“Estamos en una crisis terminal para el sector yerbatero si no se reacomoda la situación”, sostuvo en Eldorado el ministro del Agro y sin pelos en la lengua criticó la inacción del Inym y las maniobras monopólicas de Las Marías, aunque la nombró como empresa correntina ubicada en Virasoro. “Maneja el mercado yerbatero a su placer”, denunció.

Eldorado (5 de Julio de 2017, Alejandro Fabián Spivak). El ministro del Agro y la producción de la provincia de Misiones José Luis Garay afirmó que la situación del sector yerbatero “es muy complicada”. Explicó que por tal motivo se resolvió en la reunión que el gobernador misionero Hugo Passalacqua mantuvo esta semana con los intendentes de la zona productora solicitar una urgente reunión con el ministro de Agricultura de la Nación Ricardo Burayle ante la inacción del Instituto Nacional de la Yerba Mate” (Inym).
“En tal sentido Garay dijo que desde hace unos tres años que venimos planteando que no se está cumpliendo con los precios establecidos para la hoja verde y canchada. A nuestro entender, de no revertirse la situación el sector yerbatero está en una crisis terminal sobre todo el productor primario a quien no se le cumple con sus obligaciones es decir con el valor del precio laudado. Tampoco se cumple con el registro de productores y con la instalación del centro de transacciones y con los controles a los grandes molineros”.
Garay dijo que se necesita la transparencia en el mercado yerbatero. “No es un problema de precio en góndola, no es el secretario de comercio interior que está tirando los precios, no hay exceso de producción. Por tal motivo esta situación no da para más y lamentablemente el Inym como instituto no está dando las respuestas”.

El Inym con los molineros

El Ministro coincidió con los intendentes de la zona productora de Misiones quienes plantearon que el Inym favorece a los grandes molineros correntinos ubicados en las localidades de Virasoro y Colonia Liebig. “Quiénes están comprando la yerba canchada de los misioneros a bajo precio son los grandes molineros, pero también varios secaderos misioneros que no le están pagando al productor el precio establecido para la hoja verde, pero tampoco se le paga al secadero el valor de la yerba canchada porque están recibiendo entre 17 y 18 pesos por kilogramo, y por consiguiente magia no puede hacer. Por motivo, no puede pagar más de tres pesos el kilogramo de hoja verde”.
Garay criticó a los grandes molineros que “pagan los que quieren y encima con cheques posdatados a varios meses. Esto hace que tiren los precios hacia abajo. Si como dicen están en una competencia desleal o guerra de precios que esa guerra la hagan con el bolsillo de ellos y no con el del productor misionero”.
“Hay dos grandes compañías molineras correntinas que están en una guerra de precio para ganar posición en el mercado. Esa guerra la están haciendo, reitero con el bolsillo de los misioneros. En todo caso le deberían hacer con las ganancias que le sobraron en los últimos años”.
Para Garay de nada serviría paralizar la cosecha de yerba mate en lo inmediato. “El productor necesita vender su hoja verde y lo hacen mal vendiendo; o si bien les pagaron el precio oficial lo hicieron con cheques posdatados a un año. Por eso le solicitamos en forma urgente una reunión al ministro Agricultura de la Nación Ricardo Burayle porque como sucede con nuestras economías regionales la yerba la está pasando muy mal”.
Garay fue contundente al afirmar que el Inym favorece a los grandes molineros “porque el directorio cuenta con gente que responde directamente a esas industrias y no a los productores o secaderos, La mesa del Inym es muy desequilibrada donde el peso mayor está sólo del lado de las grandes empresas yerbateras sobre todo de Corrientes y lamentablemente los secaderos misioneros ni siquiera se animan a poner un representante genuino, es decir que contratan a una persona para que esté en esa mesa, las cooperativas responden a esa gran molinería, lo mismo sucede con algunos representantes de los productores yerbateros y lo mismo sucede con los trabajadores quienes en su mayoría cumplen funciones en dichas empresas.

Sin el acompañamiento de Corrientes

Garay dijo que Misiones no cuenta con el acompañamiento de la provincia de Corrientes en el reclamo yerbatero, aunque lo justificó afirmando que para esa provincia no es un producto que sea la columna vertebral de su economía regional. “En cierta forma la yerba mate en Corrientes no mueve tanto la aguja a su economía regional como si la mueve en la provincia de Misiones”.
“En Corrientes lamentablemente la gran rentabilidad se la lleva una sola empresa ubicada en la localidad de Virasoro”; sostuvo el Ministro del Agro misionero.
“Es por ello que Corrientes defiende los intereses de esta gran empresa que comercializa yerba mate y te (cabe recordar que en una entrevista realizada al ministro de Agricultura correntino Jorge Vara defendió el monopolio yerbatero en que se reparte entre la cooperativa ubicada en Colonia Liebig y la empresa situada en Virasoro)”.
En la charla misionesplural.net Garay cuestionó la actitud de los diputados nacionales misioneros por Cambiemos “que con su voto negativo la semana pasada no habilitaron la posibilidad de que se debata el proyecto de ley para que se trate la declaración de la emergencia nacional yerbatera. Si hay algo que no podemos dejar de hacer cuando hay problemas en un sector tan importante de la economía misionera es debatirme por eso me parece que fue un error el voto negativo de Luis Pastori.
El ministro del agro estimó que la caída de producción yerbatera en lo que va del presente año se ubicó entre un 30 y 40 por ciento. “Igualmente es muy variable y no puedo establecer el porcentaje exacto porque es un tema que debería manejar el Inym con el relevamiento correspondiente”.
En la entrevista se puso a consideración la iniciativa de algunos productores de crear una gran empresa molinera mixta conformada por el Estado y privados para competir con el monopolio correntino. Pero Garay se limitó a subrayar que “se debe trabajar fuertemente en la creación del Mercado Consignatario para regular la oferta y la demanda. Crear una molinera o cooperativa mixta significaría para el Estado provincial invertir cerca de 1.000 millones de pesos, para poder procesar 50 millones de kilogramos de yerba mate canchada. Por eso planteó la creación del Consignatario para que trabaje en forma paralela con el Inym porque este instituto tomaría la medida de equilibrio y el mercado consignatario absorbería la yerba sobrante y la metería en el mercado. Esto haría que la canchada valga lo establecido en el laudo al igual que la hoja verde”.
También admitió que hace falta un control hacia los supermercados e hipermercados. “Si nos pondríamos de acuerdo los misioneros y correntinos para no bastardear la economía yerbatera no habría cadena de súper e hipermercados que pueda tirar el precio. “Si o si deberán pagar el precio establecido. Asimismo los consumidores deberán pagar un mejor precio. Sostiene que hoy en los súper y en los híper el precio por paquete de kilogramo es muy bajo”. Igualmente, el ministro dijo que “las grandes cadenas debería achicar sus ganancias”.

Anuncios