Con 58 votos a favor, el Senado argentino convalidó y transformó en ley la iniciativa que propone un marco regulatorio para el uso de medicinal y científico del cannabis y sus derivados.

Buenos Aires (Agencias). El Senado argentino convirtió en ley la noche del miércoles el uso de cannabis con fines medicinales, proyecto que había sido aprobado en noviembre pasado por la Cámara de Diputados.
El proyecto fue aprobado por unanimidad con 58 votos en el pleno del Senado, ante la presencia de un grupo de madres con hijos enfermos que estallaron en llantos.
De esta forma, establece un marco regulatorio para la investigación medica y científica del cannabis. El INTA y el Conicet serán los encargados de cultivar y analizar las potenciales propiedades de la marihuana.
Valeria Salech, fundadora de “Mamá Cultiva”, señaló que se trata de “una terapia alternativa” que “ataca síntomas” y es aplicable a varias patologías.
La nueva normativa indica que la producción se impulsará a través de los laboratorios públicos agrupados en ANLAP (Agencia Nacional de Laboratorios Públicos). Sin embargo, hasta que arranque la producción nacional del cannabis, la ANMAT permitirá la importación de aceite de los Estados Unidos.
“Es un sueño cumplido, una alegría inmensa porque esto va a dar la contención (…) a los pacientes sea cual fuera la patología”, dijo a la AFP María Laura Alasi, madre de Josefina, una niña de 4 años que a los 7 meses le diagnosticaron síndrome de West.
Alasi, cuya hija sufría diariamente decenas de convulsiones de epilepsia, indicó que “si bien es una ley que no contempla el autocultivo, y hay muchas mamás que están cultivando, tengo fe que los senadores van a a encontrar alguna vuelta”.
El médico Marcelo Morante dijo a la prensa en el Congreso que la aprobación de la ley “abre el camino para que la sustancia sea obtenida a través de una fuente legal y para que haya un acompañamiento médico de su uso, es decir, abre la puerta a la medicina cannábica”.

Anuncios