Se sancionó anoche la ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística. Los diputados Luis Pastori y Alfredo Schiavoni actuaron en contra por obediencia debida con órdenes de sus partidos nacionales.

Miércoles 2 de septiembre de 2020. En una bochornosa actitud propia de la antipolítica, la alianza Juntos por el Cambio intentó boicotear ayer martes la sesión de Diputados en el Congreso de la Nación. Representantes de todas las provincias y fundamentalmente de las turísticas se vieron sometidos a presiones cruzadas para dar quórum o hacer caer la sesión. El fondo el debate no era la forma sino el contenido de la ley que ya tenía media sanción del Senado en favor de uno de los sectores más perjudicados por la pandemia.
Ocho horas discutieron el cómo sesionar dejando de lado las demandas de empresarios y trabajadores. El decadente y triste espectáculo protagonizado por la bancadas de JxC comportándose en el recinto de forma similar a las hordas que mueve el neo fascismo por las redes termina alimentando al huevo de la serpiente.
En el lenguaje y en la lógica de las exposiciones deja ver que así como el PRO terminó colonizando a la UCR en la alianza con la que llegaron a la Presidencia en 2015, al mismo tiempo el sometido logró contagiarlos con el virus de la retórica vacía de los tribunos radicales.
De todos modos, después de las largas horas de discusión por los procedimientos, discusión con el espejo y para los diarios, la Cámara Baja sesionó con las reglas aceptadas por la mayoría de los bloques y así convirtió en ley el proyecto sobre Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional y el régimen de sanciones a la pesca ilegal.

Jornada tensa

El Mensajero, el portal especializado en turismo, cronicó la jornada llena de tensión donde la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de sostenimiento y reactivación del turismo, sobre la que Juntos por el Cambio aseguró que recurrirá a la Justicia. Fue una jornada repleta de tensión, polémica e incertidumbre en la Cámara de Diputados de la Nación. Tras ocho horas de reunión en la Comisión de Labor Parlamentaria para encontrar un consenso en torno al protocolo para sesiones remotas, la sesión se pospuso tres veces y recién se llevó a cabo cerca de las 20. El interbloque de Juntos por el Cambio se negó a aceptar la renovación del protocolo por otros 30 días y pidió sesionar de manera presencial. Si bien no hubo acuerdo a raíz de la postura de este sector de la oposición, el debate tuvo lugar y, finalmente, se le dio la media sanción que le faltaba al proyecto de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, con 127 votos afirmativos y dos abstenciones de los legisladores del Frente de Izquierda.
Más allá de eso, ahora resta saber si el conflicto político desatado ayer podría complicar la puesta en marcha de la ley. Es que apenas finalizó el largo cónclave en la comisión, Juntos por el Cambio anunció que irá a la Justicia para impugnar la sesión por entender que se desarrolló bajo la modalidad telemática sin tener el pleno consentimiento de los integrantes de la cámara. “Si nosotros permitimos que el Congreso viole los reglamentos y no hacemos nada, sería una catástrofe a futuro”, le explicó a Mensajero uno de los diputados de ese espacio. En ese caso, podría haber una marcha atrás y la ley de asistencia al turismo debería volver a discutirse. “Si judicializan esto dejarán sin ley a hoteleros, comerciantes y gastronómicos”, advirtió Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación.
El oficialismo decidió avanzar igual con el debate, aduciendo que había consenso con respecto al protocolo. “Uno de los bloques no llegó a un acuerdo para sesionar telemáticamente. Quieren sesiones presenciales y condicionar la agenda parlamentaria. En este momento hay quorum en el Congreso. A veces el consenso supone unanimidad y a veces una mayoría”, argumentó el presidente de la HCDN. En tanto, el interbloque que agrupa al PRO, a la UCR, a la Coalición Cívica y a otros partidos decidió sentar bajo protesta a sus diputados (sin dar el presente) en las bancas durante la sesión, de la que sí participaron los otros espacios políticos a través de una videoconferencia.
Minutos antes del inicio, Massa le envió un mensaje claro a la industria: “Les quiero transmitir tranquilidad a los operadores turísticos. Hoy van a tener ley. Quiero invitar a Juntos por el Cambio a que mire hacia adentro. Nuestra responsabilidad es darle leyes a Argentina y la incomprensión de un sector no va a detener el funcionamiento del parlamento”. Por su parte, la legisladora Mónica Frade, durante el debate previo al tratamiento, le advirtió al oficialismo que cuiden a los beneficiarios de las normas votadas ayer porque “son leyes que están viciadas”.
De esta manera, con este panorama insólito, salió la tan ansiada legislación para ayudar a mantener a flote a las empresas del rubro. El proyecto se votó sin modificaciones, aunque hubo dos propuestas para agregar algunos puntos al texto. Por ejemplo, Romina Del Plá, del Frente de Izquierda, propuso agregar un artículo que contemple el pago de 30.000 pesos por mes para monotributistas, mientras que José Luis Ramón, de Unidad y Equidad Federal, sugirió cambiar el punto referido a devoluciones y cancelaciones. Sin embargo, Carlos Heller no hizo lugar a los comentarios y la ley se sancionó tal cual había salido desde el Senado.

Los privados, satisfechos

Tras largos meses de negociaciones, idas y venidas, las cámaras empresariales del sector celebraron la sanción de la ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional. Una de las que emitió un comunicado pocas horas después fue FAEVYT. “El paso dado con esta ley representa un alivio fundamental para las agencias de viajes, contemplando su rol de intermediación y promoviendo la reprogramación de los viajes contratados durante la pandemia. Vamos a seguir trabajando junto al ministro Matías Lammens, su equipo y todos los referentes de la industria, impulsando acciones e iniciativas que acompañen la reactivación”, aseguró su presidente, Gustavo Hani.