El arco político y las organizaciones calificaron esta adhesión como un reconocimiento a militantes de la diversidad. La Ley garantiza la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre e imagen, cuando no coincidan con identidad de género autopercibida. Y promueve una campaña mediática para socializar los derechos que conlleva.

 

POSADAS (Lunes 28 de agosto). Misiones adhirió a la Nacional 26.743 de Identidad de Género, a través de la cual se podrá solicitar la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre e imagen, cuando no coincidan con identidad de género autopercibida.
El jueves, la legislatura misionera aprobó la adhesión de la provincia a esta ley que genera la efectiva aplicación de los alcances de la Ley sobre todo en el derecho a la identidad de género en todas sus facetas.
Esta ley fue militada por la Asociación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans y otras organizaciones de la diversidad sexual e impulsada en conjunto por los diputados Martín Sereno (del Partido Agrario y Social) y María Losada y Hugo Escalada (de Vanguardia Radical) a través de sendos proyectos que fueron unificados en la Comisión de Niñez, Género, Familia y Juventud, presidido por Mabel Pezoa (FR), después de un año de debates y que incluyeron a los proyectos afines que también impulsaron los legisladores Myriam Duarte y Héctor Bárbaro.
Además de rectificar el sexo, el nombre y la imagen que figura en el documento de identidad, la Ley faculta a la autoridad de aplicación a suscribir convenios con los organismos del Estado en todos sus niveles, organizaciones de la sociedad civil, referentes de la comunidad y organismos internacionales, con el objeto de ejecutar campañas de difusión y promoción de los Derechos Humanos de las personas transexuales.
El diputado Martín Sereno, candidato a legislador nacional, agradeció a sus pares y a las organizaciones “que caminaron, propusieron, aportaron y pusieron el cuerpo y el corazón para que esta Ley sea una realidad. Hace más de un año que estamos trabajando en ella, insistiendo con la urgencia y la necesidad de adherir a la norma nacional que siempre tuvo consenso y respaldo”, expresó en el recinto.
El diputado del Pays rescató que “le agregamos un artículo nuevo a esta adhesión, que es la difusión de los organismos de comunicación y los medios audiovisuales, para socializar la promulgación de esta Ley y los derechos que conlleva. Creo que desde el Estado debemos concientizar sobre los derechos adquiridos. Espero que esa campaña desde los medios de comunicación sirva para que todos y todas nos enteremos de que en Misiones adherimos a esta ley a través del consenso. Felicitaciones para todes (la expresión con la letra “e” propone la unificación del “todos” y “todas”, incluidos en una sola palabra). La lucha sigue”, concluyó.

Losada, por la erradicación de la discriminación

La diputada María Losada, candidata a diputada nacional por el frente Avancemos y una de las autoras del proyecto, consideró que esta aprobación es el resultado de un camino de dolor: “esperamos que ahora estemos un poquito más adelante en la búsqueda de mayor comprensión, entendimiento, menos violencia, y de erradicación de todo tipo de discriminación”.
la legisladora destacó que aunque entiende que la Ley de Identidad de Género no depende de la provincia, “trae todos los derechos que de ella se desprenden. No solo los de identidad sexual sino la posibilidad de atención médica con la identidad que uno desea tener, que es el derecho más genuino, el de ser lo que uno quiere ser”, opinó.

Duarte destacó que Misiones sea pionera en militar la diversidad

Por su parte, la diputada Myriam Duarte destacó que aunque se difunda y se conozca poco, Misiones es la provincia pionera en militar la diversidad sexual y en proporción a la población que tiene, la que más organizaciones tiene en cuanto a la diversidad sexual.
“Cuando hablo de organizaciones estoy hablando de personas que no sólo se reúnen para reclamar sus derechos, sino para buscar y construir de manera colectiva la forma de ejercerlos. Por eso quiero expresar mi profundo agradecimiento y reconocimiento a todas esas organizaciones que desde hace años vienen cargando sobres sus espaldas las responsabilidades del acompañamiento, el sostenimiento, la defensa de los derechos de las personas que integran sus colectivos, con algunos lamentables casos de travesticidios que tuvimos en Posadas”, expresó.

Importante logro en la ampliación de derechos

La diputada Duarte también destacó que esta ley impulsa una transformación cultural y una rectificación de la sociedad. “Que toda persona con su identidad de género pueda acceder a determinados tratamientos en el sistema público de salud; obtener su DNI con la identidad autopercibida o ocupar un espacio laboral en determinados lugares, es un derecho que no se puede ejercer si no se garantiza el derecho a la vida”, expresó, para después reconocer a todos los integrantes del colectivo y las organizaciones que visibilizan estos temas, “grandes militantes sin los cuales, es justo decirlo, hoy no estaríamos sancionando esta norma de ampliación de derechos”.

Miño: “el Estado debe garantizar los derechos”

La responsable del Programa de Salud Sexual y Procreación del Ministerio de Salud Pública, Norma Miño, presente en el recinto cuando se aprobó la adhesión a la Ley, calificó “como un gran logro que vienen a coronar las luchas y las marchas, que de esta manera vemos que dieron sus frutos” y resaltó el papel de las organizaciones en militar estos temas: “una vez más demostraron al pueblo, a toda la sociedad, que es el Estado quien debe garantizar estos derechos. Misiones necesitaba esto; este año, por primera, en la provincia vez se hizo la Marcha del Orgullo y la Diversidad así que para mí, que veo a las chicas desandar caminos en busca del reconocimiento a sus derechos, es una felicidad enorme”, dijo.

“Ahora, el cupo laboral trans”

En el mismo sentido se manifestaron dos militantes trans que integran el Colectivo de la Diversidad. “Creemos que es un gran paso, es una lucha que se visibilizó durante marchas y pedidos. Nosotras participamos en la Comisión de Género donde se debatió la Ley y contamos a los legisladores las problemáticas que tenemos las personas trans, y de identidades diversas”, señalaron Dana Valiente y Marisol.
Dana Valiente reiteró que con esta adhesión la provincia dio un gran paso. “Ahora nos queda por delante pelear por el cupo laboral trans. Necesitábamos una Ley así para poder tener una herramienta que nos permita sacar de pesares a un montón de compañeras que no pueden estar visibilizadas porque tienen que vivir en la noche y en la calle. Sentimos una alegría inmensa y es un reconocimiento que nos debía la provincia. Estamos muy felices todas las integrantes del Colectivo de la Diversidad y las mujeres trans”, enfatizó la presidenta de la Asociación Civil de la Calle a la Dignidad.

Qué es la identidad de género

Se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, que puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido.
Esta identidad incluye, también, otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales.

Organizaciones en el recinto1

La ley de Identidad de Género 26.743

La Ley de Identidad de Género 26.743 fue sancionada el 9 de mayo de 2012 y promulgada el 23 de mayo de ese año.
La ley expresa:
ARTICULO 1º — Derecho a la identidad de género. Toda persona tiene derecho:
a) Al reconocimiento de su identidad de género;
b) Al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género;
c) A ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto del/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada.
ARTICULO 2° — Definición. Se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido.
También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales.
ARTICULO 3º — Ejercicio. Toda persona podrá solicitar la rectificación registral del sexo, y el cambio de nombre de pila e imagen, cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida.
ARTICULO 4º — Requisitos. Toda persona que solicite la rectificación registral del sexo, el cambio de nombre de pila e imagen, en virtud de la presente ley, deberá observar los siguientes requisitos:
1. Acreditar la edad mínima de dieciocho (18) años de edad, con excepción de lo establecido en el artículo 5° de la presente ley.
2. Presentar ante el Registro Nacional de las Personas o sus oficinas seccionales correspondientes, una solicitud manifestando encontrarse amparada por la presente ley, requiriendo la rectificación registral de la partida de nacimiento y el nuevo documento nacional de identidad correspondiente, conservándose el número original.
3. Expresar el nuevo nombre de pila elegido con el que solicita inscribirse.
En ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni acreditar terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico.
ARTICULO 5° — Personas menores de edad. Con relación a las personas menores de dieciocho
(18) años de edad la solicitud del trámite a que refiere el artículo 4º deberá ser efectuada a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del menor, teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Asimismo, la persona menor de edad deberá contar con la asistencia del abogado del niño prevista en el artículo 27 de la Ley 26.061.
Cuando por cualquier causa se niegue o sea imposible obtener el consentimiento de alguno/a de los/as representantes legales del menor de edad, se podrá recurrir a la vía sumarísima para que los/as jueces/zas correspondientes resuelvan, teniendo en cuenta los principios de
capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la
Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes.
ARTICULO 6° — Trámite. Cumplidos los requisitos establecidos en los artículos 4° y 5°, el/la oficial público procederá, sin necesidad de ningún trámite judicial o administrativo, a notificar de oficio la rectificación de sexo y cambio de nombre de pila al Registro Civil de la jurisdicción donde fue asentada el acta de nacimiento para que proceda a emitir una nueva partida de nacimiento ajustándola a dichos cambios, y a expedirle un nuevo documento nacional de identidad que refleje la rectificación registral del sexo y el nuevo nombre de pila. Se prohíbe cualquier referencia a la presente ley en la partida de nacimiento rectificada y en el documento nacional de identidad expedido en virtud de la misma.
Los trámites para la rectificación registral previstos en la presente ley son gratuitos, personales y no será necesaria la intermediación de ningún gestor o abogado.
ARTICULO 7° — Efectos. Los efectos de la rectificación del sexo y el/los nombre/s de pila, realizados en virtud de la presente ley serán oponibles a terceros desde el momento de su inscripción en el/los registro/s.
La rectificación registral no alterará la titularidad de los derechos y obligaciones jurídicas que pudieran corresponder a la persona con anterioridad a la inscripción del cambio registral, ni las provenientes de las relaciones propias del derecho de familia en todos sus órdenes y grados, las que se mantendrán inmodificables, incluida la adopción.
En todos los casos será relevante el número de documento nacional de identidad de la persona, por sobre el nombre de pila o apariencia morfológica de la persona.
ARTICULO 8° — La rectificación registral conforme la presente ley, una vez realizada, sólo podrá ser nuevamente modificada con autorización judicial.
ARTICULO 9° — Confidencialidad. Sólo tendrán acceso al acta de nacimiento originaria quienes cuenten con autorización del/la titular de la misma o con orden judicial por escrito y fundada.
No se dará publicidad a la rectificación registral de sexo y cambio de nombre de pila en ningún caso, salvo autorización del/la titular de los datos. Se omitirá la publicación en los diarios a que se refiere el artículo 17 de la Ley 18.248.
ARTICULO 10. — Notificaciones. El Registro Nacional de las Personas informará el cambio de documento nacional de identidad al Registro Nacional de Reincidencia, a la Secretaría del
Registro Electoral correspondiente para la corrección del padrón electoral y a los organismos que reglamentariamente se determine, debiendo incluirse aquéllos que puedan tener información sobre medidas precautorias existentes a nombre del interesado.
ARTICULO 11. — Derecho al libre desarrollo personal. Todas las personas mayores de dieciocho (18) años de edad podrán, conforme al artículo 1° de la presente ley y a fin de garantizar el goce de su salud integral, acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales
y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa.
Para el acceso a los tratamientos integrales hormonales, no será necesario acreditar la voluntad en la intervención quirúrgica de reasignación genital total o parcial. En ambos casos se requerirá, únicamente, el consentimiento informado de la persona. En el caso de las personas menores de edad regirán los principios y requisitos establecidos en el artículo 5° para la obtención del consentimiento informado. Sin perjuicio de ello, para el caso de la obtención del mismo respecto de la intervención quirúrgica total o parcial se deberá contar, además, con la conformidad de la autoridad judicial competente de cada jurisdicción, quien deberá velar por los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño o niña de acuerdo con lo estipulado por la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes. La autoridad judicial deberá expedirse en un plazo no mayor de sesenta (60) días contados a partir de la solicitud de conformidad.
Los efectores del sistema público de salud, ya sean estatales, privados o del subsistema de obras sociales, deberán garantizar en forma permanente los derechos que esta ley reconoce.
Todas las prestaciones de salud contempladas en el presente artículo quedan incluidas en el
Plan Médico Obligatorio, o el que lo reemplace, conforme lo reglamente la autoridad de aplicación.
ARTICULO 12. — Trato digno. Deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad. A su solo requerimiento, el nombre de pila adoptado deberá ser utilizado para la citación, registro, legajo, llamado y cualquier otra gestión o servicio, tanto en los ámbitos públicos como privados.
Cuando la naturaleza de la gestión haga necesario registrar los datos obrantes en el documento nacional de identidad, se utilizará un sistema que combine las iniciales del nombre, el apellido completo, día y año de nacimiento y número de documento y se agregará el nombre de pila elegido por razones de identidad de género a solicitud del interesado/a.
En aquellas circunstancias en que la persona deba ser nombrada en público deberá utilizarse únicamente el nombre de pila de elección que respete la identidad de género adoptada.
ARTICULO 13. — Aplicación. Toda norma, reglamentación o procedimiento deberá respetar el derecho humano a la identidad de género de las personas. Ninguna norma, reglamentación o procedimiento podrá limitar, restringir, excluir o suprimir el ejercicio del derecho a la identidad de género de las personas, debiendo interpretarse y aplicarse las normas siempre a favor del acceso al mismo.
ARTICULO 14. — Derógase el inciso 4° del artículo 19 de la Ley 17.132.
ARTICULO 15. — Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.
DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS NUEVE
DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL DOCE. — REGISTRADA BAJO EL Nº 26.743 —.

Anuncios