Una apuesta a la racionalidad del debate electoral hizo el Partido Agrario y Social al editar una publicación que salió de la imprenta esta semana. En tiempos de lo efímero y la liviandad de la comunicación dejar impresas en papel las ideas, propuestas y opiniones es una apuesta al pensamiento crítico. La edición del número 1 de “Agrario y Social” se constituye entonces en una cruzada de la política para recuperar el debate de la insustancialidad de la política manejada por trolls en las redes y los sets de la TV. Se puede hacer cuando hay una doctrina clara que sirva de anclaje y de esquema conceptual para referenciar las acciones políticas.

Posadas (Jueves, 10 de agosto) Una apuesta a la racionalidad del debate electoral hizo el Partido Agrario y Social al editar una publicación oficial, producto de su equipo de Prensa, que salió de la imprenta hace dos semanas. En tiempos de lo efímero y la liviandad de la comunicación en las redes de internet la decisión de dejar impresas en papel las ideas, propuestas y opiniones tiene una significación especial. Es una apuesta a la verdad o al menos a desnudar el uso de pos-verdades con una buena dosis de pensamiento crítico. La llamada pos-verdad, guía de la información de los medios hegemónicos, no es otra cosa que una mentira revestida de forma emotiva para manipular la opinión pública y para subordinar los hechos a las habilidades histriónicas del manipulador.
La edición del número 1 de “Agrario y Social” se constituye entonces en una cruzada de la política para recuperar el debate de ideas de la insustancialidad de la política manejada por trolls en las redes, de la política relegada al show y a los sets de la televisión, donde los poderes fácticos capturan la voluntad de las dirigencias, defenestran y promueven.
Cuando un partido político edita un órgano oficial tiene el propósito de difundir y de acercarse al ciudadano con ideas. Por eso sólo se puede hacer cuando hay una doctrina clara que sirva de anclaje y de esquema conceptual para referenciar las acciones políticas. Y es lo que trasunta la revista. Es una voz del partido, que a su vez se presenta como la expresión de la voz “de las necesidades más profundas de la provincia”.

Hay una esperanza

En la tapa del N°1 de Agrario Social, se anuncia una esperanza y con las fotos de los candidatos se resume en una bajada la identidad del PAyS. Dice: “venimos desde abajo, salimos de las picadas, marchamos desde los barrios. Luchamos con nuestro pueblo y vamos camino a construir un futuro para todas y todos los misioneros y ahora garantiza la representación de toda la provincia ante la Nación”.
En la primera nota, titulada “Desde la chacra una voz para todo el país”, se funde la trayectoria de su referente Héctor Bárbaro con la construcción de la identidad del PAyS como fuerza de representación en el tablero político provincial.
Bárbaro recuerda que “este grupo nació en la ruta, piqueteando por la situación de los productores tabacaleros. Fuimos creciendo, lentamente y llegamos a sumar mucha militancia. En esta última parte se incorporó Martín Sereno, que tiene un perfil que nos permite trabajar más con sectores sociales urbanos. Tenemos otros dirigentes, como Isaac Lenguaza, del sector profesional; e incorporamos dirigentes como Juan Agüero y Silvana Martínez. La idea es ir sumando referentes de diferentes sectores, para que el partido siga creciendo con gente que trabaja por lo que quiere defender y lograr. Y la sociedad nos reconoce como buena gente, con ganas de laburar, que hacemos política por una vocación de servicio y entrega. Esto es histórico en Misiones: un partido nacido de las necesidades profundas de la provincia que ya mostró su crecimiento en todas las elecciones, que tiene concejales en varias localidades de toda la provincia, que fue segunda fuerza política en algunos municipios, que además ahora tiene estructura reconocida como Partido de Distrito y le ofrece al electorado sus candidatos al Congreso Nacional”.
Se sostiene que “hubo un cambio del dirigente de los reclamos campesinos en la ruta a este dirigente con propuestas de políticas de género, de atención a cuestiones urbanas y de amplio abanico institucional. En aquel momento el único recurso que teníamos para que el Gobierno los entendiera era cortes de rutas. Pero aclara: “no soy un tipo al que le gusta estar en la ruta, y sé que a ningún productor le gusta estar en la ruta, pero muchas veces los gobiernos sólo entienden a través de la presión. Y en aquel momento había gente que se estaba llevando todos los recursos de los productores. ¿Y cómo lo hicimos? Armamos un gremio, nos sentamos a la mesa, discutimos un precio, no esperamos que ellos decidieran el precio para salir de nuevo a la ruta. Desde ahí conseguimos becas para los productores, materiales, obra social gratuita al cien por ciento…”

Construcción colectiva y solidaria

Otra nota habla de la permanente construcción colectiva y solidaria. Subraya que “desde 2009, en empatía con el entorno misionero, desde las necesidades de los productores, el precio justo para la yerba y el tabaco, hasta la protección de la selva y el reconocimiento de derechos, el PAyS lleva ocho años de crecimiento”.
Denuncia y anuncia cuando considera que el trabajo de la dirigencia partidaria “no se puede hacer desde los escritorios. Se necesita estar donde estás vos, donde están tu familia, tu trabajo, tus sueños… Antes que los funcionarios, antes que los demás políticos a los que sólo ves por la tele, ahí estamos nosotros”.
Y se diferencia después de los tradicionales cruces entre dirigentes que han perdido la dimensión y la calidad de la representación para relacionarse como clase autónoma del pueblo. Enfatiza la nota que “el Partido Agrario y Social no es un partido de roscas. No nos detenemos en lo que dijo fulano o mengano: valoramos lo que hace. Y mientras otros desempeñan la función pública lejos de los problemas, paseando en autos de alta gama con vidrios polarizados, nosotros nos embarramos los zapatos para que no te sientas solo en tu lucha”.

Los candidatos

En la presentación de los candidatos de Héctor “Cacho” Bárbaro se informa que “se mudó con su esposa, también docente (los dos muy jóvenes y recién recibidos) a una escuelita de Barra Chafariz (25 de Mayo), en la que fue maestro y director, cocinero, enfermero y “psicólogo” de las familias agricultoras olvidadas de las barrancas y picadas del Alto Uruguay. Ahí, reconoce, empezó su militancia social y política con una “chata” modelo 72 y carrocería de madera que se transformó en “el transporte de la picada” y sirvió como ambulancia, pompa fúnebre, colectivo y flete de fardos de tabaco. Tras 16 años como docente rural y con un programa de radio que tenía para comunicar entre sí a los colonos, le llegó el tiempo de la política partidaria como candidato a diputado en la Renovación hace 12 años. En 2009 oficializó la creación del Partido Agrario y Social, consolidado con afiliaciones de productores que recorrían las chacras en moto para buscar las adhesiones. Desde entonces es el referente del espacio, que ya obtuvo más de 75 mil votos en toda la provincia”.
De Martín Sereno se resume que recorre Misiones ya no por su oficio de periodista sino con la responsabilidad de ocupar una banca en la Legislatura provincial. Recuerda que en la primera sesión planteó el problema de la Chacra 187 de Posadas, y de esa iniciativa resultó que el Estado provincial compró esos terrenos y las familias que esperaban regularizar su situación pudieron solucionar el problema que las asolaba desde hacía más de 40 años.
“El trabajo en territorio”, define Sereno al destacar el rasgo distintivo del PAyS. “La tarea legislativa debe apoyarse en la militancia en las bases”, señala. “Recorrer el territorio –se entusiasma- nos muestra las necesidades, los problemas de los sectores más vulnerables, y nos enseña a buscar las soluciones con proyectos que se transforman en leyes o con gestión ante los organismos estatales. Hay que militar el territorio, caminarlo en las ciudades y en el interior, para saber de la realidad del comerciante, de las cooperativas, de las comunidades…”
“Lo que todos hacen en época de campaña, nosotros lo hacemos todo el año: el trabajo cotidiano con el más humilde, tratando de organizarlo, mientras buscamos resolver los problemas”, sostiene.
Mariquita Torres, firma una columna en la que revela que es “misionera, periodista, mamá de María, Rafael, Laura y Amanda y abuela de Inés. Trabajé en varios medios de comunicación de la provincia. Mi madre, Mafalda Díaz, fue militante y dirigente radical. Mi viejo, Rafael Torres, fue un comprometido periodista que murió pobre como vivió porque jamás vendió su palabra al mejor postor. Ellos me guían con su ejemplo de compromiso, coherencia y persistencia. Evita, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Raúl Alfonsín, Néstor y Cristina Kirchner son mis referentes en este camino de militancia política que transito desde adolescente y cuyo objetivo es la construcción y fortalecimiento del proyecto nacional y popular…”
Gustavo Weirich, el peronista del PAyS y ex diputado provincial recuerda que milita “desde hace 35 años, ya estoy un poco viejo para seguir la lucha, pero mucho más para abandonarla.
Soy peronista de cuna. Sin oportunidades de votar para elegir la conducción partidaria, veo a un PJ formal muy cercano al Gobierno liberal, que ningunea a los desaparecidos, al que le da lo mismo la lucha por Nuestras Malvinas, que prefiere ajustar con tarifazos, devaluaciones e inflación a los de abajo, para quedar bien con los de arriba… agradezco al PAyS que me brinda un espacio, pero cada uno de nosotros llevamos en la mochila el bastón del mariscal. No quiero tener en mi conciencia el peso de una Argentina que me dio todo y a la que miré derrumbarse sin meterme. Tengo hijos y ya también nietos. Por eso yo sí me meto”.
Valeria Silvestri, se presenta como “militante del Partido Comunista, titular de la Liga Argentina de Derechos Humanos en Misiones, estudiante de Trabajo Social, empleada pública, hija de obreros y mamá de un gurí, soy una luchadora por los derechos de los presos y presas políticas de Argentina, Paraguay y toda Latinoamérica. Feminista, defensora de las diversidades sexuales y luchadora contra las violencias de género, creo en la unidad popular. Y desde la militancia que construimos junto al PAyS buscamos enfrentar las políticas de entrega, ajuste y represión de Cambiemos.

Dejamos a continuación la revista completa.

REVISTA PAyS redes X PÁG

Anuncios