La reforma fiscal que está en la agenda nacional encuadró hoy el debate de fondo por el presupuesto y las gestiones de la Dirección General de Rentas. Los IIBB no son un fetiche sino una herramienta de época, según Thomas. Puede haber una matriz diferente, pero quedó claro hoy en el parlamento que la defensa será de los recursos y de mayor autonomía. Nación devuelve a Misiones sólo el 15% de lo que recauda aquí sólo por IVA y Ganancias, reveló la DGR en la Comisión de Presupuesto

Posadas (Lunes, 25 de septiembre) El debate nacional por la reforma impositiva se coló hoy en el parlamento misionero como un encuadre referencial insoslayable para el tratamiento de la política fiscal y tributaria de la provincia. Era inevitable y es positivo. Hoy estuvieron directivos de la DGR en la Comisión que viene analizando el Presupuesto 2018 para la administración pública. La presencia del director general Miguel Thomas que concurrió acompañado de los subsecretarios de Fiscalización, Ricardo Canteros y de Jurídica y Técnica, Luciano Vernetti, adquiere una especial significación en el tratamiento presupuestario. Ya que la DGR es el organismo que aplica la política fiscal del Gobierno que, se sabe, nunca es neutra y constituye uno de los ejes doctrinarios de la Renovación y se puede decir de la pre-renovación ya que Thomas preside el organismo desde el primer gobierno de Carlos Rovira. No es neutra, por ejemplo, en la decisión política de no cobrar ingresos brutos a la producción primaria mientras se grava con la alícuota más alta la prestación de servicios financieros y a los casinos. Contrasta también con el hecho de que la actividad primaria se grava en casi todas las otras provincias e incluso en la Caba, que aunque no tiene una sola planta cobra el 1% a las producciones agrarias del resto del país. La DGR es además el organismo por excelencia de recaudación para el Estado. Consigue la plata que gastan los otros ministerios.
Por eso, la participación de Thomas y su equipo, no se limitó a resumir la distribución del gasto al interior del organismo.
Resumieron en ese sentido que tiene destinado por ley de creación un tope de 13% de la recaudación. Tope que nunca necesitó erogar para la gestión. Por eso en los ejercicios 2016 reintegró a Hacienda 250 millones de pesos y este año 215 millones. Informó el doctor Vernetti que en números redondos, el gasto en personal asciende al 25% del total y el 67% se invirtieron en bienes y servicios con inversión en tecnología que ha convertido a la DGR en una de las administraciones más modernas y eficientes al punto de que se está pensando integrar en la base de datos al Registro de las Personas, de Inmuebles y Catastro.

Recuperación de la actividad en 2017

El contador Canteros fue el encargado de hacer el resumen de la gestión. Destacó que la recaudación, que en 2016 fue de 7,7 mil millones de pesos, con un crecimiento del 25,7% con relación al año anterior, lo que marcó una caída en términos absolutos ya que quedó muy por debajo de la inflación del año pasado. “Fue el reflejo de la recesión con inflación ya que la evolución de la recaudación es un indicador de la actividad económica”, dijo para deslizar que este año la evolución de la recaudación está marcando que se incrementará en términos reales. Este indicador estaría revelando “que la economía de Misiones es sustentable”, observó para revelar datos que después subrayó Thomas, “los contribuyentes que en 1999 eran 18 mil, en 2016 ya eran 144 mil y este año hay registrados 148 mil. Hubo 2.464 bajas y 6.519 altas, lo que determina un aumento en el padrón de 4.055 contribuyentes.
Este dato no fue tomado por las oposiciones que son oficialismo en la Nación, quizá porque tanto Germán Bordón como Walter Molina llegaron tarde a las exposiciones de los funcionarios.
Así y todo se dieron lugar para hacer las ya repetidas y gastadas preguntas para la tribuna que sólo tienen el fundamento de alguna noticia en los diarios pero que alimentan las audiencias redundantes. Por supuesto estuvieron referidas a la presión impositiva y a los controles en las rutas que califican de aduanas paralelas. Estos mitos, como se destaca en nota aparte, fueron desnudados con datos y referencias a normativas.

Un debate en serio

Fue la intervención del diputado Jorge Ratier Berrondo, que rescató el debate del barro al que lo llevaban sus socios de la UCR. Al hablar sólo cuando es necesario, Ratier logra enfocar los temas de fondo en cada debate. Lejos de las chicanas electorales, hizo referencia a la oportunidad que tiene la Argentina de poner en debate la reforma tributaria y lograr consensos para un cambio en la matriz fiscal. Es destacable que como presidente del Pro Misiones, puso sobre la mesa la tensión entre una política fiscal deseable y los condicionamientos de la realidad. Se sabe que la Casa Rosada está elaborando junto a las provincias y sus representantes en el Congreso, una reforma de fondo y se conocen las presiones que ejercen desde el poder central en contra de la vigencia de los ingresos brutos. El mismísimo Mauricio Macri acaba de manifestar su opinión al sostener que es el impuesto que más complica las inversiones y pide eliminarlo o ir reduciéndolo. Se conocen también pronunciamientos del ministro Dujovne y del círculo rojo en contra de los ingresos brutos. Es el contexto en que la posición de Ratier cobra una significación especial ya que de alguna manera envía una señal política: como se recordó en la Comisión hoy, las provincias tienen a su cargo los gastos por la Educación y la Salud y no es fácil hacer una reforma sin afectar los recursos del Estado. Esa actitud realista lo llevó a reflexionar que el mejor impuesto es el que se puede cobrar más facilmente.
Contrariamente a lo que se esperaba, la posición de Thomas lejos estuvo de cualquier fundamentalismo o fetichismo por los ingresos brutos. Cuando observó que el gobernador de Jujuy que, es de Cambiemos, copió la política de controles de Misiones, habló de una política fiscal trasversal, lo que después fue rescatado por el diputado del Pro. Thomas no negó que los ingresos brutos sean impuestos distorsivos, pero dejó bien en claro que es la herramienta que tiene la DGR o más ampliamente el Estado de Misiones, para tener una recaudación propia. Son las reglas de juego. “Podríamos recuperar las facultades delegadas a la Nación”, sugirió Canteros. Thomas informó en este sentido que la Nación recauda entre IVA y Ganancias 115 mil millones de pesos en la provincia y observó que vuelven por coparticipación sólo el 15%.
Lo cierto es que del debate de hoy se puede concluir que la dirigencia seria, que piensa en el largo plazo antes que en las coyunturas electorales, tanto de la Renovación como de las oposiciones, conforman una masa crítica de respaldo a la defensa de los recursos de los misioneros como esquema operativo para posicionarse ante la reforma fiscal que se viene.

Anuncios