio Lanziani.

Destaca la Agencia que la iniciativa que está a la firma de Lanziani ajustará los valores incluidos en la resolución 1/2019 de la Secretaría de Mercado Eléctrico. Son los ingresos que les corresponden a las empresas por dos componentes: la potencia disponible y la energía efectivamente generada. El ajuste que llevará adelante el gobierno impactará de plano en los ingresos de los grandes jugadores del sector, como Pampa Energía, Central Puerto, AES y Enel.
En forma didáctica, Ecojournal explica que los cambios que se introducen desdolarizan las remuneraciones que reciben las generadoras. Los montos definidos en la resolución 1/2019 están expresados en moneda dura. Con la resolución que se dará a conocer antes de que finalice el mes pasarán a estar pesificados al tipo de cambio actual.
Aunque se finalizará en los próximos días, el ajuste tendrá efecto retroactivo al 1º de febrero.
Una vez pesificados, los montos que perciben las eléctricas se ajustarán aproximadamente en un 30%. En 2019, el costo de las máquinas viejas ascendió hasta los 1.300 millones de dólares. Con estos cambios se espera que no supere los 1.000 millones.
Los valores expresados en pesos del IPC y del IPIM.
El ajuste recaerá fundamentales sobre las represas hidroeléctricas del Comahue. El gobierno redactó la resolución para volcar el recorte de ingresos sobre las hidro, tratando de no poner en riesgo la operatoria de los grandes ciclos combinados, que juegan un rol clave para cubrir los pico de demanda.
El segmento de generación dejará de percibir unos 350 millones de dólares con relación a lo que percibieron en 2019. Los privados verán recortados sus ingresos en unos 330 millones de dólares. Las hidroeléctricas binacionales en manos del Estado (Yacyretá y Salto Grande) sufrirán un recorte de 20 millones.
Los números finos fueron calculados por directivos de Cammesa, la empresa que administra el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM).