Es el precandidato del PRO para elegir al candidato a diputado provincial que representará a Juntos por el Cambio en las elecciones de noviembre. Basa sus propuestas en los reclamos permanentes de los distintos gobiernos de Misiones al poder central y en limitar el avance del kirchnerismo dentro del Congreso.

Lunes 2 de agosto de 2021. El precandidato a diputado nacional del PRO dentro de Juntos por el Cambio, Martín Goerling, lanzó su candidatura con el eje puesto en el antikirchnerismo (ponerle un freno al quórum propio de ese espacio porque de lo contrario “sería desastre para el país”, aventuró), para comprometer su trabajo en el Congreso –en el caso de ser electo- a favor de los intereses de Misiones que “están por encima de todo. Voy a acompañar a la provincia, representada por el gobierno por Oscar Herrera Ahuad”, expresó el dirigente.
En su paso por el norte misionero, donde se reunió con dirigentes y vecinos, también elogió al gobierno misionero por el manejo de la pandemia y la economía, “Que está funcionando”, pero lamentó la situación económica que afecta a Puerto Iguazú a partir del parate del turismo, principal actividad económica de la ciudad.
“Es grave; si Iguazú no recupera su actividad privada se convertirá en un verdadero desastre”, dijo a Misiones Plural.
Para el extitular de la Entidad Binacional Yacyretá durante el gobierno de Mauricio Macri, al lanzar su candidatura en Jardín América, dijo que al pretender una banca en el Congreso, propone la “oportunidad de mirar hacia el futuro y de terminar con las discusiones sobre el pasado para construir una alternativa que saque a la Argentina adelante” y exhortó a promover un verdadero cambio en cada municipio para reconstruir nuestro querido país, que hace 11 años no crece y cada vez genera más pobreza. Esta es la discusión que llevaré al Congreso”.
En su papel de candidato, rescató los reclamos de Misiones ante la Nación, que llevan varias décadas y que planteó a todos diferentes Gobiernos. En esa línea, ahora, expresó ante Misiones Plural que Misiones tener una consideración especial por parte del gobierno nacional por su condición de provincia con el 92% de sus fronteras con otros países. “La zona aduanera para Misiones es uno de los principales objetivos. El presidente Alberto Fernández le faltó el respeto a los misioneros al vetar la ley” y entiende que la “rebaja impositiva debe ser para todo el país, sino la Argentina es inviable”.
Propone además analizar la Ley de Coparticipación Federal que surgió en el marco de la Reforma Constitucional de 1994 y que perjudicó a Misiones. Para modificar el índice de distribución de los recursos –la Coparticipación- se necesita el acuerdo de todas las provincias. “La ley de Coparticipación Federal es muy injusta con Misiones; este debate debemos dar en el Congreso de la Nación y con los gobernadores”.
“Si Misiones recibe como corresponde el dinero del Gobierno federal, podrá bajar la carga impositiva interna como ser ingresos brutos cuya alícuota se debe bajar”, dijo, en la línea de reclamo que lleva el espacio político que integra.
Goerling propone no olvidar que Macri “le devolvió a Misiones el 15% que hoy sigue recibiendo”, lo que considera “el comienzo del camino de la corrección y que demuestra que la forma de gobernar del PRO es dándole autonomía a las provincias. Tal es así que el Gobierno federal terminó con déficit y las provincias con superávit. El gobierno de Macri también, en el último año, sacó el IVA a los alimentos, por ejemplo. Son temas que se debe discutir en el Congreso”.
El candidato está preocupado –dice- por la resignación que percibe en la población al hacer sus recorridos de campaña: “tenemos el 50% de la gente en la pobreza y además este país no crece desde hace una década. Por ello se debe cambiar el sistema económico; 10 años de no crecimiento en la historia de un país es muy grave”, expresó para hablar de la vuelta a la cultura del trabajo. “La producción y el trabajo son importantes; necesitamos que este país vuelva a tener empleo y, para ello se deben bajar los impuestos y contar con leyes laborales acordes a la generación de trabajo”.
En su papel de candidato, siente el total apoyo de la mesa provincial y nacional del PRO, “que quedó demostrado cuando aprobaron que yo sea el único candidato a diputado nacional y además soy parte de la construcción nacional del PRO porque integro la mesa nacional, junto a la presidenta del espacio, Patricia Bullrich. Por consiguiente cuento con el apoyo de la mesa nacional del PRO para contar con un diputado nacional por Misiones”.
En lo político partidario, quiere llegar al Congreso para ponerle un freno al kirchnerismo: “hoy estamos a siete bancas de que el kirchnerismo tenga quórum propio y de obtenerlo, eso le haría muy mal al país. Apuesto a una Argentina que tenga una democracia integrada al mundo, que no se atropelle a la propiedad privada; una democracia plena con libertades. Si el oficialismo nacional logra la mayoría propia se producirá un gran avasallamiento”.
En consonancia con la mirada de Juntos por el Cambio nacional, utilizó la consigna con la que se desmarcan de los Gobiernos populares de la región: “tenemos un Gobierno nacional cuyos aliados principales son las dictaduras (SIC) de Venezuela, Cuba y Nicaragua, entre otros países; o los grupos terroristas Hamas y Hezbolah, entre otros. Esa es la Argentina que no quiero; iré a la Cámara a defender la República”.

Lanzamiento en Jardín América


El lanzamiento de su candidatura tuvo lugar este fin de semana en Jardín América, acompañado por los demás candidatos de su lista: la abogada de Panambí, Sandra Llamosas, y el abogado de Oberá, Gustavo Velázquez.
Habló de la falta de empleo y la desesperanza que hay en Misiones y ante la que no hay que resignarse, dijo. Quiere un país donde los emprendedores crezcan: “el que ponga un kiosco, que en dos años pueda poner un minimercado y después un supermercado”, ejemplificó. “Pero hoy, con el exceso de restricciones, la enorme intervención del Estado y la insoportable presión impositiva, es imposible generar riqueza”.
Y arremetió con otra consigna política de los canales de televisión: “no es saludable para la democracia que haya una mayoría absoluta que disponga del Congreso como si fuera una escribanía”.

AFS – Misiones Plural