El periodista se convirtió en un referente de la cultura de la ciudad de Posadas, que acaba de cumplir 150 años.

A 74 años del asesinato a balazos del poeta y periodista Manuel Antonio Ramírez la Sociedad Argentina de Escritores Misiones (Sadem) con el apoyo de la Secretaría de Estado de Cultura trabajaron para poner en condiciones la tumba del escritor en el cementerio La Piedad.
Belén Silva presidenta de la Sadem junto al socio Leonardo Duarte del grupo Posadas del Ayer y el Ministro de Cultura Joselo Schuap llevaron adelante una ofrenda floral en su memoria.
“Esta acción busca ser el puntapié inicial para un circuito de rescate de nuestros héroes culturales” dijo Belén Silva a lo que agregó: «es llamativo el abandono al que puede caer alguien tan pronunciado como Ramírez, epónimo de nuestro anfiteatro…” “…afortunadamente contamos con un Ministro de Cultura presente, que con celeridad aportó los recursos económicos y humanos para cristalizar esta idea”.
Manuel Antonio Ramírez nació en Buenos Aires el 1° de noviembre de 1911. Llegó a Misiones luego de pasar por la Universidad de Córdoba donde no terminó sus estudios de agrimensor.
En la tierra colorada se dedicó a sus tres grandes pasiones: el periodismo, la poesía y la política. Compartió trabajos con su gran amigo y protector Lucas Braulio Areco, César Arbó y Juan Enrique Acuña. Junto a Arbó y Acuña, elaboró el poemario Triángulo, publicado en 1936, considerado como una de las mayores obras de la literatura provincial aún no reeditadas.
Fue un enamorado del Río Paraná y soñó un escenario cultural que integrara ciudad y río. Deseo cumplido con el anfiteatro que lleva su nombre.
Muchos historiadores señalan que su afinidad con el movimiento popular (se declaró abiertamente peronista) pudo estar entre las causas de su infame asesinato a sus tempranos 35 años.