El presidente aseguró que poner en marcha un plan de viviendas “no necesita más que la decisión política de hacerlo” y destacó que además es una gran generador de empleo, sobre todo en el marco de la pandemia.

Jueves 14 de mayo de 2020. El presidente Alberto Fernández aseguró que poner en marcha un plan de viviendas “no necesita más que la decisión política de hacerlo” y destacó que además es una gran generador de empleo, sobre todo en el marco de la pandemia y la falta de actividad y también con los cuidados necesarios, en una conferencia de prensa que brindó en la residencia de Olivos.
Fernández anunció hoy que se destinarán 29 mil millones de pesos para créditos para construcción y refacción de viviendas, en un “ambicioso” proyecto que prevé generar unos 750 mil puestos de trabajo hasta fin de año.
Aseguró que es “imprescindible” recuperar el valor de la “solidaridad” y dijo que esta pandemia “demostró lo poco solidarios” que fue la Argentina dejando al menos a 9 millones de personas que estaban “sin vínculo con el Estado” y dejó claro que con el plan de viviendas está la Nación “recuperando ese concepto”, ya que permite que alguien tenga “un baño digno, una habitación más o construir su propia casa”.
El Presidente rechazó la teoría de la “meritocracia” y advirtió que una persona “muy inteligente que nace en la pobreza no tiene las mismas posibilidades que un mediocre nacido en la riqueza” y, por eso, remarcó que “la solidaridad es fundamental para que todos tengan la misma oportunidad”.

Puntos centrales del Plan Argentina Construye

Se trata de un programa federal de inversión pública que llevará adelante el Estado Nacional para responder a la emergencia económica y atender el déficit habitacional en todo el país.
Estos son los lineamientos del plan Argentina Construye.

● Contempla la creación de 750.000 puestos de trabajo genuino directo e indirecto para los argentinos y las argentinas entre 2020 y 2021.

● Busca dinamizar la obra pública, privada y de todas las industrias relacionadas a la construcción.

● Implica una inversión de 28.992 millones de pesos en los próximos meses. Con este aporte, se proyecta la construcción de 5.500 nuevas viviendas que se suman a las más de 30.000 en las que el Estado ya está trabajando.

● Generará en los próximos meses nuevos lotes urbanos con servicios disponibles para la construcción de viviendas. También se desarrollará equipamiento comunitario atendiendo la emergencia en coordinación con organizaciones sociales de todo el país.

● Abordará además el déficit cualitativo habitacional, a través de 200 mil microcréditos para la compra de materiales y la refacción de 42.900 unidades, con especial atención en los núcleos sanitarios del NOA.

● Permitirá que 4.000 organizaciones de todo el país, que realizan tareas esenciales en los barrios populares, reciban subsidios para la compra de materiales con los que podrán acondicionar espacios comunitarios.

● El programa se llevará adelante en articulación con gobiernos provinciales, municipios, organizaciones de la comunidad, pyme, cooperativas, mutuales, gremios y empresas de servicios públicos.