Burstein en La Querencia web

POSADAS. (Viernes 6 de Mayo) “La fiscal Fein fue apartada del caso Nisman porque estaba por firmar que realmente fue un suicidio” afirmó aquí Sergio Burstein en un breve encuentro con nuestros periodistas. “No hay nadie que tenga lo que hay que tener para decir la verdad”, agregó para afirmar que también la jueza Palmaghini se encontró que todas pruebas conducían a la misma conclusión y por eso fue también apartada. Con cierta resignación consideró que la causa se irá apagando de a poco hasta que salga de la atención pública. La falta de resolución judicial por la muerte del fiscal, por su estrecha vinculación con los servicios de inteligencia de los Estados Unidos y de Israel, afectará también la verdad sobre los autores del atentado a la Amia. El titular de la Asociación “18J”, que pasó por Posadas invitado especialmente por un acto cultural de UPCN, se lamentó también sobre lo que ve venir en la causa Amia. Estimó que todo hace prever que habrá un juicio en ausencia para condenar a los acusados que siguen libres y tranquilos en Irán. “Nunca vamos a conocer la verdad por este camino”, se lamentó

En su oportunidad, el ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni, uno de los mayores referentes internacionales en materia de Derecho Penal, sostiene en forma categórica que “el juicio en ausencia no es viable en nuestro sistema judicial”.
Como se sabe el ministro de Justicia de Macri, con el apoyo de la DAIA, redactaron un proyecto de ley para que se aplique el juicio en ausencia en el caso del atentado contra la AMIA y en otros casos de delitos de lesa humanidad.
El juicio en ausencia, es decir sin la presencia de los acusados, nunca se aplicó en la Argentina, ni siquiera en el caso de los militares que cometieron las más graves violaciones de los derechos humanos durante la dictadura. La norma, que existe en Francia e Italia, por ejemplo, consiste básicamente en que el Estado le asigna defensores a los acusados y éstos actúan, obviamente sin la designación ni la declaración ni las indicaciones del imputado.
Zaffaroni, en innumerables apariciones públicas considera que los juicios en ausencia no son viables en nuestro derecho. Observa que “la presencia del imputado es una garantía de la defensa, porque es quien conoce mejor que nadie su derecho. Siempre lo hemos interpretado de esta forma. Otras legislaciones parten de criterios diferentes, pero toda nuestra tradición doctrinaria y jurisprudencial rechazó siempre la posibilidad de una condena penal en ausencia”.
También sostiene Zaffaroni que la ley penal no puede ser retroactiva. En una reciente entrevista con Página 12 dijo “no me vengan a decir que lo puede ser porque es una ley procesal. La garantía de legalidad de nuestra Constitución, desde 1853, abarca la ley procesal penal: si la ley procesal posterior agrava la situación del imputado, no puede aplicarse retroactivamente. “Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso”, dice el artículo 18º que recitamos desde que estudiamos “instrucción cívica. ¿No? Lo que debe estar fundado en ley anterior es el juicio, esto dice la Constitución. Y el juicio se funda tanto en la ley penal como en la procesal. Más aún: muchos autores pensaron que nuestra Constitución de 1853 consagraba la legalidad procesal y la penal sólo por reflejo, porque se inspiraba en la tradición inglesa y no en la fórmula norteamericana. No comparto tanto esta opinión que en definitiva era bastante inconducente, pero lo que queda claro es que la Constitución, en la letra clara del artículo 18º, consagra la legalidad procesal”.

Raúl Kollman le preguntó entonces ¿Cómo se soluciona esto? ¿Hay un camino?
–El único camino es prenderlos en cuanto salgan de Irán y traerlos extraditados del tercer país en que sean detenidos. Hay orden de captura internacional. Lamentablemente, el derecho no puede resolver todos los conflictos, resuelve hasta donde llega su poder, su imperium, más allá no puede, y la solución nunca puede ser romper el derecho, porque de ese modo en lugar de resolver algo se destruye todo. ¿Qué es todo? Justamente nuestra concepción del mundo democrático, nuestros estados de derecho con límites y garantías. Si para combatir el terrorismo nos deslizamos por el camino de las excepcionalidades inquisitoriales, si por excepción aceptamos que está bien ignorar derechos de la defensa y la irretroactividad de la ley, abrimos el camino para terminar aceptando la tortura, la confesión policial, y todas las conquistas de la civilización que fueron obtenidas después de mucha muerte y dolor, como resultado de la experiencia en la lucha contra las fuerzas más oscuras, tenebrosas, corruptas y asesinas de la historia, y terminaremos volviéndonos terroristas. Por ese camino el terrorismo habrá triunfado, habrá logrado su propósito, habrá destruido nuestras propias bases axiológicas, nuestros valores, nuestra convicción de que es posible un mundo respetuoso de la persona y de sus derechos. Nos vamos convirtiendo en nuestros enemigos, nos degradamos, terminamos siendo nada.

Burstein en Posadas
Sergio Burstein estuvo en Posadas especialmente invitado a la muestra comprendida por obras originales de artistas argentinos. La colección temática, perteneciente a la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), contiene pinturas, dibujos, grabados y esculturas que retratan el mundo del trabajo. La exposición que se inauguró en el paraue del Conocimiento aquí en Posadas, muestra obras de reconocidos artistas como Antonio Berni, Juan Dios Mena, Ricardo Carpani, Juan Carlos Castagnino, entre otros.

Anuncios