Ajenos a la gravedad de la crisis económica y del delicado equilibrio institucional que sostiene al gobierno nacional, la directivos de la UCR de Misiones cada vez más aislados y ninguneados por la Casa Rosada, se prestan al juego mediático que no solo busca “embarrar la cancha” engañando y ocultando los efectos de las políticas de ajuste sino que naturalizan la existencia de las redes mafiosas de comunicación y las “operaciones” que producen. En su ansiosa ingenuidad volvieron a formular denuncias por concesiones de obras públicas que terminan involucrando al mismísimo Macri.

Posadas (Viernes, 2 de septiembre) Con la fe de los conversos, los directivos de la UCR Misiones vienen sobreactuando su adhesión, no sólo al ajuste económico, sino también al rumbo neoconservador de las políticas que en el frente simbólico constituyen un retroceso político-ideológico. Sin embargo, no terminan de ganar la mínima atención de los funcionarios de la Casa Rosada que los ningunea en cada visita que hacen a la provincia. Ayer, el ministro de Trasporte Guillermo Dietrich viajó para inaugurar los nuevos puentes sobre el Arroyo el Zaimán y firmar un convenio para poner en marcha desde comienzos del 2017 la anhelada obra de la autovía Santa Ana-San Ignacio. Fue explícita ante la prensa su buena afinidad personal no solo con Hugo Passalacqua sino también con el intendente Joaquín Losada, para augurar un “futuro promisorio para la provincia de Misiones”. Se lo vio distendido a pesar del yeso en su antebrazo izquierdo pero no al punto de admitir audiencias con directivos de la UCR. Su argumento fue directo y sin anestesia “no me interesa la política de comité”. En la misma sintonía de Rogelio Frigerio, que hace una semana argumentó que la Casa Rosada se encuentra decidida a gobernar para todos los argentinos respetando la voluntad de las provincias expresada institucionalmente por sus gobernadores. “¿Qué pretendés –le dijo a Gustavo González en Iguazú- que a Misiones le vaya mal para que ustedes puedan ganar votos? No es así, no es ese el sentido de los cambios”, le enseñó a su interlocutor de acuerdo con deslizamientos al interior del PRO.
La decisión de Rovira
Esta sintonía entre los gobiernos, nacional y provincial, tutelada por la firme decisión de Carlos Rovira de asumir una actitud colaborativa en función del respeto a los mandatos populares y en defensa del funcionamiento de las instituciones de la República para la resolución de las diferencias, tiene a los actores de la “vieja política” desorientados. Es lo que trasmitió el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, en la reunión política del PRO celebrada en San Juan hasta donde llegaron las quejas de la partidocracia. Ver nota: Frigerio desalentó la fantasía de instalar gobiernos paralelos en las provincias
Pero a los directivos de la UCR Misiones no les entran razones. González y Germán Bordón terminan sus mandatos. Con una urna en la cabeza, la atención está puesta en las elecciones de 2017. No tienen tolerancia a la escucha de las demandas básicas de la gente, ni de prestar atención a los efectos sobre el empleo, la inflación y los ingresos populares generados por las medidas económicas que respaldan con esa fe de los conversos.
No es casual que estén cooptados por el mensaje único y la divulgación mediática reiterada con que los medios hegemónicos crean una realidad que se independiza de la trama mafiosa que la origina. El precio que pagan para ganar minutos al aire es dejarse usar para tratar de trasferir a Misiones la prédica clarinesca que identifica toda la obra pública con la corrupción. Así, el montaje de programas con el rótulo de “investigación” pero que no son más que escritorios de recepción de denuncias sin fundamentos, los presenta como socios.
“Somos pocos y nos conocemos mucho”, decía ya el primer gobernador después de la dictadura para identificar estas mafias mediáticas con entramados en los sectores empresarios y políticos, aunque en Misiones no pudieron perforar a la conducción del Poder Judicial.
Las denuncias como arma proselitista tienen como actor de reparto los reclamos de las reglas electorales. Nunca están conformes con las vigentes. Votaron en contra de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, PASO cuando las impulsó el gobierno anterior, con argumentos casi bíblicos y rasgándose las vestiduras por la destrucción de la República. Este año, nada menos que Mauricio Macri sugirió abolirlas, porque hacen perder tiempo, porque son una farsa ya que casi todos los frentes y alianzas presentaron listas únicas y porque no hace a la esencia de la representación. Aterrados de quedar afuera del dedo del Presidente fue la primera vez y única en que la UCR se le plantó a Macri.
Molina retado por Schiavoni
En la sesión de anoche, fue el turno de Walter Molina para hacer la denuncia. El mecanismo es a través de pedidos de informe al Ejecutivo. En un tono de tribuna, alzando y modelando la voz al estilo de los actos proselitistas, según se comentó en la sala de periodistas, Molina se mostró indignado por la demora en la pavimentación de la ruta provincial 105 de acceso a Fachinal. La Comunicación solicita saber “si los fondos para la pavimentación en su totalidad corresponden a la Nación, o parte de los mismos debieron ser aportados por la Provincia; si es cierto que los fondos no fueron girados por la Nación para su terminación; si es cierto que la Entidad Binacional Yacyretá se habría comprometido a realizar la obra; y si la empresa adjudicataria ha recibido algún pago”.
Dice en los fundamentos: “según declaraciones del Intendente de Fachinal, en Buenos Aires, esta obra según un organismo nacional, figura como asfaltada, o sea, finalizada, pero él no posee documentación que lo certifique. Si esto es así, estaríamos nuevamente ante un caso de corrupción como los tantos que se vienen ventilando a nivel nacional con la obra pública, del cual “el caso López” es el más emblemático”.
El diputado Orlando Franco, que preside la comisión de Obras Públicas, en un estilo de moderación que contrastó con el exaltado de Molina, respondió que el primer contrato fue rescindido porque Vialidad Nacional se fue atrasando con los fondos y después de un impase empezó a gestionar la posibilidad de establecer un convenio con la EBY, no sólo para financiarla sino también para su ejecución. Fue cuando reveló que se llegó a firmar un contrato con una UTE encabezada por IECSA. “Hay que entender el contexto” en el que se planifican, financian y ejecutan las obras, dijo Franco poniendo como lección, toda su trayectoria en el Ejecutivo, para marcar la diferencia entre hablar y hacer.
El diputado alfonsinista de Vanguardia Radical, Hugo Escalada en otro estilo, quizá con la intención de abochornar al denunciante, subrayó lo que desocultó Franco. “Tirás del hilo y siempre al final de las denuncias aparecen las empresas de Macri”, ironizó. Por eso reveló que en la comisión de Obras firmó el proyecto de Molina. Dijo que se complementa con el pedido de informe más abarcador sobre todas las obras que hicieron en Misiones desde 1983 las empresas de Macri. Pedido de informes que fue aprobado por la Cámara con el voto positivo incluso de la UCR que se vio entrampada en su propia lógica denunciativa. “Esta es otra de las obras inconclusas en las que aparecen las empresas de Macri”,
Y chicaneó al diputado de la UCR que momentos antes había votado junto al PRO en contra del repudio al golpe en Brasil y del repudio a la decisión de Migraciones de abrir un centro de detención de migrantes irregulares. “No va a estar muy contento Macri con este pedido de informes” bromeó.
Contrariamente al efecto buscado, las caras largas por el discurso de Molina se vieron en el bloque del PRO. “Ya me van a pegar otro tirón de bolas en Buenos Aires”, le comentó Alfredo Schiavoni a Jorge Retier, en voz no tan baja como dejarse oir.

Anuncios