La obra de la unidad de salud para inimputables, ubicada en el predio del Hospital de salud mental Ramón Carrillo, en Posadas, se encuentra en últimas fases de construcción y próxima a su puesta en funcionamiento. El edificio fue planificado por el Estado para cubrir las necesidades sanitarias de las personas consideradas inimputables por la Justicia misionera.

Miércoles, 29 de abril de 2020. La construcción del edificio que albergará la unidad de salud para inimputables de Misiones están próxima a concluir. Restan trabajos menores y el mobiliario para su puesta en funcionamiento.

El proyecto comenzó hace tres años con el informe que la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) presentó a los poderes del Estado, donde explicitó la situación de los reclusos considerados inimputables de la Unidad Penitenciaria de Loreto.
La realidad que envuelve a los que declarados inimputables es copleja y multifacética. Eduardo Scherer, presidente de la CPPT sostuvo que “en su gran mayoría, estas personas forman parte de familias de escasos recursos, que no cuentan con los medios económicos para brindarles una asistencia médica como corresponde. Muchos de ellos vienen de lugares de extrema pobreza, abandonados, impedidos de tener acceso a terapias o atención médica profesional y una vez devenidos en delincuentes. Pasan a estar encerrados de por vida, o bien, hasta que se pueda demostrar clínicamente que ya no son peligrosos para sí o para terceros”.
Las personas inimputables padecen trastornos mentales considerados de riesgo, por lo que no pueden conocer ni entender la criminalidad de sus actos. “Seguramente, muchos de ellos han cometido graves delitos, pero debemos entender que son personas y que por su grado de alteración mental están enfermas. Deben ser tratadas como tales en el ámbito que corresponda y este ámbito es el de la salud”, explicó Scherer.
El Presidente de la CPPT recorrió las obras de la unidad que se encuentra en el predio del hospital Ramón Carrillo de Posadas, en compañía de la ministra del Superior Tribunal de Justicia, Liliana Picazo.

Scherer destacó el papel del Estado a la hora de contener la problemática que afectan a estos reclusos. “Es de suma importancia destacar la decisión de las autoridades del Gobierno de la provincia en propiciar instalaciones adecuadas para el funcionamiento de este centro de salud para un grupo de personas que forman parte de la más cruenta marginación social”, concluyó.

unidad de salud para inimputables (1)
Eduardo Scherer junto a Liliana Picazo recorrieron el edificio.

unidad de salud para inimputables (4)

unidad de salud para inimputables (3)

unidad de salud para inimputables (2)

fotos: CPPT.