El denuncismo de Pastori como práctica política entró en un climax grotesco. En pocas horas el diputado ucerreísta pasó de sentirse matador a quedar herido de vergüenza. La Justicia le negó su afán de colgarse la boleta de Macri y denunció. Salió Alfredo Schiavoni y lo planchó porque le respondió desde la política. Denunció irregularidades como las de Tucumán y salió Ricardo Wellbach y lo planchó hablando de política. Denunció que un candidato a intendente no tenía domicilio en Capioví y el candidato resulta que es un médico conocido y se presenta por quinta vez.

LA IDEOLOGÍA ANTI-POLÍTICA: Pastori es de los directivos de la UCR que más utiliza el viejo método de revisar los títulos de los diarios porteños a la madrugada y replicar las denuncias en el ámbito local, como eje de su presencia en el tablero político. Lo novedoso en las denuncias que formula habitualmente el contador, no consisten entonces, en que estén inspiradas en la impronta que baja el Grupo clarín desde Buenos Aires, ni tampoco que pretenda ser creído, lo novedoso en las denuncias de Pastori se basan en la espectacularidad pura, no es su credibilidad.
Es la nueva cara de la anti-política que, paradojalmente, fue refugio de las derechas argentinas cuando Hipólito Yrigoyen logró ser consagrado por el voto popular. Entonces, “el Régimen” fue elaborando el discurso desideologizado reforzado en base a referencias morales y valores abstractos universales que luego ganó la escena política como antesala de los golpes de Estado, a Yrigoyen e Illia y para el golpe blando a Alfonsín.
En este reemplazo de la credibilidad por la espectacularidad que gana el discurso de Pastori y otros conocidos directivos de la UCR Misiones, deberían bucearse las causas del resultado de las PASO que, por supuesto, siempre tienen múltiples fuentes.
Encandilados por lo que Horacio González llama “la ideología del set”, y de hablar para los títulos de los medios del monopolio, la UCR ha dejado de interpelar a sus propios adherentes desde la prédica tradicional del partido.
Como señala Luis Bruchstein “acudir a los prejuicios y los resentimientos para obtener réditos electorales expresa una forma primitiva y burda de intervenir en la política donde el sujeto político es degradado. La estrategia denuncista desaforada de los medios corporativos (a los que suman directivos como Pastori), se monta sobre la subestimación de su público al que conciben como un idiota dispuesto a aceptar cualquier cosa que ellos emitan. Hay un maltrato mediático en el uso de la información no solamente contra el acusado sino también contra el público que buscan impactar, que queda totalmente psicótico viviendo en el supuesto país terrorífico que describen estas denuncias”.

DENUNCIA Y LE RESPONDE SCHIAVONI: El martes 15 de esta semana Pastori salió furioso a criticar a la Justicia Electoral distrito Misiones que había fallado en contra de la pretensión de la UCR de colgarse de la boleta de Macri en Octubre. Fue la antesala de su pretensión de extender en Misiones la práctica antidemocrática de deslegitimar el pronunciamiento popular de Octubre. Lo que no se esperaba era la respuesta de Alfredo Schiavoni, que no se hizo cargo de los golpes bajos para responderle políticamente y no entrar en la judicialización que distorsiona los debates por los modelos de provincia. Destacó el diputado provincial de PRO que “la postura de la UCR es incoherente”. Recordó que “la UCR forma parte de un frente en el distrito que tiene otro candidato a presidente: Margarita Stolbizer. Es una incoherencia que hasta la justicia renovadora no pudo hacerla pasar”. Agregó también en declaraciones a Misionesopina, que “desde el punto de vista electoral a Mauricio Macri teóricamente no le aporta gran cosa, tampoco le resta. Por estas horas, González y aún con el manifiesto apoyo de Rovira, anda por los 3 puntos. Es casi neutro, como el agua mineral, no te hace ni bien ni mal”.
El subsecretario de Gobierno, Ricardo Welbach, uno de los principales armadores de las candidaturas a intendentes renovadores en toda la provincia, Salió al cruce de las acusaciones de “clima fraudulento” que realizó el diputado nacional radical, Luis Pastori.

RECORDAR QUE LO QUISO BAJAR A GONZÁLEZ: Al día siguiente, animado por el bochornoso fallo de dos jueces tucumanos que se animaron a dejar nulas las elecciones que consagraron al candidato del FVP, Pastori, que abre el paraguas por los resultados de Octubre, denunció la inexistencia de irregularidades también Misiones. “Están sucediendo algunos hechos que no solamente ponen en alerta sino que confirman el clima fraudulento de las elecciones convocadas para el próximo 25 de octubre en simultáneo con las elecciones nacionales”. La única prueba que aportó terminó en un gran papelón que pone de manifiesto su desconocimiento del interior de la provincia. Afirmó que “Joel Cibils, candidato oficialista a intendente en la ciudad de Capiovi, no figura empadronado como elector en toda la República Argentina”. Después agregó la retahíla anti ley de lemas cuando la está convalidando con su propia candidatura a intendente de Posadas. Le salió al cruce Ricardo Wellbach, también con argumentos políticos. El viceministro de Gobierno hace notar que la situación en la que se encuentra la UCR es consecuencia de las actuaciones que tuvieron, precisamente los directivos como Pastori que desde el año pasado vienen negociando espacios renunciando a las tradiciones ideológicas del partido. “Debería explicar por qué intentaron bajar a González –recordó Wellbach- porqué quisieron cerrar con Puerta, después con el PRO y sus propios afiliados no se lo permitieron. Después cuando Pegoraro pegó el portazo y se fue con el PRO sin pedirle permiso a nadie, se quedaron en silencio, siendo que un año atrás expulsaron a dos diputados sólo porque formaron otro bloque”. Después fue el candidato a intendente de Capioví Joel Cibils, un médico reconocido en zona, que le recordó a Pastori que es la quinta vez que se presenta como candidato a intendente de su pueblo, donde reside desde 1992.

Anuncios