Sereno denunció ante la justicia a Julio Petterson, por falsear otra denuncia, dice. Y Cacho Bárbaro descalificó a la asociación yerbatera que preside el joven dirigente de Andresito que está dirigida por personas que “no son productores yerbateros o por lo menos no están inscriptos como tales”.

Posadas. El Partido Agrario y Social (PAyS) denunció ante la justicia penal al dirigente yerbatero Julio Petterson, de Comandante Andresito, por haber formulado una denuncia por una falsa agresión que dice haber sufrido el 26 de julio pasado cuando un grupo de manifestantes reclamaba contra las medidas de ajustes del Gobierno nacional en la intersección de las rutas provinciales 101 y 19.

Por otra parte, el PAyS también arremetió contra la Asociación Civil de Productores Yerbateros de la Zona Norte, que preside Julio Petterson, donde aseguran que “cinco de los doce integrantes de la Comisión directiva no son productores yerbateros o por lo menos no están inscriptos como tales”

Tanto el PAyS como dos de sus diputados, Cacho Bárbaro y Martín Sereno, fueron acusados por Petterson  de ser “agresivos, mentirosos” y de utilizar “a los productores en beneficio propio”, así como valerse de los “cortes de ruta y las protestas para hacer política”.

Las denuncias del dirigente yerbatero surgieron después de las protestas del 26 de julio en la localidad de Comandante Andresito, donde dijo haber sido agredido por Sereno y después por los manifestantes a quienes acusó de haber golpeado y abollado su camioneta.

Tanto sereno como Bárbaro desmintieron los incidentes, respaldados por un informe del jefe de la comisaría de Comandante Andresito, que aseguró que durante la protesta no hubo incidentes de ningún tipo. En ese sentido, el diputado Sereno presentó una denuncia penal en contra del dirigente yerbatero, por la presunta comisión de delitos de acción pública.

Pero al margen de ello, Cacho Bárbaro difundió también un comunicado de prensa a través del cual asegura que a raíz “de las recientes declaraciones ofensivas y difamatorias que realizó en medios de comunicación el dirigente yerbatero Julio Petterson contra el Partido Agrario y Social, Héctor Bárbaro solicitó la lista de integrantes de la Asociación Civil de Productores Yerbateros de la Zona Norte, que Petterson preside y aduce actuar en nombre de esa organización”.

Para Bárbaro, la Asociación no es más que un pretexto para que Julio Petterson “negocie con el Gobierno algún tipo de beneficio personal”, dijo el legislador.

“Grande fue la sorpresa –para Bárbaro- al ver que de las doce personas que integran la Comisión Directiva de la Asociación Yerbatera, cinco no son productores yerbateros o por lo menos no están inscriptos como tales. El mismo presidente (Petterson) figura como contratista, con negocio de venta por mayor de materiales de construcción y prestador de servicios desde 2013; mientras que su vicepresidente, José Baches, tiene un mercado, hace repartos y además entrega yerba. El secretario, Sergio Armindo Heineck, también maneja un mercado de autoservicios, es prestador de servicios, y productor yerbatero. Pero lo que más nos llamó la atención es que el tesorero, Antonio Ramos Pereira, parece un fantasma porque no figura en ningún lado. Después de insistir en la averiguación de datos, nos encontramos que figura en la AFIP como contratista; pero “sin actividad”, y además no está registrado en el Inym, lo que significa que no es productor. Esto es muy raro porque generalmente el tesorero es quien maneja el dinero de la asociación, y no solo no es productor sino que carece de actividad”, explicó el diputado.

Las conclusiones surgen al cruzar los datos del listado de los integrantes de la Asociación con los del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) y de la AFIP.
De torneros y fantasmas

Corte de Ruta en Andresito1
Petterson y Sereno, en la protesta del 26 de julio.

Dentro de la comisión directiva de la Asociación Yerbatera, hay cuatro revisores de cuenta. “Entre ellos está Carlos Knoll, que no aparece como productor yerbatero; y Arlindo Escarbán, que no tiene nada que ver con la producción de yerba porque figura en la AFIP como tornero pero tampoco está activo. La que si aparece es su hermana, Liliana Escarbán, como prestadora de servicio de yerba mate. Después, entre los vocales se nombra a Luis Alberto Antúnez, que es otro fantasma: no figura ni en la AFIP ni la página del Inym, y finalmente aparece Ariel Carlos Correia que tampoco existe en los registros con alguna actividad conocida; en los papeles dice que vive en el paraje San Martín, de Andresito; pero allá nadie lo conoce”, expresaron desde el PAyS.
Para Bárbaro, estos datos “demuestran que Petterson, al que muchos consideraban como un gran luchador del sector de la yerba mate, y que formó parte del Tractorazo, símbolo de la lucha yerbatera en Misiones, solo se dedica a negocios para su propio peculio y nada hace en beneficio de los productores. Y sin embargo acusa a los diputados del PAyS, diciendo que utilizamos a los colonos y a los chicos que participan junto a sus padres en los reclamos de la ruta, para beneficios políticos. Pero lo que queda claro es que Petterson armó la Asociación que preside para un negocio personal, para sentarse en la mesa y negociar para él y su grupito. A esta altura creo que hasta las firmas que figuran en ese registro son truchas; es decir que se incurre en falsificación de datos. Esta Asociación no puede estar representada en el Inym, y está claro que al tratarse de una entidad de productores yerbateros, la comisión directiva no puede estar integrada por torneros ni tareferos, por lo que demuestra que es un fraude y un engaño a los productores en general”, enfatizó Bárbaro.

La denuncia penal contra Petterson

Corte de Ruta en Andresito2
Petterson y Sereno, el 26 de julio en Andresito.

Por otro lado, el diputado Martín Sereno presentó la denuncia penal contra Julio Petterson, productor y comerciante, ante la Fiscalía de Instrucción de Puerto Iguazú por la presunta comisión de delitos de acción pública, “poniendo en conocimiento una serie de hechos que mencionó acerca de lo sucedido el 26 de julio de este año, cuando un grupo de ciudadanos reclamaban sobre las rutas Provinciales 101 y 19, sobre el que Petterson afirmó -en una denuncia que efectuó el 27 de julio en la Comisaría de Andresito-, que fue agredido por los manifestantes” y que estos golpearon y abollaron su camioneta.

Ante esto, Sereno destacó que “una vez merituados y de conformidad a lo establecido en el artículo 196 del Código Penal se requiera instrucción formal”.
El diputado Sereno señaló en el escrito presentado ante la Fiscalía, que “Petterson hizo una denuncia falsa de falsedad absoluta, configurándose el delito que surge de la tipificación de la conducta del artículo 245 de Código Penal (el que denunciare falsamente un delito ante la autoridad)”.
Agregó que la “falsedad absoluta surge del informe emanado por la propia policía sobre los hechos ocurridos y que remitió a la Jefatura de Policía de la Provincia el comisario Milciades Benítez, presente en el lugar de la protesta para garantizar la seguridad de manifestantes y transeúntes. En ese informe se detalla que “no hubo ningún tipo de incidentes ni agresión física en ninguna de las partes”.
Por esto, el legislador considera que “la denuncia falsa realizada por Petterson, refiere a la imputación de hechos que constituyen infracción penal (daños y agresión física) y que son absolutamente falsos conociendo el denunciante la falsedad”, indicó.
Además presentó pruebas documentales, como la copia del informe policial y notas periodísticas, entre otras, además de un listado de posibles testigos que estuvieron en el lugar y puedan dar cuenta de los acontecimientos ocurridos el 26 de julio, en el marco de la protesta pacífica protagonizada por gran cantidad de ciudadanos, solicitando que se dé inicio a la investigación penal pertinente.

Anuncios