“Se terminan las esperanzas de que algo se pueda resolver entre argentinos. Hay fuerzas muy poderosas interesadas en la guerra civil, en la disolución nacional y en la balcanización del país para el saqueo de nuestras riquezas. No van a parar y denunciarlos son campanas de palo. La grieta es una genialidad del mal”.

Sábado 27 de febrero de 2021 (La Batalla Cultural). He ahí el toque de violencia simbólica necesario para avivar la grieta y poner en marcha el proceso electoral en el viejo marco hegemónico de siempre.
Esto molesta, insulta y ofende en lo más profundo de los bríos de cualquier individuo con un poco de sangre en las venas. Y por eso mismo logra el objetivo deseado, que es el de renovar la grieta simbólica entre dos extremos.
No hay forma de que no funcione, ya funcionó. El odio es el combustible ideal para la rivalidad, cuando uno de los extremos expresa el odio mediante la violencia, motiva y fortalece al otro extremo automáticamente.
Entonces la conclusión es la obviedad ululante: los que hicieron esto no tienen ningún interés en resolver ningún problema, las consignas manifestadas por ellos son humo.
Humo, no les interesa lo que declaran como objetivo. Es todo mentira, no marchan por eso. Marchan para profundizar la grieta nada más.
Lo único que buscan es avivar el odio, no pueden permitir que el pueblo pegue el frenazo y pare con la locura.
La grieta nos va a destruir como nación y los responsables serán los argentinos mal nacidos que hacen estas provocaciones estratégicamente. Las hacen con el solo objetivo de usar el odio para impedir la unidad nacional.
Lo decíamos, no hay forma de que no funcione. Ya funcionó y los de a pie de un lado y del otro no sabrán que esto es una manipulación. Los de un lado van a festejar esta barbaridad y los del otro van a tomarla a pecho.
Se terminan las esperanzas de que algo se pueda resolver entre argentinos. Hay fuerzas muy poderosas interesadas en la guerra civil, en la disolución nacional y en la balcanización del país para el saqueo de nuestras riquezas.
No van a parar y denunciarlos son campanas de palo. La grieta es una genialidad del mal.