Hay indicadores que revelan que la actividad económica de Misiones viene creciendo. El ministro Safrán reveló hoy que desde la crisis de 2001 el empleo privado creció el 97% muy por encima de la media nacional a la vez que tiene la relación empleo público por habitante entre la más baja del país. Hay un Estado presente con políticas anticíclicas gracias a el equilibrio fiscal y la autonomía generada por el desendeudamiento.

Posadas (Viernes, 29 de septiembre) Más allá de los problemas de la coyuntura, la economía de Misiones está creciendo y se muestra sustentable respaldada por un Estado presente y con la autonomía suficiente para aplicar políticas anticíclicas. El ministro de Hacienda de la Provincia reveló hoy que el empleo privado en Misiones creció un 97% desde la crisis de 2001 hasta el año pasado. Un indicador muy superior a la media nacional que en el mismo período creció el 68% e incluso del NEA que registró un aumento del 82%. En números concretos, en 2016 había registrado 109.159 trabajadores en blanco.
Adolfo Safrán cerró hoy las visitas de los funcionarios que expusieron las proyecciones de gastos y recursos para 2018 en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes. Las explicaciones de las estimaciones que hacen en el Parlamento los responsables de recaudar y gastar los recursos del Estado es una práctica democrática que cobra una significación especial si se tiene en cuenta que no se realiza tan ampliamente en otras provincias ni en la Nación ya que los informes el Congreso se limitan a la concurrencia de los responsables del Palacio de Hacienda, tal como lo subrayó el presidente de la Comisión, Marcelo Rodríguez.
Los indicadores que hizo público hoy Safrán, coinciden con los revelados el lunes, también en el Parlamento, por la Dirección General de Rentas, que es el organismo que con mayor fidelidad puede recoger datos de base referidos a la recaudación impositiva de los distintos sectores de la economía provincial, utilizando para ello métodos de aproximación, como las declaraciones juradas de los contribuyentes. En base a la recaudación, que en 2016 se incrementó por debajo de la inflación, lo que marca una caída de la actividad, en 2017 se viene incrementando en términos reales. Miguel Thomas dio otro dato: “los contribuyentes que en 1999 eran 18 mil, en 2016 ya eran 144 mil y este año hay registrados 148 mil. Hubo 2.464 bajas y 6.519 altas, lo que determina un aumento en el padrón de 4.055 contribuyentes”.
Para no abundar en los detalles que fueron suministrados por los responsables de cada área, en la exposición de hoy, Safrán que fue el 36° funcionario en sentarse con los diputados, hizo un breve repaso de la forma global en que distribuye los recursos el Estado y el origen de los recursos, tal como se informa aparte.
Sin abundar ni abrumar con cifras puso énfasis en el programa Ahora Misiones que revela la capacidad operativa del Estado misionero para destinar recursos en función de sostener la actividad privada. Y parece haber dado resultado si a pesar de la crisis, o si se quiere de la transición de un modelo a otro.programa ahora misiones Safran
Como muestra el cuadro, con 1.000 comercios adheridos, se pudo establecer un mecanismo para preservar el nivel de ventas con 12 cuotas sin interés. Los beneficiarios son los consumidores pero también los comerciantes que sufren la competencia por las asimetrías. Pero alguien paga el interés. Y el Estado misionero hace la inversión con la ayuda de los bancos involucrado. En ese sentido hizo mención también a los subsidios de la tarifa eléctrica para el sector de la industria maderera que es uno de los más castigados por las políticas macro que diseña el gobierno nacional. Estos grados de autonomía que tiene el Estado, tiene dos sustentos, el haber reducido la deuda pública y poder cubrir las proyecciones de gastos con el 76% de recursos propios.
Otro dato revelador es que en Misiones se pudo sostener el empleo privado en lugar de recurrir como otros distritos al conchabo del empleo público. Precisamente, otro de los indicadores fiscales, que explican la fortaleza del Estado para destinar recursos a los servicios esenciales como la salud, la educación y la seguridad, es la decisión de aumentar el empleo público. Mientras el Palacio de Hacienda a través del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, presiona a las provincias para bajar la dotación del personal, aquí se defiende la intangibilidad del empleo público pero se mantiene la administración austera de los recursos. Como indica el cuadro adjunto, Misiones tiene sólo 52 empleos público por habitante, incluyendo salud, educación, policías, es decir todo. Es después de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé, nada menos, la más seria en no recurrir el desempleo encubierto del empleo públicoindicadores fiscales empleados publicos cada mil habitantes Safran

Anuncios