El gobernador del Chaco rescata la consigna de Passalacqua “gobernabilidad con gobernabilidad se paga” para encuadrar las relaciones institucionales con el gobierno nacional. Fortalecido por el categórico respaldo popular en las elecciones del domingo 23, sostiene que después de octubre las provincias deben ir por una reforma fiscal, pero que les devuelva autonomía ya que son las que bancan la salud y la educación. El espíritu dialoguista no quita sin embargo que sostenga en una entrevista con nuestro sitio: “Macri debe entender que tenemos que tener una buena relación pero que nosotros tenemos diferencias en la concepción de la economía, el rol del Estado y el desarrollo de nuestras economías regionales”

Posadas (Domingo, 30 de julio) La consigna “gobernabilidad con gobernabilidad se paga”, levantada por el gobernador Hugo Passalacqua fue rescatada por el gobernador de Chaco, Oscar Domingo Peppo, para encuadrar las relaciones institucionales entre las provincias y la Casa Rosada ya desde el 10 de diciembre de 2015. Desde entonces, con un Presidente sin mayorías en el Congreso y con la mayoría de los distritos gobernados por fuerzas políticas de signo diferente, la política argentina presenta un escenario casi inédito que obliga a la clase dirigente a cambiar la lógica de gobernar para dar respuestas a las necesidades de la gente.
Peppo concedió una entrevista a nuestro enviado especial, Alejandro Spivak. El desafío de la gobernabilidad del sistema democrático nacional fue el eje de la conversación. El pensamiento y la acción del gobernador del Chaco tienen puntos de convergencia con la forma en que se planta Passalacqua. Como anteriormente lo subrayara el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti cuando estuvo en nuestra provincia, hay una generalizada convicción de que el mapa político no será modificado sustancialmente por el resultado de las elecciones de octubre. Esa realidad que muchos aliados del presidente perciben como debilidad, se muestra como oportunidad para impulsar desde las provincias unidas una recuperación del auténtico federalismo. Es lo que se desprende de los conceptos de Peppo, que sin eludir ningún tema puso como prioridad en las movidas para ese objetivo trabajar un acuerdo político entre Nación y Provincias, pero no en forma abstracta sino concretamente a través de un nuevo pacto fiscal. Pero lejos de los abordajes del palacio de Hacienda y las recomendaciones de la ortodoxia, lo que planea el gobernador del Chaco es centrarse en el financiamiento de las provincias. “Nosotros planteamos desde nuestro concepto federal que las provincias deben ser robustecidas en ese sentido”, destaca para marcar que la Nación se queda con el 70% de los recursos que deberían distribuirse. Es lo que hay que modificar para que las palabras del presidente Macri en Tokio cuando anuncia el tiempo de un auténtico federalismo tengan asidero. Denuncia Peppo que igual que en gobiernos anteriores, si la nación se queda con los recursos y después financia las obras, eso se traduce en dependencia política. De todos modos marca con decisión las diferencias: “Macri –sostiene- debe entender que tenemos que tener una buena relación pero que nosotros somos del partido de la oposición. Esto hace que tengamos diferencias con el gobierno nacional en la concepción de la economía, del rol del Estado y del desarrollo de nuestras economías regionales”
En las cuestiones de la coyuntura, el gobernador del Chaco afirmó que nadie lo llamó para interferir en el voto de los chaqueños en la sesión especial que pretendió expulsar a De Vido. Además, adelantó, más para los chaqueños que muy probablemente se juegue a la re-elección en 2019.
Veamos la entrevista exclusiva realizada al gobernador Oscar Domingo Peppo por Alejandro Fabián Spivak

MP: El diario La Nación de hoy (por el viernes) publicó en tapa que el presidente Mauricio Macri tensó la relación con los gobernadores justicialista que no acompañaron al gobierno nacional con el pedido de desafuero del diputado nacional Julio De Vido….
ODP: Si es cierto lo que publicó el diario La Nación, debo decir que ese camino no es bueno para el país si el presidente Mauricio Macri plantea algún tipo de diferencias en la relación institucional entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales opositores. En el caso de Chaco debo reconocer que tenemos un excelente diálogo con el gobierno nacional como sé que lo tiene, por ejemplo, mi amigo el gobernador de Misiones Hugo Passalacqua.
Nosotros tenemos una relación madura y de diálogo constante con el gobierno nacional; esto nos permitió reiniciar todas las obras nacionales que teníamos paralizadas. Espero que lo que dice el diario La Nación esté lejos de la realidad porque si no vamos a caer en lo que sucedía anteriormente (en referencia al gobierno nacional anterior): quien asentía tenía beneficio y quien no lo hacía no los tenía. Macri debe entender que tenemos que tener una buena relación pero que nosotros somos del partido de la oposición. Esto hace que tengamos diferencias con el gobierno nacional en la concepción de la economía, del rol del Estado y del desarrollo de nuestras economías regionales. Nosotros no estamos de acuerdo con el libre mercado; creemos en la intervención más fuerte del Estado, control de las importaciones, estas son, por ejemplo, algunas de las cosas que nos diferencian del gobierno nacional en nuestra concepción política peronista. Yo rescato el excelente diálogo que tenemos con el gobierno nacional pero como debe ser cm opositor en octubre quiero ganarle las elecciones.

MP: ¿Usted les dio algún mandato a los diputados nacionales chaqueños de su partido con relación a la situación del diputado Julio de Vido?
ODP: Sinceramente a mí nadie me llamó para pedirme un voto en favor o en contra de Julio de Vido. Mi posición con respecto a este tema es mi respeto a la institucionalidad y desde la institucionalidad y creo que en la reforma futura todo pedido de desafuero debe ser inmediatamente aceptado por la Cámara de Diputados de la Nación ante un trámite administrativo y no a través del cuerpo y llevarlo al voto. En el caso de Julio de Vido se sabían previamente los números e igual se avanzó para exponerlo ante la sociedad.

MP: Más allá de quien gane las elecciones parlamentarias de octubre no variará sustancialmente la conformación del Congreso de la Nación. A su entender. ¿Qué pasará después de octubre? ¿Por dónde pasará la gobernabilidad, por ustedes los gobernadores o por pactos similares a los de la Moncloa como proponen factores de poder?
ODP: Primero debo decir que lo que se viene es un nuevo pacto fiscal. Eso sí requerirá de acuerdos políticos; distribución de recursos, masa primaria y secundaria, ley de reforma tributaria; reformas de competitividad, pero hay algo central que es el financiamiento de las provincias. Nosotros planteamos desde nuestro concepto federal que las provincias deben ser robustecidas en ese sentido. Hoy tenemos a nuestro cargo, por ejemplo, la salud, la educación, la seguridad y no tenemos los recursos nacionales. Todo lo sacamos de la coparticipación federal, pero cuando se decidió, por ejemplo, transferir las escuelas nacionales o los hospitales a las provincias los recursos no estuvieron presentes. Entonces esta falta de dinero nos genera dependencia. Tenemos que tener mayor participación, sobre todo aquellas provincias que están más alejadas de la Capital
Federal. Nosotros requerimos una política diferencial porque, por ejemplo, el flete y la logística son muy onerosas. La energía es mucho más cara, no tenemos gas ni lo tendremos dentro de dos años cuando esté finalizado el gasoducto, por eso es más importante poner recursos en provincias que están más cerca de los centros urbanos o de los puertos que en provincias como la nuestra. No tendríamos que depender todo el tiempo de la chequera nacional, deberíamos tener un fondo de infraestructura del norte argentino de dos puntos del PBI que esté administrado por los gobernadores y el gobierno nacional y que definamos ahí las obras importantes para nuestra región, porque hoy si bien somos consultados el dinero lo pone la Nación y dependemos de ellos en cuanto a las decisiones”.

MP: Insisto ¿Por dónde pasará la gobernabilidad?
ODP: Muy bien lo resume en sus alocuciones el gobernador de Misiones Hugo Passalacqua cuando dice que la gobernabilidad es de ida y de vuelta. Y, realmente tiene razón. Me parece que hay un rol importante de todos los sectores. Por ejemplo, en Chaco estamos planteando un acuerdo social de todos los sectores para atender una gran demanda que tenemos que son los piquetes.

MP: ¿Para el neoliberalismo que plantea el gobierno nacional la gente es un simple número más allá de lo social?
ODP: En el neoliberalismo manda el mercado y, esa es la gran diferencia que tenemos con el gobierno nacional. El otro día escuché un audio de una entrevista que se le hiciera al fallecido presidente Raúl Alfonsín en la que marcaba que el mercado no construye escuelas ni hospitales. Esa fue una definición más que importante. Para el neoliberalismo lo que no es negocio lo dejan para el Estado. Hoy otro de los problemas que tenemos es la patria financiera que no permite el desarrollo del país. Para el desarrollo y crecimiento el crédito es fundamental. Nuestra economía es artesanal donde un empleo es un empleo y debemos protegerlo.

MP: ¿Esto lo entiende el neoliberalismo?
ODP: Esa es la gran diferencia que tenemos con el gobierno nacional. En Chaco crecimos en cuanto a la generación de empleo, aunque tuvimos bajas en el tema textil. Las localidades fronterizas la están pasando muy mal. Días pasados escuchaba atentamente al gobernador de Misiones Hugo Passalacqua definir a esa provincia como un porta aviones de los hermanos paraguayos y brasileños. Hoy Misiones sufre gravemente la política de asimetrías que existe con los países vecinos.

MP: ¿Por dónde pasará la reforma fiscal?
ODP: Creo que pasará por ejemplo sobre definiciones de la ley de cheques que vence hacia fin de año, lo que está planteando provincia de Buenos Aires con respecto al fondo del conurbano bonaerense que requiere una respuesta, pero eso no debe ser en detrimento del desfinanciamiento de las provincias; se deben revisar los tributos porque a veces se superponen tributos nacionales con provinciales; otro gran tema es la reforma laboral, el tema de las ART es importante.

MP: Chaco tiene un buen índice de coparticipación, en contraposición, por ejemplo, de Misiones. ¿Cuál es su opinión respecto a este tema?
ODP: Reconozco que Chaco tiene un muy buen coeficiente. Misiones, reclama su bajo índice de coparticipación federal. Tenemos que tratar un nuevo régimen desde una base, porque ninguna provincia va a ceder o perder lo que tiene. La discusión no pasa entre las provincias sino con la Nación. Las provincias fuimos perdiendo recursos a través de la historia y hoy estamos en un 70 por ciento para la Nación y sólo un 30 por ciento para todas las provincias; el resto se compensa con obras que dependen de la relación política, esto paso antes y pasa ahora, las provincias deberíamos tener mayor autonomía para poder tener un crecimiento propio, con tributos propios y recursos propios que no afecten a la competitividad.

MP: El 12 de diciembre de 2015 el presidente Macri, dos días después de haber asumido convocó a todos los gobernadores para trabajar en conjunto. ¿Espera que luego de las elecciones de octubre, más allá de los resultados haga la misma convocatoria?
ODP: Me gustaría que nos convoque para una real agenda de trabajo. Siempre que el presidente Macri nos invitó o nos convocó a alguna reunión estuvimos presentes. Debemos trabajar en una agenda sincera donde equiparemos hacia arriba y donde no haya asimetrías internas. Por ejemplo,
Capital Federal y Gran Buenos aires pagan la energía o el gas mucho más barato que en el interior. Una tonelada de algún producto cuesta más de flete llevarlo desde, por ejemplo, El Chaco al puerto que del puerto al Asia. Requerimos de obras de infraestructura, de la hidrobia,
entre otros.

MP: ¿Cómo es el trabajo con el gobernador de Misiones Hugo Passalacqua?
ODP: Excelente. Es un hombre que está muy formado, es muy sencillo y que defiende Misiones en cada reunión que tenemos por encima de todo. Los gobernadores del Nea demostramos que más allá de nuestras afiliaciones políticas podemos trabajar juntos en favor de nuestras provincias. Tenemos que estar unidos y pelear contra el centralismo porque solos no vamos a salir adelante. Particularmente con Misiones tenemos algo en común que hemos firmado en la provincia de Corrientes que se refiere al turismo regional. Misiones tiene, entre otros, recursos naturales la Catataras del Iguazú y desde Chaco decidimos sumarnos con el Impenetrable y el parque de Meteoritos. Reconozco que Misiones puede desarrollar el turismo en forma sola no necesita de otras provincias, pero rescato la voluntad política del gobernador misionero Hugo Passalacqua de trabajar juntos y esto nos da un impulso muy importante para el Nea.

MP: ¿Por dónde pasa el peronismo? Le pregunto a un gobernador que acaba de ganar las elecciones legislativas provinciales…
ODP: Hoy el peronismo está en una situación que espero supere la curva descendente en que se encuentra y comience a ascender. Por un lado, estamos los gobernadores que queremos darle una mirada de un peronismo comprometido con la gente y que busca generar expectativas en base a nuestros principios y a la historia peronista; pero también debemos tener un peronismo transparente comprometido con las políticas sociales. Y, por otro lado, se encuentra la provincia de Buenos Aires con el rol que juega la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Después del 22 de octubre habrá un nuevo mapa político en la Argentina. Debemos construir un liderazgo que nos represente en las elecciones del 2019.

MP: Si Cristina obtiene un buen resultado en las elecciones del 22 de octubre. ¿Puede ser la candidata en 2019?
ODP: No creo que sea la candidata natural. Puede ser candidata, pero también se asoman otros candidatos. Debemos formar un espacio donde deberíamos estar todos.

MP: ¿Cuándo habla de todos, se refiere, por ejemplo, a otros dirigentes que están hoy distanciados entre sí?
ODP: Sí. Florencio Randazzo; Sergio Massa; Cristina; los gobernadores…”

MP: Tres preguntas en una. ¿Usted se piensa como posible candidato a un cargo nacional electivo en 2019? ¿Quién podrá juntar a estos dirigentes hoy muy distanciados? ¿Usted podría ser uno de los dirigentes que los una?
ODP: No pienso en 2019. En principio tengo la posibilidad que me otorga la Constitución Provincia de presentarme a una re elección y no lo descarto. Yo aportaré mi granito de arena para que se junten estos dirigentes. A mí me hubiera gustado ver en el mismo espacio en las Paso a Randazzo y Cristina. Ese hubiera sido un gran gesto de grandeza.

MP: Supongamos que, por ejemplo, en su caso usted como pasó en las elecciones provinciales vuelva a triunfar en los comicios de octubre. ¿Espera que el presidente Macri en forma inmediata lo convoque a una reunión para un trabajo en conjunto?
ODP: Vuelvo a la institucionalidad y la gobernabilidad. Macri es presidente y yo gobernador de Chaco hasta 2019 más allá de los resultados de octubre. Que se pueda abrir una agenda con la mirada de los resultados también sirve. Insisto se debe respetar la institucionalidad y los mandatos. Yo quiero ganarle a Macri en las urnas

Anuncios