El exgobernador misionero en los 90 y reciente embajador del macrismo en España reivindicó la política y la economía de la década gobernada por Carlos Menem, a la que calificó de maravillosa. No desmintió su próxima candidatura a diputado nacional. Tampoco la confirmó. Repasa la conformación de un gran frente opositor y criticó el pedido misionero de rebaja de impuestos.

Miércoles 17 de marzo de 2021. Ramón Puerta dejó algunas definiciones sobre el futuro político de la fuerza reciente que conformó con Miguel Pichetto, Peronismo Republicano Federal, que será parte del frente opositor integrado por el PRO, el radicalismo, la Coalición Cívica y que volvería a cambiar de nombre: ‘Juntos’ sería el refresh de ‘Cambiemos’ y su posterior ‘Juntos por el Cambio’.
Puerta y Pichetto comenzaron a recorrer el país. Hoy estarán en Mendoza en una reunión con el exgobernador radical Alfredo Cornejo y prevé reunirse en los próximos días con el peronista y exgobernador de Salta, Juan Carlos Romero, y con el gobernador radical de Corrientes, Gustavo Valdés.
Defiende las internas. Propone por su espacio a Pichetto como próximo candidato a Presidente y criticó al Gobierno misionero por el pedido de una zona aduanera especial o la rebaja de impuestos: “hoy Misiones no tiene autoridad moral para reclamar baja de impuestos”, disparó.
Lamenta que Macri “no haya peronizado su Gobierno”; dijo que el kirchnerismo no es peronista y que su hijo Pedro Puerta “está bien; ya conoció lo que es el fraude electoral”.
El exgobernador misionero en los 90 y reciente embajador del macrismo en España -durante su entrevista con Misiones Plural- reivindicó la política y la economía de la década gobernada por Carlos Menem, a la que calificó de maravillosa.
No desmintió su próxima candidatura a diputado nacional. Tampoco quiso confirmarla.

-¿Cómo nace el Peronismo Republicano Federal que lanzó juntos al exsenador Miguel Pichetto y otros dirigentes?
-Es una bandera peronista que sigue siendo aceptada y defendida por una historia, con la necesidad de que sea republicano, que se devastó desde 2001 en adelante luego de la exitosa década del ´90 y, esto lo demuestra claramente que del 15 por ciento de pobres pasamos al 40 por ciento. Y federal porque siempre los problemas del país lo resolvimos los peronistas, lo único que no resolvimos es la interna donde el kirchnerismo se apoderó del PJ; yo no tengo problemas con el kirchnerismo: los respeto como gente de izquierda que admiran a Chávez a Fidel y que muchos de ellos tienen origen peronista, otros radicales y otros comunistas.

-Pero Pichetto es un político que estuvo muy cerca del kirchenerismo.
-Es cierto, Pichetto fue kirchnerista, pero de un tiempo a esta parte está levantando las banderas de liberalismo; es un peronista que tuvo el valor de decir las cosas como son; el peronismo no es de izquierda; es una fuerza de vanguardia que hoy está con intrusos: no son peronistas, son kirhneristas. Yo creo en un modelo peronista republicano y federal que defiende las libertades, incluso en lo económico. Pero Argentina va en contra de esto; nos peleamos con todos salvo con Cuba, Venezuela o Bolivia.

-Usted siempre aclara que nunca fue kirchnerista y se une a exdirigentes kirchneristas, como Pichetto, a quien usted acaba de lanzar como precandidato a Presidente para el 2023 por el Peronismo Republicano Federal.
-Todos los peronistas de entrada fueron kirchneristas porque pensaron que el extinto presidente (Néstor) Kirchner era peronista. Con el correr del tiempo se fueron dando cuenta que no lo era; en su momento yo acompañé al actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, que juró que nunca más volvería al kirchnerismo. Pichetto no es así sino que tomó conciencia de lo que yo vi doce años antes.

-¿El Peronismo Republicano Federal será parte de un Frente opositor?
-Sí. Y ese frente debe elegir su candidato a Presidente de la misma forma que se dirimió la interna entre Cafiero y Menem en la década del `80. Si los candidatos son más de dos debemos buscar la forma que la interna para Presidente sea sin vice, para que el candidato a vicepresidente sea el que salga segundo; el tercero debe ser Jefe de Gabinete y si hay un cuarto, debe ocupar una embajada o un ministerio.

-¿Miguel Pichetto es el candidato a Presidente por el Peronismo Republicano Federal para 2023?
-Sí. Tiene una ventaja que es casi milagrosa: a Pichetto lo apreciamos los peronistas no kirchneristas y también lo respetan lo no peronistas, lo que nos permitirá hacer un gran frente.

-¿Y Ramón Puerta en el 2021 será candidato a diputado nacional por el Peronismo Republicano Federal?
-Yo voy a ayudar. En mi carrera política tuve todos los cargos que se pueden tener, por eso donde sea útil voy a ayudar.

-Pero ya se habla de su candidatura a legislador nacional.
-Sí, pero primero debemos conformar el peronismo que hoy está disperso cuyo primer acto de unión lo llevamos a cabo la semana pasada en San Miguel, provincia de Buenos Aires, con la asistencia de más de dos mil personas de veinte provincias, donde también había representantes de todos los municipios del conurbano bonaerense.

-¿Dónde lo ubica usted a su amigo, el expresidente Mauricio Macri?
-Macri es un opositor interesante porque tiene muchos votos; no tiene nada que ver con el peronismo.

-Pero viene del peronismo.
-Sí. Recuerdo que empezó en política en mi casa de Iporá (Misiones). Pero tomó un camino de identidad propia; tuvo la dignidad de no pedirme nunca ocupar un cargo electoral más allá de tener domicilio en Apóstoles y venir a Misiones para darme una mano porque consideró que yo hacía bien las cosas, como yo lo apoyé a él porque consideré que el armado que hizo en un espacio que nada tiene que ver con el peronismo, era muy bueno. El PRO es un partido ordenado, opositor con un expresidente con gran caudal de votos pero, a la vez, con una alta imagen negativa previsible después de cuatro años de Gobierno. A su favor tiene que heredó un país con una deuda escandalosa que no mostró; lo que hizo Macri fue convertir la deuda que dejó Cristina en una deuda mucho mejor y más barata con el Fondo Monetario Internacional.

-En una entrevista anterior cuando usted fue Embajador en España, me dijo que el problema de Macri era que no quería peronizar su gobierno.
-Macri tuvo tres errores: no haber mostrado el desastre que heredó; dividió el área de economía en seis pedazos y la tercera, haber creído que el peronismo ‘ya fue’ cuando el peronismo es de vanguardia y se reactualiza a todo momento.

-¿Qué opinión le merece el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires?
-Lo considero un gran candidato a presidente de la Nación.

-¿Lo enfrentaría en una interna con Pichetto?
-Sí. Por eso deseo ser parte de un gran frente opositor que se llame ‘Juntos’, para que todos los que lo integremos estemos cómodos, con importantes candidatos a presidentes como Pichetto, Larreta, Morales de Jujuy, Cornejo de Mendoza, Valdez de Corrientes, Lilita Carrió de la Coalición Cívica, entre otros.

-La dejó afuera de esta lista a la exministra de Seguridad, Patricia Bulrich, quien planteó su deseo de ser candidata a presidenta.
-Es una gran dirigente que tiene derecho a plantear su posible candidatura a presidenta.

-¿Cómo fue gobernar con Carlos Menen como presidente?
-Una maravilla; fue un presidente con mucha visión. Yo, en la interna, trabajé para Antonio Cafiero como buen joven que era y, con un poco de irresponsabilidad en la campaña donde más de una vez me fui de boca -no con la dureza que hacen algunos malvados en mi contra- y sin embargo, al día siguiente de su triunfo Menem nos convocó a todos. Menem unió a la Argentina y logró que el país mirara hacia adelante; lamentablemente la gente democráticamente volvió hacia atrás con los recuerdos setentistas.

Misiones

Ramón Puerta con Misiones Plural.

-¿Participará de las elecciones provinciales del 6 de junio en el frente opositor o se resguardará para las Paso de agosto y posteriores elecciones nacionales de octubre?
-Voy a ayudar en el armado del frente opositor. Todas las elecciones provinciales que se desdoblaron de las nacionales forman parte de una estrategia muy mezquina; años anteriores se desdoblaban un mes antes y ahora, casi medio año. El adelanto de las elecciones y la aduana interna que tiene Misiones no le hacen bien al país. La aduana impositiva es espantosa, no va a quedar empresa en pie en Misiones.

¿Y Pedro Puerta, su hijo?
-Anda muy bien, ya conoció lo que es el fraude electoral (Ramón Puerta con esa frase a la interna de 2019 cuando Pedro Puerta con su partido político Activar fue derrotado por el actual presidente del PRO misionero, Alfredo Schiavoni, quien fue electo diputado nacional).

-Como opositor, ¿acompaña el pedido de Misiones para que la Nación contemple un régimen especial impositivo para la provincia -solicitud que fue vetada por el presidente Alberto Fernández- debido a su situación geográfica, ya que el 92 por ciento de la frontera es con Paraguay y Brasil?
-Este Gobierno provincial no tiene derecho de pedirle a la Nación lo que no hace como Provincia; yo, cuando le pedí al entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, que baje los aportes patronales lo primero que hice fue eliminar Ingresos Brutos y los aportes municipales, que permitió que el exministro me otorgue una reducción del 75 por ciento de los aportes. Es cierto que existe imbecilidad del Gobierno nacional porque es porteño y no conoce la realidad de las provincias, pero Misiones sigue con una gran barrera aduanera interna. Misiones no tiene autoridad para solicitar una rebaja de impuestos nacionales.

AFS – Misiones Plural