El gobernador misionero dijo que los argumentos del Decreto que vetó la zona aduanera especial para Misiones no se ajustan a la realidad del Mercosur en la frontera y que si bien esta sorpresiva medida del Presidente no afecta la relación Nación Provincia, seguirá con la misma línea de propuesta porque es un reclamo de todos los sectores: sociales, empresariales y de todo el arco político.

Lunes 14 de diciembre de 2020. “Nos sorprendió como a todos”, dijo el gobernador Oscar Herrera Ahuad sobre el veto presidencial a la posibilidad de que Misiones cuente con una zona aduanera especial y aseguró que la provincia insistirá con la medida que es un reclamo de todos los sectores, sociales, empresariales, sindicales y políticos de todos los sectores.
Durante un encuentro con periodistas locales, el mandatario dio también que los argumentos del Decreto que vetó la Ley no se ajustan a la realidad del Mercosur en la frontera y descartó que esta medida modifique la relación entre la provincia y la Nación. Herrera dijo que tiene la fortaleza para seguir adelante con la gestión, con respeto a las tomas de decisiones. Entiende que los intereses de las partes deben discutirse en una mesa política e insistió con que no renunciará a la búsqueda de igualdad de oportunidades para la provincia, “con respeto institucional, diálogo y trabajo mancomunado para llevar adelante las políticas públicas que hagan al crecimiento de Misiones”, explicó.
Sorprendido porque tenía la expectativa de generar un cambio en la igualdad de oportunidades entre provincias, Misiones insistirá “con responsabilidad” y a partir del acompañamiento de toda la sociedad”, dijo el Gobernador que buscará “cumplir con este propósito que es muy necesario para el crecimiento y desarrollo de Misiones”, satisfecho porque todos los sectores hicieron sus aportes para que la provincia instale en la agenda de la Nación un tema de relevancia donde las dos Cámaras –diputados y senadores-, acompañaron en su mayoría este Artículo cuyo veto se oficializó este lunes.
El fin de semana mantuvo contactos tanto con el presidente Alberto Fernández como con el ministro de Economía, Guzmán, para explicar la particularidad misionera “y tenemos las puertas abiertas para seguir negociando. Todos los días vamos a insistir, porque en esto hay cuestiones que fueron medidas en este tiempo, con fuerte argumentos, que explican las asimetrías de nuestra provincia frente a los dos países que nos rodean. (El veto) es un paso más, que no era el que esperamos, pero seguiremos adelante” en la búsqueda de medidas.
El Gobernador misionero dijo que entiende que cada uno defienda los intereses de su sector aunque recordó que el acompañamiento mayoritario generó muchas expectativas y fortaleza para seguir construyendo, con respeto, pero con la intención de buscar estas medidas. No coincidimos con los fundamentos del Decreto pero estaremos siempre abiertos al diálogo y la construcción”, enfatizó.
Uno de los argumentos de Misiones quedó demostrado en este contexto de pandemia con las fronteras cerradas, que evitó la fuga de dinero con las compras minoritarias en Brasil y Paraguay. Misiones pudo demostrar que puede llevar adelante una política pública cuando las diferencias con los países quedaron expuestas a partir del cierre de fronteras, indicó el Gobernador.

“Nos sentimos estafados”

Carlos Valenzuela, responsable de Canal 4 Posadas, mostró su disconformidad por el veto. Es una situación trascendental porque este esquema adquirió mucha relevancia que no tuvo correlato siquiera con la etapa de la provincialización cuando distintos sectores se oponían. Este tema, sin embargo, tuvo el apoyo unánime de todos los sectores de la sociedad misionera. “No hubo una bandera que identifique a los misioneros con caracter unánime que no sea este. Además de la expectativa generada por el presidente (Alberto Fernández) y el titular de la Cámara de Diputados de la Nación (Sergio Massa)”.
Valenzuela lamentó que se haya generado tanta expectativa para después sorprender con un veto. La fuerza de la institucionalidad en la democracia se basa en la fe pública, dijo, para recordar que hubo una palabra de la máxima autoridad política y de pronto nos sentimos estafados, aseveró.
Sin negar su adhesión al peronismo, nos están condenando a una situación que ya vivimos. Vivimos rodeados de dos países con sus particularidades. “Acá no tenemos una política de frontera que nos permita pretender un desarrollo de frontera. Nos están negando el derecho al desarrollo”, aseguró.
Entiende que hay fuertes intereses donde Misiones puede afectar al puerto de Buenos Aires. “La decisión política se tomó en función de excluirnos del desarrollo; anhelamos que se encuentre un camino para revertir esta situación porque los misioneros nos sentimos estafados”.
Valenzuela lamentó también la permanente postergación que sufre Misiones desde hace años, con todos los Gobiernos y que sigan mirando al obelisco. “Misiones tiene una realidad que necesita que se resuelva; todos los diputados de Misiones y senadores votaron a favor de esta medida; hay unanimidad en este sentido y con esta decisión Presidencial sentimos que nos excluyen del país. Esto es una barbaridad”, enfatizó.