El intelectual mexicano Alberto Jalife Rhame parece haber incurrido en varias imprecisiones conceptuales en un artículo publicado en Sputnik a fines de diciembre, dice el autor de esta nota, y analiza los conceptos.

Por Carlos Andrés Ortíz #
Martes 12 de enero de 2021. El conocido intelectual mexicano Alberto Jalife Rhame (AJR), que es sumamente respetado por sus en general bien fundamentados análisis, en esta oportunidad, parece haber incurrido en varias imprecisiones conceptuales e incluso errores, que se prestan a eventuales interpretaciones sesgadas, en personas no expertas en el tema, y sobre todo en dogmáticos del ecologismo cavernario, estos últimos especialistas en distorsionar y manipular maliciosamente datos e informes, de acuerdo a dictados provenientes de los centros del Poder Atlantista.
Sin dudar un ápice de la buena fe de la prolífica tarea de difusión masiva de AJR en diversas temáticas, y en particular de las complejidades geopolíticas mundiales, en el caso particular del artículo que publicó en Sputnik el 26/12/2020, cabe señalar algunos aspectos poco precisos o incluso falibles. En parte puede ser consecuencia de la vastedad del tema que quiso sintetizar.
Analicemos.
• Menciona un supuesto vuelco de China hacia las energías renovables; afirmación que cabe tomarla con pinzas, dada la lógica prioridad dada por el gigante asiático a su desarrollo socio económico. China es consciente que la peor de las contaminaciones es la provocada por la miseria extrema, y combate eso con el desarrollo integral, para lo cual necesita enormes y crecientes cantidades de energía, en todas sus vertientes. No lo dice AJR, y esto es básico.
• No precisa AJR el concepto de “renovables”, que es bastardeado por los ecologistas cavernarios y los promotores a ultranza de eólicas y solares, excluyendo o incluyendo a las hidroeléctricas y la biomasa (Bio) según las distorsiones que pretenden instalar. Incluyen a hidroeléctricas y energía de biomasa, cuando se trata de inflar estadísticas, y las excluyen cuando operan para ensalzar supuestas “virtudes totales” de eólicas y solares.
• Omite AJR las muy acentuadas diferencias técnicas entre las muy eficientes H, las poco eficientes E y S, y las particularidades de la energía de Bio. Todas ellas renovables.
• Se “sorprende” AJR del énfasis puesto por China en la tecnología nuclear (N) {5}, lo cual no “sorprende” a nadie medianamente bien informado en Energía y en Geopolítica. China es hoy el país con más centrales nucleares en construcción, y cuenta con tecnología propia, incluyendo las de uranio enriquecido.
• Afirma que China busca “‘trascender’ su dependencia del petróleo…” (SIC), frase de la cual no se entiende su pretendido sentido. Seguramente quiso decir “disminuir” o algo similar.
Básicamente da a entender un vuelco masivo de China hacia E y S, lo que no parece corresponder con la realidad, pues el firme accionar chino en su desarrollo, prioriza evitar cuellos de botella energéticos, y el mensaje del Premier Chino habría dicho “fuentes renovables, ‘como’ la eólica y solar”, lo cual es distinto a centrarse solo en E y S (Motor Económico 29/12/2020, fuente Ámbito Financiero); mientras AJR omite casi totalmente a las H, que son para China más importantes cualitativa y cuantitativamente que aquellas, y todo parece indicar que eso se acentuará, por los menores costos reales por kWh y mucha mejor calidad de la H (sin altibajos de voltaje ni imprevisibles intermitencias, como las E y S). No lo precisa AJR.
China planifica instalar 1.200 MW de E y S adicionales para 2030. Parece mucho, pero se debe analizar el contexto. Añadir 1.200 MW en Argentina, sería significativo; pero en China es totalmente marginal. La economía china es 30 veces mayor que la Argentina, medida según el indicador de PBI PPA (6) del FMI. O sea que esos 1.200 MW de E y S, serán poco significativos en la Matriz Eléctrica China.
Prioriza su desarrollo socio económico, con el cual mejoró sensiblemente el nivel de vida de su pueblo (hoy todo alfabetizado y libre de las antes recurrentes hambrunas), ya superando a EEUU según como se midan las variables.
Para ese fin, claramente geopolítico, China utiliza todas las fuentes energéticas disponibles, basándose en carbón, más petróleo y gas natural.
No es creíble (y parece que los chinos no lo afirmaron), que prescinda del consumo masivo de hidrocarburos. Seguramente, trata de sustituir parcialmente el consumo de petróleo por gas natural, que es menos contaminante. Además, invierte en la gasificación del carbón, con el cual la combustión es mucho más limpia y amigable ambientalmente.
Menciona AJR el “desastre de la planta nuclear de Fukushima”, omitiendo que se debió a un evento climático (un tsunami), y que las víctimas que hubo que lamentar no tuvieron que ver con fugas radioactivas ni otros problemas nucleares, siendo básicamente consecuencia del fenómeno climático y las ulteriores tareas de prevención y/o cuidado. Su frase, tal como la expuso, refuerza el “terror a lo nuclear” que buscan inducir los fundamentalistas del ecologismo cavernario.
Si AJF se basara en datos energéticos fiables, no se sorprendería que China enfatice el uso de energía nuclear, por su alta calidad (apta como Energía de Base), neutra en lo ambiental, y de costos reales muy competitivos.
Respecto a las E y S, es posible que a mediano o largo plazo, China desarrolle una tecnología menos contaminante y más económica para almacenar ese tipo de energía, y con eso neutralizar sus nocivas intermitencias (variaciones abruptas del voltaje y fuera de servicio impredecibles, que hacen a E y S de muy baja calidad). Posiblemente para eso utilicen al litio, pero eso ya es otro tema.
Apenas en forma marginal, AJR menciona a la energía hidroeléctrica, pese a que China hoy descolla por sus inversiones en ese rubro, sus desarrollos tecnológicos, y su competitividad mundial en ese tipo de grandes energéticas.
Siendo muy capacitada la dirigencia china, cuida disponer de una amplia y muy creciente oferta energética, como condición necesaria pero no suficiente para el desarrollo. Como potencia soberana, no se deja condicionar por los engañosos y maliciosos cantos de sirena de las nada inocentes ONGs “ecologistas” transnacionales, esas que “olvidan” que no hay peor contaminación que la generada por la miseria, y bajo excusas pseudo conservacionistas in extremis, pretenden que se acepte el subdesarrollo permanente.
Esas ONGs operan como extensiones semi encubiertas de los entes de inteligencia y los organismos del poder real, del Bloque Atlantista (7), que quieren impedir al como sea que otras naciones accedan al desarrollo pleno.
Para impedir el desarrollo, el ecologismo ultra promociona las mal llamadas “energías limpias” (pues no lo son) E y S, las cuales, por sus severas limitaciones técnicas y altos costos reales por kWh, son verdaderos “salvavidas de plomo”, si se les pretende dar un rol central en la respectiva Matriz de Generación. Eso es así por sus intermitencias y altos costos reales, siendo por eso meras generaciones complementarias, inútiles si se les pretende dar el rol de Generación de Base.
Por presiones del ultra ecologismo, Alemania prescindió totalmente de las N, y las E y S desnudaron sus serias limitaciones, por lo que hoy depende del gas ruso, el carbón polaco y de EEUU, y la energía N de Francia. Eso es económica y estratégicamente desastroso. China no demuestra querer copiar ese grosero error.
Respetando a AJR, cabe decir que, de algún modo, exalta a las E y S, margina a las H y genera dudas y temores sobre las N, todo lo cual es muy funcional a los dictados del ultra ecologismo cavernario, que sigue esos lineamientos y nunca ataca a la generación en base a petróleo y gas, habida cuenta de las “estrechas vinculaciones” entre las grandes petroleras y gasíferas anglosajonas, con las transnacionales de ese pseudo ecologismo.

Abreviaturas utilizadas
AJR = Alberto Jalife Rhame
E y S = Eólicas y Solares
H = Hidroeléctricas
Bio = Energía de biomasa
N = Energía nuclear
PBI PPA – Producto Bruto Interno según la Paridad del Poder Adquisitivo
Bloque Atlantista. Uno de los dos mega bloques de poder mundial, formado por EEUU más Canadá, la Unión Europea más Gran Bretaña, Japón y otros alineados al mismo.

(#) Magister Carlos Andrés Ortíz
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos