Nuestro colaborador Alejandro Spivak salió al cruce respetuosamente de la madre del presidente Macri, Alicia Blanco Villegas. El periodista afirma que en nuestra provincia al menos, existe una arraigada cultura del trabajo y una predisposición también cultural al estudio y a la preocupación de la padres por la movilidad social que sustenta la educación.

En la edición del domingo 16 del corriente del diario Perfil, en una entrevista Alicia Blanco Villegas, madre del presidente Mauricio Macri afirmó que su hijo está haciendo una gran sacrificio por la vida de los demás”. No dudo que sea así, pero también los ciudadanos de este bendito país están haciendo un gran sacrificio para paliar la crítica situación que se está viviendo, principalmente los que residen fuera de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, debido al paupérrimo estado en que se encuentran las economías regionales.

En la entrevista la señora Villegas afirmó que “a este país le falta la cultura del trabajo y el estudio”. Lejos de polemizar con la madre del Presidente de la Nación deseo contarle que, por ejemplo en Misiones no es cierto lo que afirma.

Tareferos (cosechadores de la yerba mate); tealeros, tabacaleros, obreros madereros, docentes (muchos de ellos recorren decenas de kilómetros para educar a nuestros hijos), empleados en general se levantan muy temprano para cumplir con su tarea diaria.

La madre del presidente afirmó también que falta la cultura del estudio. A diario cientos de chicos, adolescentes y jóvenes se educan en las escuelas públicas y privadas. Inclusive quienes viven en el interior profundo caminan decenas de kilómetros para llegar a las aulas. También lo hacen los hermanos mbya; muchos de los cuelas inclusive se educan en la universidad del Estado.

Cientos de jóvenes que viven en el interior del interior de la provincia dejan sus cálidos hogares para ir hacia otras localidades y cumplir sus sueños de recibirse como profesionales a lo largo de cinco o más años de estudio. Muchos trabajan y estudian. Hacen un gran sacrificio. Muchos comen, como se dice vulgarmente salteado y juntan las monedas para llegar a fin de mes. Estudian en las bibliotecas o de fotocopias. Yo le propongo a la señora Villegas que recorra el interior profundo y verá “in situ” como miles de ciudadanos muestran que los argentinos tienen cultura al trabajo y a la educación.

Alejandro Fabián Spivak, periodista de Eldorado, Misiones

Anuncios