El subsecretario de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Urriza, reveló que desde el organismo se está trabajando para dar cumplimiento al acuerdo firmado con productores yerbateros y en cuestiones estructurales. En declaraciones exclusivas anticipó que hay intención de controlar los abusos de posición dominante por parte de supermercados y molineros.

Por Alejandro Fabián Spivak

Eldorado (Sábado 25 de marzo).El subsecretario de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Urriza, afirmó que están trabajando para que la industria cumpla con el pago de los 5,10 pesos establecidos para el kilogramo de hoja verde de yerba mate, cuyo incumplimiento disparó la protesta de los productores yerbateros pero adelantó también que el nuevo laudo no estará muy por arriba de ese monto, descartando así la propuesta del Gobierno de Misiones de establecerlo en 50 centavos de dólares (unos 7,80 pesos).
Por otra parte, aseguró también que habrá flexibilidad en cuanto a la cupificación para los pequeños y medianos productores y que desde la Secretaría de Comercio e Industria de la Nación están haciendo controles en supermercados e hipermercados.
Uno de los acuerdos entre productores y el directorio del Inym fue la cupificación: por Resolución del organismo quedó establecido que debe quedar sin cosechar al menos el 20 por ciento de las plantaciones, para evitar la sobreoferta de materia prima.
Misiones Plural entrevistó en exclusiva al funcionario nacional, un día después de que se destrabó el principal punto de conflicto con los productores yerbateros quienes acamparon durante una semana frente a la sede del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), en el centro de Posadas.

-Podemos suponer que están más que conformes con el acuerdo arribado con los productores yerbateros, tras casi un mes de intensos reclamos y que comenzó con el yerbatazo del 1 de marzo en Plaza de Mayo y prosiguió con cortes de ruta, tractorazos y la toma del Inym en Posadas…
– Sí. Conformes por tener un acuerdo y se puedan resolver las cosas en paz dentro de las instituciones. Por supuesto que los acuerdos se deben llevar adelante y, por tal motivo ese es el desafío que tenemos desde la Secretaría de Ganadería y Pesca de la Nación. Este acuerdo permite que vayamos encaminándonos en cosas concretas; vamos avanzando de a poco, concretando cosas y por eso hemos dado un paso muy importante con este acuerdo.

-¿Cómo garantiza la Nación que se cumplan los acuerdos suscriptos con los productores yerbateros?
-Los acuerdos tienen dos o tres líneas de temas. Uno de esos acuerdos, que a los productores les interesa mucho, es el cumplimiento del precio del kilogramo de hoja verde (5,10 pesos el kilogramo). Y, en eso, estábamos haciendo algunos trabajos que se agregan al acuerdo firmado con los productores y que se van a profundizar, como el convenio que suscribiremos con la Afip, con Rentas de Misiones y con el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria que tiene el Ministerio de Agricultura de la Nación y el Inym, para abordar la problemática del control con mayor profundidad y en conjunto. Trataremos de resolver un problema que viene desde hace décadas y que con justicia reclaman los productores.

– El tema yerbatero es un problema que viene de años. No es nuevo. ¿Podríamos establecer que es un tema cíclico como usted lo dice?
-Sí. Es cierto. Eso quiere decir que el desafío que estamos enfrentando es muy grande. Vamos a ir atacando tema por tema. En cuanto al cumplimiento del precio oficial estamos analizando la estrategia que ha tenido el Inym y, ahora sumaremos a Rentas de Misiones y a la Afip”.

-Otro de los puntos que se firmaron es la no cosecha de un 20 por ciento de las superficies plantadas con yerba, es decir la cupificación. Productores pequeños que no alcanzan las 10 hectáreas plantearon que dejar ese porcentaje sin cosechar es imposible porque implicarían la no cosecha de entre dos o tres hectáreas, en este ejemplo, que para ellos representa muchísimo. ¿Podrían rever este punto para los pequeños y medianos productores?
-Sí. Sin dudas. El 20 por ciento puede ser una ayuda para disminuir la oferta de hoy y, por eso los productores lo pidieron. Por un lado esto es bueno pero por el otro, toda medida tiene su contra y el 20 por ciento para aquel productor que tiene una producción chica es muy importante. Por ello seguramente tendremos alguna flexibilidad para el pequeño productor. Lo bueno es que esta medida puede ayudar por ahora; y es una medida que recomienda el Inta porque es parte de un mejor rendimiento para el yerbal aunque en el corto plazo se produce menos y esto puede ser un problema para el pequeño productor. Pero para el mediano plazo puede ser una ventaja para todo el sector porque es más sustentable y se termina cosechando más. Es una medida interesante pero el problema coyuntural para el pequeño productor va a ser atendida.

-¿Existe la posibilidad de que la Nación garantice más dinero del ofrecido para que aquel productor yerbatero que cobró su cosecha del año pasado y recibió cheques posdatados a más de 180 días, por ejemplo, los pueda descontar en las entidades bancarias?
-Lo bueno del acuerdo que firmamos es que vamos poniendo metas concretas. Este miércoles se firmaron 200 millones de pesos por un lado y el Fonagro por el otro. Sabemos que el capital de trabajo de la cadena yerbatera es más grande. Primero vamos por metas concretas para el arranque de la cosecha. Sin duda que esto no es suficiente para la cadena yerbatera, pero es un primer acuerdo y ya tenemos una mesa para trabajar juntos.
-¿Se establecerá algún control hacia los supermercadistas, con respecto a los precios del paquete en góndola?
-Ya lo estamos haciendo. Antes de este acuerdo veníamos trabajando con la Secretaría de Comercio e Industria que ya implementó algunas medidas de control en Capital Federal y el gran Buenos Aires. Además estamos implementando un control de la competencia en la que le pedimos a Comercio que verifique si empresas grandes se pueden carterizar o no en desmedro de los más chicos. En pocas semanas presentaremos el informe correspondiente y de ser necesario aplicaremos las sanciones correspondientes.

-Los productores yerbateros aseguran que los supermercadistas se quedan con la mayor ganancia. Hay estudios que aseguran que les ingresan por la venta de yerba mate unos 12 mil millones de pesos anuales cuando a cada uno de los productores les ingresan unos 120 mil pesos anuales….
-Sí. Es todo un tema que no pasa solamente por los márgenes de ganancia sino también de ineficiencias en la cadena yerbatera pero no sólo le sucede a la yerba mate sino a muchas economías regionales donde hay muchos intermediarios y se encuentran en punta supermercados que tienen mucho poder.

-¿Y habrá control hacia los molineros? Porque la yerba mate es una actividad económica que está manejada por no mas que cinco grandes empresas…
-Parte de los que estamos estudiando es el último eslabón de la cadena yerbatera que son los supermercados e hipermercados pero también estamos estudiando el eslabón anterior que son las molinerías porque todos sabemos que algunas empresas tienen mucho poder. Eso puede ser un problema y seguramente una de las causas del no cumplimiento de los precios oficiales sería eso. Por supuesto que sería más fácil para la cadena yerbatera si habría mayor competencia molinera o mayor cantidad de cooperativas. Eso es un punto que tenemos que trabajar. Por suerte existen cooperativas de pequeños y medianos productores.

-Después de todo lo sucedido. ¿Plantean cambios en el Instituto Nacional de la Yerba Mate?
-Para nosotros lo más importante desde un primer momento es el respeto a las instituciones. Es decir se deben cumplir los mandatos y por ende la ley. Uno de los reclamos en el conflicto de parte de los productores yerbateros era que se cumpla la ley. Ellos se referían, por ejemplo, al precio y yo digo también que se debe cumplir con la institucionalidad del Inym porque si se cumple el precio pero se desarma el Inym no se estaría cumpliendo con la ley. Nosotros queremos que el inym funcione institucionalmente, que escuche a todos y por ello se conformó una comisión asesora. Dentro de poco se renuevan las autoridades del Inym y vamos a ser lo más transparentes posibles para fortalecer el Inym. No queremos ningún cambio en el Inym que no sea dentro de la ley. Vamos a estar sobre la renovación de las autoridades para que sea lo más legítima posible para que todos se sientan representados. Yo estoy convencido que la actual mesa del Inym trabaja muy bien pero también no desconozco que hay productores y otros sectores que se sienten no representados y, por consiguiente se los debe escuchar dentro de las institución.

-El 31 de marzo debe estar laudado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación el nuevo precio de la cosecha de inverno de la yerba mate. El gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, sugirió que el precio de la hoja verde se debería ubicar en torno a los 50 centavos de dólares por kilogramo. Estimo que no me anticipará el nuevo precio que laudarán, pero podría darme una idea que nos permita inferir cuál sería el precio para la hoja verde.
-Por supuesto que no le puede adelantar el valor porque no estaría cumpliendo con la ley. Pero si le digo que hay cosas que por sentido común todos vamos a entender. Los molineros, los productores y toda la cadena yerbatera sabe que si es difícil lograr que se cumpla hoy el precio oficial de 5,10 pesos el kilogramo de hoja verde, todo lo que sea por arriba de eso será más difícil cumplir. Por ello, el primer foco es que se cumplan ya los 5,10 pesos, pero también sabemos que hubo y hay inflación. Los 5,10 pesos fueron hace seis meses. Si bien la inflación en el último semestre no fue mucha, existió y, esto implicó que los productores yerbateros tengan más costos y que los tareferos (cosecheros) se merecen que se les mejore el sueldo. Los 50 centavos de dólares que no sé si es oficial, históricamente fue difícil de cumplir. Es un valor orientativo. Lo concreto hoy son los 5,10 pesos y que hubo inflación lo que produjo que subieran los costos a los productores y a los tareferos.

Anuncios