Las fotografías se utilizan para fortalecer la imagen política y generar interacción y participación, sostiene La Comunicación Política Online (de Gianluca Giansante). Recuerda que la mayoría de las informaciones que comunicamos es de tipo no verbal, con un lenguaje -corporal o gráfico- que desempeña un papel fundamental para explicar quiénes somos de manera más potente e inmediata del que se transmite por medio de las palabras. Las fotos suelen ser resultados de una reflexión y parte de una estrategia.

Viernes 4 de diciembre de 2020. En política, una foto no es solo una foto sino toda una declaración con múltiples mensajes. La foto con un dirigente de peso es, para un candidato o funcionario de segundas líneas, un respaldo, un acompañamiento.
Ergo, la foto del titular del lado argentino de la Entidad Binacional Yacyretá, Ignacio Barrios Arrechea, con el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, no parece ser solo un registro social que trascendió a las redes y a los medios, sino, un autobombo que busca atención, sobre todo cuando los rumores –cuándo no los rumores– hablan del cada vez menos respaldo o incluso, del cambio de figurita.
“Nacho” saltó a los medios primero con una mención de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner que lo destacó como empresario responsable y sustentable y, después, con una foto con la misma expresidenta de los argentinos, que se usó –la foto– para mostrar que ahí había respaldo.
Esta semana, un encuentro casual de periodistas y políticos analizó –de nuevo- dos actos que no se pueden leer disociados: la foto con el Presidente de Paraguay y la ausencia del funcionario en la foto de Fabiola Yáñez en Misiones, que vino a la tierra colorada a recorrer obras financiadas por la Entidad Binacional Yacyretá para dotar de agua potable a municipios misioneros.
“Alberto se saca fotos con todo el mundo, así que una foto con el Presidente no garantiza respaldo. Y la foto con Marito es entendible como recuerdo doméstico pero la mostraron, acaso, inspirados en aquello de que nadie remueve a un funcionario un día después que circula la foto con un Presidente. Una cosa sería los dos directores ejecutivos de la Eby con Abdo Benítez o la foto con el titular de Energía paraguayo, que podría mostrar la reunión de gestión o de trabajo. Pero esta foto –que no comunica nada- está diciendo demasiado”, aventuró un político de la vieja escuela, conocedor de la semiótica de la imagen y de la semiología de la política de, al menos, las últimas tres décadas.
En un escueto comunicado de prensa (que ni Misiones Plural ni los periodistas de este medio reciben, pese a los reiterados pedidos de ser incorporados a la lista de difusión), desde la EBY recordaron que la pareja del presidente Alberto Fernández, en su papel social de Primera Dama, visitó “las obras de red de agua potable que están en ejecución en Misiones -redes de pozo perforado, tanques elevados y redes de distribución que beneficiarán a cientos de familias-“ acompañada de un subjefe y un equipo técnico de profesionales, aunque recuerdan que esta donación “fue acordada en un encuentro entre Yáñez y el director ejecutivo de la Entidad, hace un mes en la residencia presidencial de Olivos”.
La noticia de la reunión con los intendentes salió publicada en varios medios de alcance nacional, sin mencionar al director ejecutivo a cargo. En el campo de las presunciones, entonces, todo hace presuponer que el equipo de prensa de Yáñez fue quien difundió la información.
“No tiene apoyo. Todo tiene que consultar con un exfuncionario del área o con una pareja del Frente de Todo misionero”, disparó otro participante del encuentro casual en un pasillo posadeño.
“Pero no creo que haya cambios ahora; hay que ver qué pasa cuando comienza el año…”, remató.

Fabiola Yáñez en Misiones.