firma passalacqua ruibal

En un plan que distribución de tierras para la producción que oportunamente fue catalogado como revolucionario, el Estado misionero y la multinacional Arauco suscribieron ayer el traspaso de tierras de Piray que serán destinadas a una cooperativa de trabajadores sin tierra. Están ubicadas en el kilómetro 18 y en una primera etapa son 166 hectáreas de un total de 600 sujetas a compra o expropiación según una ley respaldada por todo el arco político en junio de 2013 para dar respuestas a familias de productores radicadas en el lugar. Tal como anticipara misionesplural hace tres semanas el costo por hectárea fue establecido en 3 mil dólares por lo que la inversión del Estado supera el medio millón.

El proceso para rubricar el traspaso no fue fácil y por eso demandó nada menos que tres años. El IFAI revelaba que la negociación con la empresa fue el proceso que más se extendió y admitía que no se pudo evitar debido a la puja de intereses en relación a las tierras que se hallan más cercanas a las zonas de asentamiento de los beneficiarios, ubicados a ambos lados de la ex ruta 12. Los ceos de la multinacional movieron todas sus influencias para resistir la expropiación y después pretendían ceder tierras alejadas del acceso a la ruta. Incluso, el proceso se llevó puesto a un gerente de la multinacional chilena que se mostraba reacio a llegar a un acuerdo. Toda la comunidad de la zona Norte respaldó la ley, por eso se votó en unanimidad, dado que la presencia del Estado es imprescindible para revertir la falta de tierras para producciones vinculadas a la economía familiar y por la soberanía alimentaria. De las 35.400 hectáreas que posee el Municipio de Puerto Piray, el 62% está en manos de la multinacional. Es decir 22.000 hectáreas.
La firma del acuerdo se puede considerar un triunfo de los misioneros. No obstante, en la ceremonia de ayer, el presidente del Ifai Ricardo Maciel destacó la buena voluntad de esta empresa “en favor de los campesinos”.
En tanto que el gerente de Arauco Pablo Ruibal dijo que “se logró debido al excelente diálogo entre la empresa y el gobierno provincial”.

Eldorado (Jueves, 14 de julio)El gobierno de la provincia de Misiones y la empresa Arauco Sociedad Anónima concretaron la trasferencia de las primeras 166 hectáreas de tierras ubicada en la localidad de Piray, Kilómetro 18 que será destinadas a las familias que residen en el lugar.
En total la trasferencia será de unas 600 hectáreas que se efectuará en forma progresiva.
El presidente del Ifai Ricardo Maciel dijo que “este es un primer proceso de compra y venta de parte de la provincia y que ni bien se efectúe la totalidad del pago de estas 166 hectáreas se continuará con el proceso de compra”.
En su alocución destacó el acuerdo suscripto entre la empresa Arauco y el Gobierno provincial. “Deseo destacar la excelente voluntad de la empresa en llegar a este acuerdo en beneficio de la gente”.
De su parte el gerente de Arauco Pablo Ruibal admitió que “esta fue una decisión de la Cámara de Diputados de la provincia de Misiones que consideró que la comunidad del kilómetro 18 de Puerto Piray necesitaba para poder desarrollarse y crecer y por eso fijó la expropiación o compra de 600 hectáreas de tierra ubicadas en la zona mencionada”.
“A partir de la ley, la empresa se puso a trabajar junto al Ifai y tras un diálogo amable y un trabajo en conjunto arribamos a un acuerdo que queda plasmado en la firma del mismo en la jornada de hoy (por el miércoles 13 de julio) con la presencia del gobernador Hugo Passalacqua”.
“La venta se acordó en dos etapas: la primera es de 166 hectáreas y, una segunda que esperamos concretarla en los próximos días”.
Ruibal dijo que “en total son unas 70 familias las que se ven beneficiada por el acuerdo suscripto entre el Gobierno Provincial y Arauco Sociedad Anónima”.
La firma
El traspaso fue suscripto entre el gobernador de la provincia de Misiones , Hugo Passalacqua; el presidente del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI), Ricardo Maciel, y el gerente del grupo Arauco, Pablo Ruibal, que serán destinadas para la producción de alimentos por parte de productores de Puerto Piray.
De esta manera, los productores podrán acceder a la tierra para cultivar alimentos y desarrollar emprendimientos productivos. El presidente del IFAI Ricardo Maciel confirmó el depósito en la cuenta de Arauco el dinero por la adquisición de las primeras 166, de un total de 600 hectáreas que pasarán a la cooperativa conformada por los agricultores.
Luego, en forma gradual, se irán adquiriendo las demás 450 hectáreas, completando así las 600 que fueron prometidas a los colonos de la zona. Maciel recordó que el objetivo es concretar el traspaso de tierras a la cooperativa. “Pretendemos realizar la entrega de las tierras a una cooperativa conformada por los colonos y así cumplir con la ley de expropiación sancionada hace algunos años”, señaló. Además, recordó que las gestiones se atrasaron por inconvenientes como el cambio de razón social de la empresa que pasó de ser Alto Paraná S.A. a Arauco Argentina, eso significó cambios en cuestiones administrativas y jurídicas.
Los productores
Tras conocer la novedad, Miriam Zamudio y Raymundo López, dirigentes de Productores Independientes de Piray (PIP), manifestaron su satisfacción porque en breve podrán sembrar y trabajar la tierra para generar ingresos a sus economías familiares, teniendo en cuenta que se trata de su principal medio de vida. Con el propósito de explotar las tierras para autoconsumo y comercialización de alimentos, ya cuentan con máquinas y herramientas para empezar a plantar citrus, maíz, mandioca y zapallo entre otros productos.
Antecedentes
El 6 de junio de 2013, la Cámara de Representantes de la provincia sancionó la Ley XXIV N° 11, que declaraba de utilidad pública y sujeto a compraventa y/o expropiación una superficie total de 600 hectáreas, propiedad de la compañía chilena. Además, a través de la norma se autoriza al Poder Ejecutivo a donar la superficie determinada a la Asociación de Productores Independientes de Puerto Piray, luego de haber conformado una cooperativa.
En julio de 2014 el IFAI y Arauco acordaron el inicio de la mensura de las 600 hectáreas, que serán cedidas a productores de Puerto Piray para la producción de alimentos, cría de animales de granja y desarrollo de emprendimientos productivos. Las tierras con las que se inició el proceso comprenden a los barrios Santa Teresa, Unión y Cruces de Puerto Piray, propiedad del grupo chileno Arauco.
Después de tres años de negociaciones estuvo lista la adquisición por parte del Estado provincial de los primeros lotes de las 600 hectáreas declaradas de utilidad pública.
De acuerdo con un informe elaborado por el IFAI a requerimiento de Cámara de Representantes por la demora en aplicación de la ley, se explicó que, si bien el modelo del acuerdo marco entre el Estado y la empresa ya tenía forma desde hacía casi un año, se tuvo que afrontar demoras en el trámite debido a que, durante el proceso de negociación, la empresa realizó un cambio en su razón social. De alto Paraná pasó directamente a llamarse Arauco Argentina S.A. Esto implicó una espera hasta la regularización en todos los ámbitos legales de la inscripción del nuevo nombre.
Revela el informe que en el acuerdo marco, se establecen dos etapas para la adquisición de las 600 hectáreas. La primera fracción será por un total de 166 hectáreas, 56 áreas y 30 centiáreas, por un precio total de 500.950 dólares a razón de 3 mil dólares por hectárea.
Destaca el informe del IFAI que a la fecha el organismo dispone de la suma necesaria para atender el pago del 50% del precio fijado que, debe efectivizarse al momento de suscribir el Boleto de Compraventa. Remarca además la misiva remitida a la comisión, que todos los trabajos de mensura de las tierras han sido concluidos.
En el acuerdo marco se establece asimismo que las restantes 448 hectáreas, 26 áreas y 79 centiáreas ya están demarcadas. No obstante, como se encuentran plantados, las partes consideran conveniente que la empresa maneje y coseche las plantaciones en un todo de acuerdo con sus prácticas silviculturales habituales. Para que no haya lugar a equívocos o especulaciones el acuerdo precisa que la empresa otorga a favor de la parte compradora, el Estado, la opción irrevocable de compra futura y a precios de mercado.
Título ligado al grupo y la familia
La ley que declara de utilidad pública la compra o expropiación de 600 hectáreas propiedad de la multinacional Arauco, fue en su momento caracterizada como revolucionara de la metodología de distribución de tierras expropiadas o fiscales ya que dispone entregarlas a productores en propiedad colectiva, para una explotación en forma de cooperativa y con una fuerte asistencia del Estado. De esa manera modificaba la tradicional entrega de títulos que muchas veces se convertía en negocios inmobiliarios.
“No tengo dudas que esto es el inicio de soluciones superadoras que vayan con el desafío de los tiempos: Lo que se hizo en el pasado era más de lo mismo hasta ayer, que era repartir títulos. Acá se distribuyen títulos más dignidad”, decía Carlos Rovira al analizar las innovaciones introducidas por la ley, sancionada. En declaraciones a la prensa coincidió en calificar de revolucionaria la propuesta como se había dicho en el recinto. “Es así, porque además, si el derecho a la propiedad es uno de los grandes estandartes de los movimientos liberales, donde a través del dinero uno compra, aquí la propiedad queda ligada a la familia”, subrayó marcando el criterio de la Ley. Y en ese sentido agregó que “el título pertenece al grupo. Por eso hay que distinguirlo y analizarlo muy finamente. Es mucho más que el derecho a la propiedad, es el derecho a seguir teniendo una familia en condiciones de dignidad, el derecho a la producción social cooperativizada. Creo que es una herramienta de mucho futuro y utilidad, sobre todo porque le da sostenibilidad, no sólo resuelve la propiedad. Aquí, en el tenso debate que se dio en la Cámara se comentaron situaciones donde adquirentes a títulos legítimamente, por tener que mantener a sus familias luego los han vendido y volvieron a su situación original”, denunció para destacar que “esto ahora no va a ser posible porque queda en manos de una cooperativa y de una unión muy fuerte que es la red de contención para que esto sea una verdadera solución a futuro”.
Tierras y puja de intereses
Es de recordar que para sancionar la ley, los legisladores hubieron de visitar varias veces los parajes donde viven los productores. Pero, para llegar al acuerdo marco, la lucha no terminó en la ley. En un informe anterior, el IFAI revelaba que la negociación con la empresa fue el proceso que más se extendió y admitía que no se pudo evitar debido a la puja de intereses en relación a las tierras que se hallan más cercanas a las zonas de asentamiento de los beneficiarios, ubicados a ambos lados de la ex ruta 12. Los ceos de la multinacional movieron todas sus influencias para resistir la expropiación y después pretendían ceder tierras alejadas del acceso a la ruta. No fue fácil.
Pero hay una realidad que demanda la presencia del Estado. De las 35.400 hectáreas que posee el Municipio de Puerto Piray, el 62% está en manos de la multinacional. Es decir 22.000 hectáreas.

Anuncios