El Movimiento al Socialismo boliviano advierte sobre la intención del Gobierno golpista de excluir a Luis Arce de las próximas elecciones. La crisis política, sanitaria y económica golpea a Bolivia.

Jueves 2 de julio de 2020 (Prensa Latina). El Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) reiteró este miércoles la denuncia de intentos de exclusión de su candidato Luis Arce de las próximas elecciones, por parte del gobierno de facto.
La organización, con más apoyo popular en el país sudamericano, atribuyó en un comunicado la estrategia oficial de apartar de los comicios al político y exministro de Economía a la sensación de derrota anticipada reinante en el Ejecutivo golpista.
‘La certeza del fracaso electoral de la candidatura del gobierno de facto desencadenó una acción desesperada y violenta del régimen de (Jeanine) Añez’, explica el texto divulgado este miércoles por el MAS-IPSP.
Por esas razones, denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional que las autoridades ‘pretenden inhabilitar a nuestro candidato a la Presidencia de Bolivia por el MAS-IPSP, Luis Arce Catacora’.
La aprobación por parte del Tribunal Electoral del calendario rumbo a los comicios desbarató los planes del Gobierno de facto para prorrogarse en el poder, asegura el comunicado.
El texto recuerda que los órganos constitucionales viabilizan las elecciones para el 6 de septiembre, porque el actual ejecutivo anunció al llegar al poder en noviembre la convocatoria a esa consulta ‘en un plazo de tres meses’.
Los golpistas trabajan para celebrar los comicios en esa fecha a causa también de la actual crisis sanitaria, política y económica que exige el pronto retorno de la democracia plena a Bolivia, según el texto del Movimiento al Socialismo.
Según la denuncia, ese apremio del ente comicial frustró además el intento oficial ‘de destruir al MAS-IPSP y ejecutar una reforma neoliberal anticonstitucional para privatizar nuestras empresas estratégicas’.
La declaración del MAS critica también ‘la lógica gubernamental corrupta en las compras de medicamentos y equipos de bioseguridad con recursos que debían ser destinados a la lucha contra la pandemia’.
El texto repara en especial en los casos de sobreprecios que involucran a altas autoridades de gobierno, lo cual agudizan la crisis sanitaria y económica frente a una enfermedad que causa cada día más víctimas en el país plurinacional. Otro comunicado difundido en Twitter el pasado 16 de junio por la organización izquierdista, de base indígena, campesina y de otros sectores, reveló similares intentos del gobierno de facto de excluirla de los venideros comicios en ese país sudamericano.
El MAS recordó que el 15 de junio el Tribunal Supremo Electoral (TSE) presentó una querella por presunto fraude en las elecciones de 2019, pero ‘la formuló de manera general porque en siete meses no se presentó ninguna prueba’, señaló.
Aquella acción, orientada a proscribir al MAS-IPSP e inhabilitar a todos los candidatos del pueblo para las elecciones, puso en duda la imparcialidad del TSE, afirmó el movimiento en su denuncia de mediados junio.

El candidato, Luis Arce

Luis Alberto Arce Catacora es un economista, catedrático de universidad y político boliviano. Fue el ministro de Economía y Finanzas de Bolivia en dos ocasiones; la primera vez desde el 23 de enero de 2006 hasta el 24 de junio de 2017 y la segunda vez desde el 23 de enero de 2019 hasta el 10 de noviembre de 2019, durante el primer, segundo y tercer gobierno del presidente Evo Morales Ayma. Luis Arce fue reconocido internacionalmente como el principal impulsor y artífice del crecimiento económico de Bolivia suscitado entre 2006 y 2019.