La Cámara de Representantes tiene en estudio un proyecto de ley para modificar el aporte que hacen lo titulares que incorporan adherentes a la obra social del IPS. Arce estuvo hoy en comisión para respaldar con datos contundentes la necesidad de modificar el aporte fijo que hoy es de 35 pesos a un aporte del 2% del sueldo del titular. La categoría adherente voluntario que suman 10 mil producen erogaciones 12 veces superiores al aporte. Y eso es inequitativo con el afiliado.

Posadas (Jueves, 7 de septiembre) Guiado por la máxima de la conducción del IPS: “el norte es afiliado”, el presidente del directorio, Carlos Arce, estuvo hoy en la comisión de Salud de la Cámara de Representantes para respaldar el proyecto que modifica los aportes que debe efectuar hoy el asociado para incorporar adherentes voluntarios con derechos a todos los servicios.
Los diputados Roberto Chas y Oscar Alarcón, presentaron en 2016 una iniciativa, que todavía está en estudio, pensada desde los derechos del afiliado con criterios de mayor equidad, que actualiza el valor de los aportes que deben hacer los afiliados que incorporan adherentes voluntarios.
Hasta hoy ese aporte de los titulares en relación a los familiares a cargo es fijo en 35 pesos para acceder a todos los beneficios sociales que brinda el IPS. Se propone establecer un valor móvil equivalente al 2% del sueldo, con lo que se evitará los desfasajes y desactualizaciones. Los 35 pesos fueron fijados por ley en 2004, cuando el dólar cotizaba a menos de 3 pesos y el salario promedio de la administración pública era de 1.200 pesos.
Pero más allá de estas ecuaciones, Arce que siempre subraya que el IPS no es un negocio sino un servicio, reveló que la obra social de los misioneros es la única no privada en el país que brinda los mismos servicios a los titulares que los familiares y adherentes. En las reuniones del Consejo Federal al que adhieren 19 provincias, “aben los ojos y la boca”, por el sistema de solidaridad aplicado en Misiones.
Adelantando datos que seguramente serán analizados en la comisión de Presupuesto cuando le llegue el turno al IPS para defender las previsiones financieras de 2018, Arce dio algunos números que ponen claridad y en evidencia la inequidad que rige hoy.
Yendo por partes, los adherentes voluntarios son 10.167 aunque oscilan permanentemente. ¿Quiénes entran en la categoría? Son:
a) padres del titular, sin relación laboral y que no posea cobertura social o beneficio previsional;
b) hermanos del titular, huérfanos o con padres discapacitados, hasta los 21 años de edad, no emancipados o mayores discapacitados o hasta 28 años si cursan estudios en unidades escolares del sistema educativo formal.
c) nietos del titular que no posean cobertura de ninguna otra naturaleza hasta los 18 años.
De acuerdo con un informe interno, esta categoría de adherentes, a los que les corresponden todos los mismos beneficios que a los titulares, generan erogaciones por 4 millones de pesos por mes. Y el aporte que hacen es 35 x 10 mil. Es decir 350 mil pesos mensuales.
Ramón Velázquez, el diputado del moyanismo que administra la obra social de camioneros en la provincia, no lo podía creer y reveló que ellos cobran el 1,5% del sueldo a cada adherente. “A cada adherente –precisó- no como el IPS que cobra al titular por incorporar más de uno por el mismo aporte”.
Con esos simples datos y parándose del lado del afiliado titular, Arce se preguntó si no se estaba generando inequidades cuando la disposición, que reiteró es única en el país, pretendía precisamente ampliar en forma solidaria la protección a los trabajadores del Estado misionero y sus familiares.
El diputado Marcelo Rodríguez, con calculadora en mano observó que el gasto de cobertura es 12 veces mayor al aporte. Al mismo tiempo, Carlos Báez, también médico, rescatando siempre el espíritu de solidaridad y equidad hizo comparaciones muy oportunas.
Un adherente, si no puede ingresar al IPS de la mano de un familiar se encuentra que las obras sociales privadas en promedio cobran entre 7 y 8 mil pesos por mes. Es el monto con el que hay que comprar la magnitud del servicio que habilita la ley del IPS. Hoy son 35 pesos, si se establece el 2% del sueldo como aporte, el promedio hoy sería de 200 pesos. “Compárenlo con los 7 mil”, enfatizó
Si el proyecto avanza y se llega a establecer el aporte del 2% en lugar de los 35 pesos, así y todo, el desfasaje entre ingresos y erogaciones sería existiendo con la modificación, pero no en la magnitud de la calculada por Rodríguez.

Los fundamentos de Chas y Alarcón

Los fundamentos de la ley que elaboraron, Chas y Alarcón, que saben de lo que hablan porque son profesionales de la Salud destaca:
“Esta reforma tiene por objeto actualizar la legislación que rige a los beneficiarios del servicio de Obra Social del Instituto de Previsión Social (IPS), adecuando su funcionamiento a las pautas prestacionales actuales, estableciendo procedimientos equitativos a los beneficiarios (titulares y familiares a cargo) tanto en los aportes como en la ampliación de derechos teniendo en consideración las condiciones particulares como así también la igualdad de género y atento a la necesidad de actualizar el porcentaje de los aportes conforme a la variación del sistema económico-financiero y monetario de nuestro país durante los 45 años de vigencia del Régimen de Jubilaciones, Pensiones y Servicios de Obra Social para el Personal de la Administración Pública Provincial a través del Instituto de Previsión Social.
Como principio fundamental, se mantiene la condición fáctica de que los titulares deben aportar por todos los familiares a cargo con aporte que la ley prevé a los efectos de ser beneficiarios del Servicio de Obra Social que ofrece el Instituto.
Entre las novedades en cuanto a la ampliación de derechos: se equipara la condición de género, respecto a los cónyuges y convivientes, quienes para ser beneficiarios deberán cumplimentar iguales requisitos sin hacer distinciones sobre las uniones entre personas de igual o distinto sexo.
Asimismo, se deja sin efecto la categoría de adherente voluntario con aportes. Con ello se unifica y simplifica las categorías de beneficiarios del IPS logrando más sencillez y uniformidad para resolver las situaciones que se plantean al momento de verificar si existe o no derecho a los beneficios del IPS.
Por otra parte, se actualiza el aporte de los titulares en relación a los familiares a cargo, cuyo monto de $35 es evidente que en la práctica no tiene relación alguna con los exponenciales beneficios sociales que los familiares a cargo reciben para cubrir todos los gastos que requiere la atención de la salud en casos urgentes o en establecimientos fuera de la Provincia. Solo a modo de ejemplo, es necesario resaltar que el vigente aporte de $35 fue fijado por una ley del año 2004 (establecido cuando la relación dólar-peso era diferente al actual). En el presente año 2016 y conforme a los índices inflacionarios significaría un valor aproximado de $550 (Hoy 630).
En este sentido, el aporte por los familiares a cargo será variable conforme al mayor o menor ingreso económico del titular, significando siempre y equitativamente el 2% (por cada uno de los beneficiarios que el titular desee incorporar) del haber total por todo concepto correspondiente, garantizándose así un servicio igual a todos los beneficiarios, pero también un aporte que contemple la realidad económica prestacional con el objetivo de garantizar la salud y demás coberturas prestacionales a TODOS los beneficiarios titulares que son los dueños del Instituto, como así también a los familiares incluidos por el mismo.
Se garantiza que el IPS reciba estos aportes al establecer que los mismos, serán descontados de los haberes del titular, cuestión que mejorará los ingresos del Instituto en concepto de aportes, asimismo evitará la tarea de informar al banco los descuentos realizados mes a mes e impedirá el inconveniente de los aportes no abonados por falta de saldo suficiente en la cuenta sueldo del titular y mejorará el aporte que ingresa por cada familiar a cargo como beneficiario del servicios prestacional del IPS redundando así en la cobertura social prevista para el afiliado.
Para clarificar la cuestión: El actual método, ya sea descuento de la cuenta SUELDO del agente, o pago por ventanilla hace que en muchas circunstancias los titulares no tengan al día dicho aporte, pese a lo exiguo del monto actual de $35. Esto motiva la baja en el sistema. El titular, mientras el familiar a cargo no necesite el servicio, NO paga el aporte; y cuando necesita utilizarlo se encuentra con la baja. Esto hace que deba concurrir a la oficina del IPS, central o local, se deba liquidar la deuda del titular, este debe concurrir a abonarla en el banco en efectivo y recién entonces puede utilizar el servicio. Esto genera una situación de desprotección y ansiedad en los beneficiarios que se resuelve con este simple acto.
Respecto al límite de edad para los hijos de los titulares que cursen estudios, se mantiene la edad de 28 años, toda vez que el espíritu del presente Proyecto consiste en garantizar por todos los medios la continuidad de los beneficios previsionales previstos, incorporando ampliaciones de derechos sin restringir ni disminuir ninguna de las bondades que benefician a los destinatarios de esta obra social, y la distinguen de las demás prestadoras de salud.
Con respecto a la edad límite cuando se afilien nietos del titular, se propone la modificación a la edad de 18 años, teniendo en cuenta que es la edad mínima en la que un menor puede comenzar una relación laboral, con las limitaciones establecidas por la legislación.
Finalmente, se abroga la Ley XIX – Nº 45 (Antes Ley 4056) en tanto los beneficiarios allí nombrados se encuentran incluidos en la modificación del Artículo 97 propuesto y la cuestión de los aportes se encuentra también resuelta en el nuevo Artículo propuesto sobre el 2% de los haberes correspondientes.
En definitiva: Este proyecto de reforma que se presenta tiene los siguientes beneficios:
1) El IPS es el único prestador de salud que permite el ingreso de familiares a cargo con aporte, que brinda cobertura inmediata a todas las enfermedades sin carencia y sin exclusiones preexistentes de los que serán beneficiarios.
2) El IPS es el único prestador que brinda cobertura a los hijos hasta 28 años de edad que estudien.
3) El IPS es el único prestador de salud que brinda cobertura a los menores amparados bajo el régimen de protección de personas y aquellos dados en guarda.
4) El IPS es el único prestador de salud que a TODOS los beneficiarios le otorga cobertura de servicio fúnebre sin cobrar adicionales.
Así, se ratifica que para el IPS el norte es el afiliado.

Anuncios