El ministro de Hacienda Adolfo Safrán sostuvo que la buena relación entre el Gobierno nacional y el provincial permite que se regularice la remisión de fondos para obras públicas, aunque no se mostró tan optimista por el cuadro de situación económica nacional con el agravante de las asimetrías en el territorio provincial. Dijo que la Nación debe buscar una solución a las asimetrías y que las economías regionales están afectadas por la falta de competitividad cambiaria y la apertura comercial. “Ese es su dilema porque el gobierno de Macri es liberal y defiende la libertad de comercio”. Alertó también sobre la recaudación que crece a tasas más bajas que la inflación, lo que afecta las cuentas del Estado
Por Alejandro Fabián Spivak

Eldorado (Lunes, 8 de agosto) El ministro de Hacienda de la Provincia, mantuvo una entrevista con http://www.misionesplural.net y Radio Spika 104.5 de Eldorado el viernes pasado. Por un lado se mostró entusiasta porque la relación política entre los gobiernos provincial y nacional está permitiendo regularizar –en cierta medida- la remisión de fondos para obras públicas, pero al mismo tiempo observa críticamente la evolución de la economía
En diciembre próximo vence la prórroga que otorgó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner para el pago de los créditos que las provincias tienen con la Nación que fueron tomados, en su momento en el gobierno de Federico Ramón Puerta. Faltan tan sólo cinco meses para el vencimiento de la prórroga.

¿Confía que el gobierno de Mauricio Macri prorrogue el pago y que, definitivamente la deuda que tiene Misiones con la Nación, se licúe?
“No sabemos qué puede pasar con esto porque también el acuerdo que se firmó por la devolución del tres por ciento en forma escalonada prevé que a partir de este año la mitad puede ser utilizado por la Nación para compensar deudas exigibles que tenga las provincias. Esto significa que, a partir del año próximo la Nación puede tomar un porcentaje del porcentaje que le enviará a las próximas para aplicarlo al pago de la deuda que las provincias tienen con la Nación. Son negociaciones que debemos hacer con la Nación cada una de las provincias. Existe una muy buena predisposición del ministro del interior Rogelio Frigerio para negociar este tema”.

Esta buena relación que se logró entre el gobierno nacional y el gobierno provincial, más allá de ser de signos políticos distintas, ¿Produjo que estén arribando fondos nacionales para distintos programas que se realizan en la Provincia y para obra pública?
“La verdad es que la remisión de fondos nacionales, principalmente para obra pública se han comenzado a regularizar, no con la periodicidad que uno quisiera, pero dentro de todo no podemos decir que Misiones no está recibiendo fondos nacionales. En los primeros meses del año hubo mucho parate y, eso afectó a la obra pública provincial. A partir de febrero y hasta mayo inclusive los fondos fueron llegando con cierta regularidad. En junio cayó la remisión de los fondos y se recompuso un poco hacia mediados de julio; principalmente en los ámbitos de viviendas y vialidad y otros rubros. El gobernador (Hugo) Passalacqua la semana pasada firmó convenio para habitad, Promeba, entre otros. Hay buenas noticias para la provincia de obras que se financian con fondos nacionales y que no implican endeudamiento de la provincia. En términos generales la relación de la provincia con el gobierno nacional podemos decir que es muy satisfactoria”.

¿Cómo está evolucionando la economía misionera?
“Estamos preocupados. Tenemos sectores que son fuertes y pueden campear esta situación económica que se está viviendo a nivel país; pero las asimetrías con los países vecinos nos están pegando muy mal y, si no buscamos soluciones en forma rápida los problemas se van a agravar. También los sectores vinculados a las exportaciones tienen dificultades porque el tipo de cambio no es competitivo. Es decir que no permite exportar con los márgenes que las empresas necesitan para cubrir sus costos. Debo reconocer que como indicadores positivos tenemos el turismo que durante la temporada de invierno fue muy buena, con menores porcentajes del año pasado pero dentro de la crisis que está viviendo el país no podemos quejarnos. Debemos cuidar lo que tenemos e ir corrigiendo aquello que tengamos que corregir”.

Los madereros plantean un tipo de cambio entre 17 y 18 pesos por dólar. ¿Usted coincide?
“No sé si en esos números. Cuando el dólar subió de 14 a 15,50 pesos la situación con Brasil, en cierta forma se equilibró y no había tanta fuga de ciudadanos misioneros a Brasil como los meses precedentes . Es por ello que considero que el tipo de cambio debería ubicarse entre los 16 y 17 pesos. Esta sería una medida correctiva que nos dispararían los precios y permitiría contener la fuga de dinero hacia los países vecinos. Esto tiene que ir de la mano con que los negocios deben ser más eficientes. Mejorar sus índices de rentabilidad. En tanto que el consumidor debe caminar en búsqueda de precios.”

¿Ha bajado la recaudación?
“No. La recaudación viene creciendo por efecto de la inflación pero no como esperamos. La Provincia dio aumentos salarias en torno al 25 por ciento y la recaudación y la coparticipación federal viene de enero a julio con un crecimiento promedio del 22 por ciento. Hemos dado aumentos salariales por encima de lo que se incrementó la recaudación. Esto no es algo que se pueda mantener con el tiempo y, por ello deseamos que la recaudación de impuestos crezca un poco más sino no se podrán sostener los aumentos salariales que dimos en marzo, abril y mayo”.

¿Han quedado cortos los aumentos salariales para el presente año?; porque hay gremios que desean reabrir las paritarias.
“Es un tema que veremos y que está ligado con la coparticipación federal. Si la coparticipación de impuestos se ubica en torno al 22 por ciento, más allá de la buena predisposición del gobierno provincial si ese porcentaje no mejora no podremos reabrir paritarias”.

El propio gobierno nacional ha tomado a Misiones como ejemplo de equilibrio financiero y fiscal, en contraposición de otras provincias….
“No somos la única provincia que se toma como ejemplo de austeridad y de buena administración, pero son contadas las provincias que desde la Nación se las ven con buenos ojos en cuanto a la administración financiera. Misiones, es una de las provincias que no necesitó tomar créditos, ni tampoco adelantos de dinero de la Nación como si ocurrió con provincias como Buenos Aires, Jujuy, Mendoza o Entre Ríos. No salimos al mercado internacional a colocar bonos de deuda. Sólo nos podríamos endeudar para alguna que otra obra muy puntual que tanto el gobernador Hugo Passalacqua y el presidente de la Legislatura Carlos Rovira entiendan que la obra en cuestión servirá para el crecimiento de la provincia. Lo que no se justificaría es endeudarse para pagar sueldos, proveedores o para la realización de obras públicas de montos pequeños”.

Hay municipios que aguardan muy ansiosos la devolución del 15 por ciento en forma escalonada (la Nación se comprometió a devolver ese porcentaje de aquí al 2020) porque esperar recibir un porcentaje de ese dinero para mejorar su situación financiera…
“El gobernador (Hugo) Passalacqua ya lo confirmó que hay un grupo de municipio que recibirán un porcentaje para mejorar su situación financiera debido a la baja coparticipación que tienen debido a su crecimiento.”.

¿Creció el fondo de la soja?
“El fondo de la soja vino creciendo los primeros meses del año, esto fue producto de la devaluación a pesar de la caída de las retenciones. En los meses de junio y julio este fondo llegó con caída con respecto a los mismos meses del año pasado. Junio vino con una caída del 46 por ciento y julio un 16 por ciento menos. Lo que hace que la Provincia haya recibido en los últimos 12 meses un acumulado de un 24 por ciento más, pero entendemos que el valor debería haberse ubicado en torno al 35 por ciento. Vino bajo porque el precio de la soja a nivel internacional bajó y por consiguiente los exportadores no liquidaron soja”.

¿Cómo analiza usted el blanqueo de capitales que lanzó el gobierno nacional?
El blanqueo de capitales tiene varias patas. Esto le da a la gente que no declaró vienen propios e inmuebles y dinero en efectivo lo pueda exteriorizar con un cargo . Y, el cargo depende del destino que tienen esos recursos. Esa ley le permite a las empresas hacer un plan de pagos con la Afip. En algunos sectores esto producirá cierta mejora. Todo dependerá si el blanqueo es exitoso. En cuanto a las finanzas públicas el blanqueo tiene un destino especificó: está destinado a financiar el Anses y el pago a los jubilados”.

Le pregunto al economista Adolfo Safrán. ¿Ve con buenos ojos que la Nación haya salido a buscar créditos internacionales?.
“Para algunas obras puede ser interesante tomar deuda. No es tan saludable que lo haga”.

Le pregunto porque el gobierno anterior desendeudó el país y el actual lo está endeudado…
“Durante 12 años bajo los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner se desendeudó el país. Esto se debe destacar de los gobiernos de Néstor y Cristina porque la deuda pública argentina no solo era una carga para el país sino también para los demás países latinoamericanos. No es saludable que venga otro gobierno y endeude al país nuevamente. Tomar deudas para obras está bien siempre y cuando no se lo sobreendeude en dólares porque ello producirá un estrangulamiento y asfixia a la economía nacional”.

¿Cómo se mejoran las economías regionales?
“Básicamente con el tipo de cambio. Hay dos herramientas: el tipo de cambio que le da competitividad y controlar las importaciones. Este es el gran dilema que tiene el gobierno nacional porque el gobierno de Macri es liberal y defiende la libertad de comercio. Esto produce que se abran las importaciones y sectores como la forestoindustria queden desprotegidos y no puedan colocar sus productos en el mercado interno no externo. Ningún países tiene libertad de comercio, cuidan sus industrias y protegen a algunos sectores porque de lo contrario se produce el quiebre de las industrias”.

Anuncios