El gobernador Oscar Herrera Ahuad reconoció que existen parajes que desean convertirse en municipios, como Dos Hermanas, Fracrán y Paraíso y recordó que Salto Encantado ya no pertenece a Aristóbulo del Valle. También pidió que los ciudadanos misioneros sean responsables en cuanto al cuidado sanitario.

Miércoles 29 de julio de 2020. Tras la puesta en funciones del flamante interventor de la localidad de Salto Encantado, Andrés Pedkowa, el gobernador Oscar Herrera Ahuad dijo que “en estos días tendremos un plan de trabajo que debe ser aprobado por el interventor y su equipo de trabajo” y admitió que varios lugares trabajan para crear sus municipios. “La política del presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira, y del Ejecutivo es escuchar a todos y analizar el desarrollo de las actividades económicas, culturales, educativas y sociales de esos lugares y, a partir de esos análisis se toman las decisiones. Además de Salto Encantado, Fracrán, Dos Hermanas, Paraíso, están trabajando en sus autonomías, pero requiere de un trabajo pormenorizado como se hizo con Salto Encantado y Pozo Azul para que después el desarrollo en la organización institucional sea mucho más sencillo”, explicó.
Con respecto a las elecciones de 2021 donde Aristóbulo del Valle elegirá además concejales y en la actualidad el padrón electoral incluye a electores que residen en Salto Encetando, Herrera Ahuad dijo que “una vez que los padrones estén estipulados el municipio de Salto Encantado tendrá su padrón y elegirán concejales junto con el intendente en 2023”.
También se refirió a las fiestas clandestinas con más de 70 personas que el fin de semana detectaron en el barrio Itaembé Guazú de Posadas, en Eldorado y en Puerto Iguazú. “Debemos seguir apelando a la responsabilidad social. La situación del marco regional es muy compleja y si los misioneros no somos responsables en nuestros actos y actitudes la situación se convertirá en muy compleja. Misiones tiene 1,2 millones de habitantes y no podemos disponer de un efectivo policial y un médico para cada habitante. Tampoco tenemos la posibilidad de controlar los 300 kilómetros de frontera con Brasil. Requerimos de la responsabilidad de los ciudadanos, por eso más allá de los controles apelo a que la gente entienda en que debemos tener responsabilidad social”, reclamó.