“El peor equipo que gobernó la Argentina es el del año 2000/2001 y ese es el que está gobernando junto a Macri hoy. Es un desastre”, dijo Pedro Puerta candidato por el peronismo no K de Unión Popular comprometido con el sector productivo. Se diferenció así del rumbo de las políticas económicas y se sumó al alerta encendido por Roberto Lavagna: “estas políticas ya sabemos cómo terminan”.

Eldorado (Sábado, 4 de julio) Pedro Puerta, postulado al Congreso de la nación por el peronismo de Unión Popular salió ayer a diferenciarse de la gestión económica del gobierno nacional. Después de reconocer que pidieron el voto para Mauricio Macri en la segunda vuelta de 2015 ya que habían apostado por Sergio Massa que no llegó al ballotage, Puerta sinceró sus críticas y distanciamiento con el rumbo de la política económica. “Nosotros pedimos el voto a Macri porque queríamos un cambio, pero es evidente que el mejor equipo de los 50 años no se hace con el peor equipo de los último 20 años”, ironizó ya que el Presidente hacía campaña con esa consigna. “El peor equipo que gobernó la Argentina es el del año 2000/2001 y ese es el que está gobernando junto a Macri hoy”, agregó para enfatizar que “el equipo de Macri actual es un desastre. Por ejemplo, sub-ejectuaron el plan Belgrano, pero el gobierno nacional nombró a todos los parientes. Esto es una locura”.

Semejanza con los 90 y la tablita

Las críticas de Puerta, que está enrolado en el peronismo que se identifica con el movimiento nacional productivo, un peronismo no K, tienen la misma sintonía que formuladas la semana que termina con Roberto Lavagna, que es uno de los referentes económicos de Sergio Massa. El jueves 3, Lavagna que fue el ministro de Duhalde cuando hubo que pilotear las tormentas de la implosión de 2001, lanzó una dura advertencia sobre la política económica del gobierno de Mauricio Macri: “Lo actual tiene características similares a la tablita de Martínez de Hoz, baja de salarios, aumento de la deuda, deterioro de la competitividad, ingreso de capitales especulativos. Mi posición es que ‘ya sabemos cómo terminan estas cosas’, a veces llevan tiempo porque la convertibilidad duró una década, pero estas cosas no terminan bien, mejor ir pensando cómo cambiar el rumbo de la forma menos dolorosa”.
Es decir que desde ese espacio peronista, sin las implicancias que vuelven sospechosas las declaraciones cuando vienen de sectores que privilegian el conflicto a los consensos como el kirchnersimo o la izquierda, se ha encendido una alerta. Lavagna con toda su trayectoria en el orden nacional y aquí Puerta, que expresa el mismo arco ideológico que Lavagna, están alertando que la política económica del Gobierno nacional “no termina bien”.

La defensa de Misiones

En este contexto, Puerta dialogó con Misiones Plural tras su recorrida por los barrios de Eldorado. En la charla afirmó por último que de ingresar a la Cámara de Diputados de la Nación los misioneros y el Gobernador, más allá de que estemos en veredas opuestas se van a ganar un aliado en el Congreso. “La voz misionera conmigo llegará al Congreso –garantizó- hoy no llega porque los legisladores ni siquiera van a las sesiones”.

Anuncios