La comunidad está dividida en esa opinión. Unos bregan por la unidad y otros por la separación. Mientras, el proyecto avanza en la Legislatura misionera y las discusiones, a través de los medios de comunicación y redes sociales, son cada vez más encendidas, hacia una y otra opinión.

Miércoles 1 de julio de 2020. La Cámara de Diputados de Misiones analiza la creación del municipio 76, el de Salto Encantado, que surgirá –de aprobarse la Ley- de la división del actual Aristóbulo del Valle, para transformar en un municipio de segunda categoría al hoy barrio dependiente de esta comuna.
En ese sentido, el lugareño Raúl “Rulo” Bregagnolo, ambientalista, fotógrafo y exconcejal de su ciudad, emitió una opinión donde reclama que se consulte a la población sobre esa división y que no salga únicamente de un proyecto de Ley sin que esté avalada por la opinión del pueblo.
La comunidad está dividida en esa opinión. Unos bregan por la unidad y otros por la separación. Mientras, el proyecto avanza en la Legislatura misionera y las discusiones, a través de los medios de comunicación y redes sociales, son cada vez más encendidas, hacia una y otra opinión.
Publicamos a continuación la opinión que hizo circular Bregagnolo:

“Salto Encantado: la imposición de un nuevo municipio”

Leído y analizado el proyecto de ley que tuvo Dictamen de Comisión con 23 Artículos en la Cámara de Diputados de la Provincia, me hacen reflexionar sobre algunas cuestiones que considero ayudan al debate. No dudo de que en breve será Ley, porque claramente desde el oficialismo legislativo se promueve y el mandato es orden, lo que molesta, no que Salto Encantado sea Municipio.
Tiempo atrás bregué como tantos, por la unidad, por la equidad, pero sobre todo para que la vecindad debata en una mesa plural la conveniencia o no, de dividir al Paraíso de Saltos y Cascadas. Y sostengo que esa decisión la debe tomar la Población, no una ley impuesta por personas que hoy legislan y poco conocen de la idiosincrasia local. Lamentable en tiempos que la Democracia debe alimentarse y fortalecerse de buenos ejemplos. La Carta Orgánica Aristobuleña en su Artículo168, del Capítulo Segundo, establece la Consulta Popular, una herramienta que bien podría servir para generar el debate y la oportunidad de saber si se está a favor o en contra de la Municipalización. Los Diputados no han considerado al tesoro más preciado de un Municipio: sus habitantes.
En el Artículo 2 del Dictamen se fijan los límites. Cuáles son los criterios? A qué responden?. Salto Encantado será un Municipio de 2da. La Comisión Asesora para el Ordenamiento Institucional, apenas la tercera parte está conformada por Vecinos de Salto Encantado cuando debería haber más participación.
Desde siempre los vecinos aquí hemos hablado del “4” y del “12”, Aristóbulo del Valle y Villa Salto Encantado respectivamente, supongo para evitar largos nombres y sirva esto para aclarar que no es ni ha sido discriminación como tiempo atrás algunos consideraban.
La idea de la municipalización sin dudas siempre viene de un sector de Villa Salto Encantado, algunos con cargado resentimiento, broncas y otros por convicciones, ambos casos con sus razones justificadas, podamos o no coincidir. Es decir, la idea independentista siempre ha venido desde allí. No es el primer intento y esto lleva años de análisis por personas del 12 y del 4 y algunas otras que no son de aquí.
Siempre he defendido la identidad y las diversidades de lo que sea y hasta he buscado en los periodos que estuve de Concejal, cuestiones, modos, actividades, eventos, características que den identidad diferente a ambos núcleos urbanos, digo motivos como para justificar una “separación”. No las he encontrado. Vecinos del 12 y del 4 trabajan, estudian en un lado y viven en otro, son apenas 2 km en que distancian casas de un núcleo de otro. Compartimos bellezas naturales a través de un Parque Provincial, que contiene al maravilloso Salto Encantado y al Valle del Cuña Pirú, compartimos sectores productivos, compartimos identidad.
Años atrás sin dudas hubo postergación en obras públicas principalmente. También se supo que los tributos municipales eran muy escasos y el recupero de las pocas obras públicas era casi nulo, quizás en rechazo o resistencia a seguir unidos. Luego, recuerdo cuando Maurice Closs fue Gobernador, el derrame de obras fue prácticamente proporcional en ambos núcleos urbanos, inclusive hay una terminal de ómnibus que allí en el 12 no funciona como tal, siendo una obra que ha costado mucho y no cumple con el fin. Se ha trabajado fuerte allá por el 2006 en un Plan Estratégico Municipal que determinaba áreas de desarrollo habitacional, industrial y hasta la unión del 4 con el 12 a través de la traza de la ex ruta 14, mediante complejos habitacionales, infraestructura vial, que descongestione el tránsito y evite riesgos a los ciudadanos locales, tratamiento paisajístico inclusive.
Los Diputados en su mayoría no conocen a fondo la idiosincrasia local y hasta me atrevo a desafiar que varios ni siquiera conocen de leyes y hasta de Autodeterminación, o de autonomías municipales. A ellos les recuerdo que Aristóbulo del Valle tiene Carta Orgánica desde 2012 y dividir por Ley a un Municipio, a una población, sin consulta previa, sin respetar las voluntades de las mayorías, me parece una falta total de respeto a la Libertad de decidir. Más allá de que las mayorías quieran o no la municipalización. Y eso debe respetarse. Es decir, la decisión de la Población que sea ley. No algo impuesto.
Considero que hay que sentarse en una mesa grande, dejando de lado intereses mezquinos, orgullos, resentimientos, pujas y ver más allá, trabajando como una Comunidad en su conjunto, porque las distancias son cortas, somos pocos habitantes, nos conocemos mucho casi todos y bien podemos compartir espacios comunes y construir una sociedad unida que nos permita crecer en armonía entre vecinos.
Sugiero, antes que otra vez otros que no viven aquí siquiera, mediante una Ley creen o dividan al Municipio, que se haga una Consulta Popular, vinculante, que convoque a todos los ciudadanos del Municipio de Aristóbulo del Valle y que recién ahí la decisión, en caso de división, sea Ley. Es necesario que se analicen los pro y los contra de la división, que no terminemos siendo una Sociedad dividida por mezquindades y porque además no es lo mismo ser cola de León que cabeza de ratón…
No me aparto a esta altura que Salto Encantado sea Municipio, pero creo no es el momento y falta debate para analizar pros y contras. Falta lo más importante, saber si los pobladores quieren o no esta división. Después vendrán el Escudo, la bandera, la Carta Orgánica. Seremos dos Ciudades pintorescas con Alma de Pueblo.
Sería muy productivo, que se genere un foro con debates analíticos, profundos y por sobre todo respetuoso de los pensamientos de los lugareños de la Comuna. Y está claro que luego cada uno deberá seguir trabajando en lo que sabe y entre los vecinos nos seguiremos cruzando en el mercado, en las cooperativas, en las misas, bodas, velorios y todo evento social que se realice, como debe ser, pero siempre a favor del bien común.

Ilustración: fotografía del Salto Encantado, de Rulo Bregagnolo.