La Comisión de Educación de la Cámara de Representantes dio dictamen hoy a un proyecto de Ley para crear el Programa Provincial de Detección Temprana de Dificultades Específicas del Aprendizaje. La iniciativa se sustenta en la convicción política de reconocer derechos donde hay personas vulnerables. Es una diferencia doctrinaria de la Renovación con el posicionamiento que asumen los gobiernos conservadores, que tienden a recortar los recursos destinados a la acción social y desertar de las responsabilidades del Estado.

Posadas (martes, 27 de junio) La Provincia creará un programa de Detección Temprana de Dificultades Específicas del Aprendizaje a la vez que adhiere a la Ley que declara de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos que presentan alteraciones de base neurobiológica que afectan a los procesos cognitivos con implicancia en el ámbito escolar. Esta mañana, la comisión de Educación de la Cámara de Representantes, que preside Carlos Báez, aprobó un dictamen que por su apoyo unánime se adelanta sea convertido en el ley en la sesión ordinaria del próximo jueves.
La redacción final del proyecto fue elaborado en base a la confluencia de iniciativas de los diputados, Rojas, Losada, Sereno, Leyría, el propio Báez y de Lindemann. El debate que cerró el tratamiento contó hoy con la participación de Ramón Martínez, director de la modalidad de Educación Especial del Consejo General de Educación (CGE), espacio institucional creado por decisión del gobernador Hugo Passalacqua. El funcionario que había destacado con anterioridad el avance de las políticas educativas en la provincia y sobre todo en la Educación Especial, se mostró entusiasmado con el proyecto. Volvió a distinguir el lugar que tiene la educación en la agenda política de la provincia. En su exposición hizo referencia al cuadro de situación en las escuelas y apoyado en observaciones que había formulado María Losada sobre la necesidad de no recargar sobre los docentes todas los cambios que se imponen en el sistema, admitió que se tiende a trabajar sobre “el no podés” del alumno, lo que genera exigencias no sólo al niño o adolescente sino también al docente. De todos modos rescató las políticas de cambios y se pueden resumir, para entenderlos en un proceso de la escuela integradora a una escuela inclusiva.
Se entiende que el proyecto refleja el reclamo de muchas familias, por las dificultades que atraviesan sus hijos en el aula, ya que el sistema educativo no ofrece suficientes respuestas e instrumentos integradores para esta problemática. El nuevo Programa amplia a las personas con dificultades, como la dislexia, la modalidad transversal en el del sistema educativo que asegura el derecho a la educación de las personas con discapacidad garantizando el acceso, la participación, la permanencia y egreso de los diferentes niveles del sistema.
Los proyectos que ingresaron tanto de la Renovación como desde las oposiciones, definen a la dislexia como la principal alteración de las llamadas DEAs.

La recuperación del Sujeto

Esta Ley permitirá en el ámbito de educación y de salud poder detectar en forma temprana esta afección en el aprendizaje de los chicos, y reconoce como prioritario proponer y construir distintas formas de escolarización que permitan superar prácticas y saberes que esperan lo mismo, de la misma manera y al mismo tiempo, de todas y todos los estudiantes.
Parte de las dificultades en la trayectoria escolar se vinculan con la existencia de formas rígidas de organización que responden a un modelo escolar homogeneizador. Por ello, se plantea a través del abordaje integral e interdisciplinario, que el modelo escolar incluya educativamente a los sujetos que presentan estas dificultades, contemplando una permanente capacitación docente para que puedan aplicar la curricula adaptada, garantizando de esta forma que estos niños misioneros tengan una educación inclusiva.
El diputado Báez consideró que “esta Ley permitirá en el ámbito de educación y de salud poder detectar en forma temprana esta afección en el aprendizaje de los chicos, y reconoce como prioritario proponer y construir distintas formas de escolarización que permitan superar prácticas y saberes que esperan lo mismo, de la misma manera y al mismo tiempo, de todas y todos los estudiantes. Parte de las dificultades en la trayectoria escolar se vinculan con la existencia de formas rígidas de organización que responden a un modelo escolar homogeneizador. Por ello, se plantea a través del abordaje integral e interdisciplinario, que el modelo escolar incluya educativamente a los sujetos que presentan estas dificultades, contemplando una permanente capacitación docente para que puedan aplicar la curricula adaptada, garantizando de esta forma que estos niños misioneros tengan una educación inclusiva.
De lo que se habla es nada menos que la recuperación del Sujeto aprisionado en las estructuras. Es una toma de decisión profundamente filosófica y política que marca la identidad del proyecto Renovador y lo distingue del mito del individuo libre del neoliberalismo. Estos cruces subyacen siempre en los debate de comisión aunque muchas de las veces fluyan sobre ríos subterráneos. Es de lo que se habla cuando se niegan derechos confundiéndolos como beneficios. María Losada encuadra precisamente la iniciativa que hoy tuvo dictamen en el reconocimiento de derechos ahí, “donde hay una necesidad”.

El Programa Provincial

El proyecto de ley, en el Capítulo Primero, adhiere a la ley nacional 27.306 que declara de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos que presentan Deificultades Específicas de Aprendizaje, DEA. En el artículo 2 crea el Programa Provincial de Detección Temprana de Dificultades Específicas de Aprendizaje, DEA. Y para que no haya interpretaciones caprichosas de la ley, se especifica que “se entiende por DEA a las alteraciones de base neurobiológica que afectan a los procesos cognitivos relacionados con el lenguaje, la lectura, la escritura y/o cálculo matemático, con implicaciones significativas, leves, moderadas o graves en el ámbito escolar”.
Establece también el articulado del proyecto los objetivos del Programa:
a. Garantizar el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes que presentan Dificultades Especificas del Aprendizaje (DEA).
b. Promover la detección temprana, asistencia y conocimiento de las Dificultades Específicas del Aprendizaje, tanto en la lectura (DISLEXIA), cálculo (DISCALCULIA) o expresión escrita (DISGRAFÍA), en todos los niveles del sistema educativo provincial.
c. Establecer un sistema de capacitación docente para la detección temprana, prevención y adaptación curricular para la asistencia de alumnos con Dificultades Específicas del Aprendizaje, de manera de brindar una cobertura integral en atención a las necesidades y requerimientos de cada caso en particular. y
d. Aplicar las pautas y adecuaciones metodológicas en los casos que ya se posee diagnóstico clínico de Dificultades Específicas del Aprendizaje, utilizando las sugerencias dadas por los especialistas en la materia, para hacer efectiva la continuidad en el tratamiento pedagógico que estos casos requieren.

comision de educacion 27 junio 2017 (1)

Anuncios