Aunque impensada, la pandemia de Covid 19 encontró a Misiones preparada a partir de las inversiones permanentes que se realizan en salud pública y la atención constante al sector comercial con programas y acompañamientos, dijo el gobernador Oscar Herrera Ahuad en la frontera de Bernardo de Irigoyen (foto), donde recibió a Misiones Plural. También admitió que la existencia de pasos clandestinos hacia Brasil representan un grave problema sanitario. Pidió a los comités de crisis que trabajen esa problemática.

Domingo 14 de junio de 2020. El gobernador Oscar Herrera Ahuad admitió el peligro sanitario que implica la existencia de pasos clandestinos hacia el Brasil, sobre todo en la zona de frontera secas y de los ríos San Antonio y Pepirí Guazú, en el nordeste misionero. También reconoció, en ese sentido, la labor que realizan la policía de Misiones y las fuerzas de seguridad nacionales para evitar el cruce clandestino y con ello, sobre todo, la propagación de coronavirus.
Misiones tiene sus fronteras cerradas con Paraguay y Brasil a causa de la pandemia de Covid 19, pese a las presiones de Brasil para reanudar el tránsito vecinal y migratorio.
El gobernador misionero se reunió en Bernardo de Irigoyen con el intendente local, Guillermo Fernández, y el comité de crisis municipal, con quienes analizó justamente el trabajo sanitario que realizan y las acciones de cuidado en el paso fronterizo, acompañado por el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez, y el diputado del Frente Renovador, Martín Cesino. El grupo mantuvo varias reuniones y observó los pasos de Migraciones y de Aduana en la frontera con Dionisio Cerqueira, Brasil.
En Bernardo de Irigoyen, Herrera Ahuad recibió a Misiones Plural.

-Existe mucha preocupación en localidades fronterizas con Brasil donde el transporte de cargas está habilitado. El intendente de San Javier, Matías Vilchez, dijo que si por él fuera cerraría el puerto ante la situación epidemiológica que vive la vecina Porto Xavier (de un día para el otro detectaron 20 casos de Coronavirus). ¿Cuál es su opinión ante la preocupación del jefe comunal y la imposibilidad de cerrar el paso fronterizo para el transporte de cargas?
– Los que vivimos muchos años en el interior de la provincia y particularmente esta zona (muchos años ejerció como médico en la localidad de San Pedro) sabemos que los lugares más seguros son los pasos fronterizos. Recorrí los dos pasos fronterizos habilitados y vi la extrema seguridad sanitaría que hay con las personas que cruzan desde Misiones hacia Brasil y viceversa. Está todo estrictamente controlado, incluso el cuidado de las playas donde se estacionan los camioneros. Insisto: hay un estricto control sanitario que hace que la trazabilidad esté garantizada. El verdadero problema lo tenemos en los pasos clandestinos donde quien trae cosas todos los días desde el Brasil, por ejemplo lo sigue haciendo y nadie dice nada. Este es el tema que muchas veces hablamos en los comités de crisis municipales porque en las ciudades sabemos quiénes son las personas que cruzan casi a diario en forma clandestina. Ante ea situación solicité y solicito a los comités de crisis municipales que se trabaje en la seguridad social ya que si la logramos, por añadidura tendremos seguridad sanitaria.

-Hace un año, luego de ganar las elecciones del 2 de junio de 2019, comenzó a diagramar su política de Gobierno para los próximos cuatro, donde esta pandemia no estaba incluida. El 10 de diciembre asumió con un escenario sanitario y a los dos meses la realidad era otra, inimaginable…
-Es difícil responderle. Cambió la modalidad de gestión y de trabajo no sólo en Misiones sino en el mundo, pero en un mundo globalizado siempre tenemos que estar preparados. La fortaleza de la provincia está en haber ido construyendo un sistema de Gobierno con respuestas para las distintas circunstancias. Para Misiones esta es la sexta epidemia que nos toca pasar en tan solo una década: tuvimos que sortear la fiebre amarilla, el dengue y la gripe A, entre otras. Pero gracias a las inversiones que el Frente Renovador viene realizando en salud desde el año 2003 a la fecha, nos permite estar mucho mejor preparados. Tenemos hospitales con excelente tecnología con ampliación de camas, con personal. La semana que viene tenemos previsto inaugurar el nuevo hospital en San Vicente de alta complejidad. Esto lo podemos hacer porque, como le dije, venimos con una construcción fuerte en el sistema sanitario. En cuanto al sistema de seguridad estamos muy bien y en el marco de la planificación de Gobierno en las cuestiones económicas, Misiones no paró su actividad económica en estos cuatro meses de pandemia y esto marca que cuando se tiene seguridad de donde se van dando los pasos, las distintas actividades económicas se pueden ir desarrollando y cada actividad que reabrimos se transforma en segura. Nunca definimos a Misiones como una provincia por etapa sino que fuimos a rubros focalizados, lo que nos permite tener una población controlada pero nunca debemos bajar los brazos porque en una pandemia el virus está en cualquier lugar. El mensaje es seguridad, tranquilidad y, sobre todo no tener miedo.

-Usted es una persona con mucho contacto con la gente. Ese contracto está restringido. ¿Se imagina el día posterior, cuando todo vuelva a la normalidad?
-Yo vengo diciendo que la humanidad camina por un gran túnel. La luz al final del túnel se verá cuando haya una vacuna o un remedio que cure esta enfermedad. En Misiones vivimos el día a día pero con una mente prospectiva a todas las actividades que podamos ir desarrollando y la vamos cumpliendo porque estamos inaugurando hospitales, se están llevando a cabo obras públicas, hay desarrollo productivo, etcétera. Este tiempo nos dio la oportunidad de pensar en todo el trabajo en línea que fue eficiente, en una educación disruptiva que pudimos ponerla en práctica. El día después será un día de normalidad; debemos vivir los tiempos que vive la humanidad y como misioneros debemos llevar adelante nuestras políticas públicas de seguridad y tranquilidad para la gente.

Herrera B Irigoyen