Gerardo Díaz Beltrán, presidente de la CAME, está convencido que el Gobierno nacional muestra indicios de federalismo. Respaldó el reclamo del gobernador Oscar Herrera Ahuad respecto a las asimetrías en el costo del combustible. Y cuestionó el alto porcentaje que los empresarios abonan por las retenciones a las exportaciones.

Por Alejandro Fabián Spivak.

Lunes 17 de febrero de 2020. El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), Gerardo Díaz Beltram dijo que las Pyme ofrecen el 70 por ciento del empleo formal del país y generan el 40 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) y destacó como positiva la moratoria que permitirá salvar a muchas empresas del sector “que están al borde del abismo”.
El titular de CAME está convencido que el Gobierno nacional muestra indicios de federalismo, a diferencia del gobierno anterior y respaldó el reclamo del gobernador misionero Oscar Herrera Ahuad respecto a las asimetrías en el costo del combustible.
En una entre vista con Misiones Plural también cuestionó el alto porcentaje que los empresarios abonan por las retenciones a las exportaciones.

-¿Cómo es la relación de Came con el Gobierno nacional?
-No debemos conducir una entidad con los mismos parámetros que tienen los Gobiernos nacionales. La dirigencia empresaria debe responder al sector empresario con sus intereses y obligaciones porque las transformaciones se deben hacer hacia adentro y hacia afuera y con mi gestión, rodeado de muchos dirigentes hemos construido una Came totalmente democrática y federal, con una Came que no es presidencialista; es decir que está manejada por un consejo directivo, que a mí me toca la responsabilidad de presidir.

– ¿Cree que este Gobierno será verdaderamente federal?
-Hay indicios de un planteo federal; pero para que se concrete realmente depende de las Pyme y esa es la articulación que debe tener Came con el Gobierno nacional. No hay posibilidad de que la Argentina se desarrolle si no admitimos que existen regiones disímiles entre ellas que tienen fortaleza y debilidades y, ahí está en trabajar con las fortalezas para mitigar las debilidades. No se puede trabajar sin ver que existen realidades diferentes y, esto no lo vio el gobierno nacional anterior.

-¿Todavía hay un fuerte centralismo?
-Sí, pero reitero este Gobierno nacional está dando los primeros pasos para que ese centralismo deje de ser tal. En eso también estamos trabajando los dirigentes empresariales porque estoy convencidos que las industrias generan innovación, mano de obra y desarrollo en la región donde estén ubicadas. Las Pyme tienen las características que en tiempos de vientos a favor están y se las nota y en tiempos de vientos a en contra seguimos estando, sin especulación y sosteniendo el entramado social porque ofrecemos el 70 por ciento del empleo formal del país y generamos más del 40 por ciento del PBI. El federalismo no es una ilusión o una intención.

– ¿Si usted tendría hoy una cierta cantidad de dinero disponible lo pone en la timba financiera bancaria o arma una Pyme?
-Si esa pregunta me la hacía hace un tiempo atrás no lo dudaba y le contestaba que la ponía en el banco. Hoy intento armar o ampliar una Pymes, siempre y cuando el sector productivo esté por encima del especulativo.

-¿Cómo analiza la moratoria impositiva que lanzó el Gobierno nacional?
-Desde la Came estamos absolutamente de acuerdo. Es una excelente decisión política del Gobierno nacional. Esta moratoria impositiva está dentro de tres patas que plantea la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. La segunda etapa que proponemos desde la Came es que el gobierno nacional empiece a trabajar sobre el sistema financiero; hay por lo menos 15 mil Pyme que están por ser ejecutadas por los bancos, por eso desde la Came le estamos pidiendo al Banco Central que busque la manera para que esas Pyme no desaparezcan. En tal sentido es una excelente medida el lanzamiento de líneas de créditos para las Pymes del banco Nación a una tasa que se ubica entre el 27 y el 29,7 por ciento anual. Aún es alto el crédito, pero marca el camino al resto de la banca pública provinciales y privadas que deberán acompañar y tener tasas acordes. El tercer aspecto que está pendiente aún pero que tiene relación es la reactivación del mercado interno porque el 90% de las Pymes viven deeste mercado. Esta mesa de tres patas si comienza a articularse hacen al federalismo que plantea el gobierno nacional.

-Pero a la vez, ¿qué se debe hacer con aquellas Pyme que tomaron créditos a tasas que superan el 90 por ciento?
-Se deben reperfilar las deudas financieras de las Pyme. Estamos preocupados por reperfilar la deuda argentina y estamos de acuerdo de ello, pero a la vez como dije se debe reperfilar las deudas de las Pymes con los bancos que suman más de 400 mil millones de pesos.

-El Gobierno nacional aún no llegó a cumplir tres meses. ¿No se le está pidiendo demasiado en tan poco tiempo de gestión? ¿Tiene los 100 días que siempre se les otorga a los Gobiernos?
-Desde la Came vamos aportando desde nuestra experiencia y la convicción de lo que necesitan las Pyme y somos absolutamente consientes de la etapa que está viviendo el Gobierno nacional y el país. Si en algo se caracteriza Came es en advertir, pero automáticamente hacemos la propuesta y es el Gobierno quien la toma o la deja. Es poco tiempo del Gobierno nacional; la situación es muy compleja, pero hay indicios que demuestran que para las Pyme se comenzó transitar un camino que es el correcto.

-Usted habló de tres patas. ¿No cree que falta una más que tiene que ver con las retenciones a las exportaciones; ya que las Pymes exportadoras plantean que son muy altas?
-Las retenciones no es un impuesto regresivo más para las economías regionales. Son cuestionables, más partiendo de la premisa que estamos en unode los países que lidera la presión tributaria a nivel mundial. Indudablemente que esa economía regional, que es el primer eslabón productivo debería tener cada vez más alivio fiscal. El productor chico no es exportador pero el exportador de esas líneas de productos le termina cargado al productor chico parte de las retenciones, entonces indudablemente le termina afectando. Hay que segmentar para que los grandes exportadores no se la cobren al pequeño productor.

-En España se puso un límite a la instalación de hipermercados porque, en cierta forma “matan” a los medianos y pequeños comerciantes. ¿Coincide con la postura del Gobierno español?
-Yo propicio el libre mercado, pero esto no significa libertinaje. Es indudable que se debe buscar la convivencia y a sabiendas de donde está ubicada la Came. Nosotros apoyamos la Ley de Góndola porque le dará protección y oportunidades a los pequeños productores e industriales que deseen convertirse en proveedores de grandes superficies.

-Quiero ponerme del lado del consumidor del interior por un momento, que pagan mucho más caro los productos y a la vez a la mayoría de las ciudades no llega el programa precios cuidados por ejemplo…
-Pongamos como ejemplo una provincia chica. Primero la distancia; se está lejos de los centros de consumo para sacar la producción y estamos lejos de los centros donde se compran los insumos para elaborar y producir los productos, máxime en un país que tuvo un descontrol de precios y del costo de los servicios, flete, impuestos, entre otros. Además, se debe tomar en cuenta la capacidad de compra. Cuando una empresa pierde su capacidad de compra, seguramente nocompra bien y, por lo tanto, vende mal y eso se debe trabajar porque se debe buscar una forma de proteger a un entramado social que tiene directamente relación con la producción, el comercio y servicios de provincias que están alejadas de los centros de consumo.

-De entre las asimetrías que estamos hablando está la que planteó el gobernador de Misiones Oscar Herrera Ahuad, que tiene que ver con la diferencia en el precio de los combustibles (en Misiones se paga entre un 10 y 12 por ciento más aproximadamente el litro de combustible).
-Desde la Came acompañamos el reclamo que hizo el Gobernador de Misiones. Siempre hemos planteados, desde que yo estaba al frente de la Confederación Económica de Misiones que no podía ser que en Misiones se pague entre un 10 y un 12 por ciento más caro el combustible. Por lo menos se debería analizar el precio del gosoil, en Misiones los tractores, camiones automóviles y camionetas gasoleras se utilizan para trabajar no para pasear. Se debe partir de cosas básicas para ir eliminando las asimetrías terribles que existen entre el país central y el interior que principalmente se plantea en la cadena productiva.

-Hace décadas que se viene hablando de la hidrovía, los puertos, de la habilitación del río Paraná, entre otros para sacar los productos desde el Nea, por ejemplo, hacia Buenos Aires; mientras las autoridades nacionales hablan, los paraguayos usan este río desde hace años….
-Es la discusión de siempre que tiene la Argentina. Esto demuestra que hay intereses que hacen que quede postergada la habilitación de los puertos, el despegue de los ferrocarriles, entre otros. Queda demostrado que hay corporaciones que no están dispuestas a ceder y, en esto debe estar la decisión política y el acompañamiento de los sectores para que se destraben estos temas. Se debe pregonar por las vías navegables y trenes desde las regiones a los grandes centros de consumos y a los puertos exportadores.