A Brian Gallo lo discriminaron por su vestimenta y a Estanislao Fernández, también. Uno por pobre y el otro, por vestirse de animé o mostrarse femenino. Los dos casos sucedieron esta semana: uno involucra la imagen de un presidente de mesa en el acto eleccionario del domingo y otro, a los hijos del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y del presidente en función de Brasil, Jair Bolsonaro. En ambos casos hubo fuertes muestras de discriminación y rechazo a la imagen que cada una de las víctimas ejerce en libertad y sin violentar a nadie. Seguir leyendo “De estigmas, estereotipos y discriminación”