Los militantes del Movimiento Evita, de Fracrán y San Vicente, construirán la obra para que la jovencita ya no corra el peligro que enfrenta cuando va a la letrina.

Lunes 3 de mayo de 2021 (Prensa del Pays). Una niña con retraso madurativo y problemas de visión y de motricidad contará con el baño instalado que su madre reclama desde hace una década. Viven en un entorno de necesidades y el anhelo es que la jovencita cuente con el baño ya que le cuesta llegar a la letrina, sobre todo en días de lluvia.
Raquel Viera Núñez vive con seis hijos en el Kilómetro 306 de Fracrán, en San Vicente, en una zona con mucha pobreza. Después que enviudó, mantiene sola a sus hijos. La vivienda que habitan se deterioró con el tiempo y sus magros ingresos no le permiten mejorarla.
Su gran anhelo es tener un baño instalado para que Tamara, de 13 años y con varios problemas de salud, no tenga que ir hasta la letrina, que cuando llueve corre riesgo de caer y lastimarse, como ocurrió varias veces.
La mujer pide ayuda por esta situación desde hace 10 años, sobre todo al municipio de San Vicente, de dónde sólo recibió promesas, tanto del anterior intendente, como del actual, Fabián Rodríguez (FR). Ahora, a través de las gestiones realizadas por el diputado Martín Sereno (del Partido Agrario y Social) su sueño se hará realidad.
Los militantes del Movimiento Evita, Javier Bres y Karina Da Rosa, llevaron la inquietud al legislador sobre Raquel y su familia, y comenzaron las gestiones, ante varios organismos. Sereno obtuvo el compromiso del presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), Santiago Ros, que se concretó hace unos días. “Celebramos la rápida respuesta del Iprodha y agradecemos el aporte de todos los materiales para la construcción, chapas, puerta, accesorios y sanitarios para el baño”, indicó el legislador.
Ahora, los militantes del Movimiento Evita junto a los vecinos de Fracrán se ocuparán de la construcción. “Su pedido imperioso de contar con un baño instalado nos movilizó a buscar una solución en todos los ámbitos, y finalmente podremos transformar esa realidad adversa a través de la política. Pero además, por la cantidad de personas con discapacidad que existen en la provincia, sobre todo en Fracrán y en San Vicente, todos con la necesidad de vivir en casas dignas, decidimos encarar un Programa Provincial de Viviendas para esas familias. Sabemos que hay un déficit habitacional de cerca de 100 mil viviendas; pero creemos que dentro de ese marco hay que comenzar por los que más necesitan y menos posibilidades tienen, que son las personas con discapacidad”, explicó el diputado.

La desesperanza se transformó en alegría

Ni Tamara ni su madre reciben pensión por discapacidad. El baño es una letrina ubicada a diez metros de la casa. La noticia, dijo ayudó a transformar “la resignación de creer que ya nadie me ayudaría, en alegría. Ahora estamos más tranquilas. Agradezco muchísimo a todos los que me ayudaron”, sobre todo porque gestiona hace años el baño y alguna pensión, “pero hasta ahora las autoridades municipales nunca nos resolvieron”, dijo la mujer que sobrevive gracias a un beneficio social –que no alcanza- y a la ayuda de los vecinos.

Militantes del Evita y vecinos construirán el baño

El militante del Movimiento Evita, Javier Bres -candidato a concejal en San Vicente por el sublema Dignidad para mi Pueblo-, junto a Karina Da Rosa, y Jorge Fabián Ferreira, entre otros militan en la zona, de manera coordinada “con nuestro dirigente Martín Sereno; nos pone felices cada vez que logramos una solución a los problemas. Esta familia necesitaba de manera urgente un baño, y con la llegada de los materiales será una realidad. Vamos a empezar la obra cuanto antes para suplir la necesidad de esta familia que se cansó de implora al Municipio y no tuvo respuesta. Los militantes estamos en función de ver donde hay una necesidad, para que, como decía Evita, ahí nazca un derecho. Para eso militamos y nos duele cuando vemos, no sólo en Fracrán, sino en San Vicente, a muchas familias que esperan el compromiso del Estado municipal pero, lamentablemente, sólo hay abandono”, resaltó Bres.
La próxima tarea es gestionar la pensión para Tamara. Su madre fue varias veces a la Dirección de Acción Social Municipal y, como con el baño, tampoco le resolvieron, cuestionó el joven.
Karina Da Rosa vive en Fracrán. La joven manifestó su alegría por la solución que se avecina con el futuro baño de Tamara. “Me gustaría un baño decente’, me decía Rosa, que quedó viuda hace tres años cuando su esposo murió de cáncer. Por esa pérdida sufrieron mucho y quedaron solos. Es una familia sin muchos recursos y era urgente ayudarla”.
Y un día llegaron los materiales: “fue una emoción; descargamos con Javier, Irene, los hijos de Raquel, y así entre todos durante varias horas; pero valió el esfuerzo. Los militantes del Evita estamos convencidos que la política es la única herramienta para transformar la realidad de nuestro pueblo”, expresó Da Rosa.