El diputado Escalada contrastó la creación del municipio de Pozo Azul sin afectar derechos de otros ya existentes con la pretensión de Buenos Aires de apropiarse de recursos de las otras provincias. Al hablar ayer en el parlamento diferenció así la tendencia hegemónica a la concentración del poder y el ingreso que mueve al macrismo con la actitud democrática y federal de reconocer el reclamo por la identidad de los pueblos.

Posadas (Viernes, 13 de octubre) La creación del municipio de Pozo Azul sin afectar derechos ni recursos de otros ya existentes fue destacada por el diputado Hugo Escalada para contraponerla con la pretensión de Buenos Aires de apropiarse de recursos que le pertenecen a las provincias. Al hablar en la sesión de anoche en el Parlamento misionero el diputado alfonsinista de Avancemos articuló el sentido profundamente democrático del nacimiento del nuevo municipio con la pretensión hegemónica del macrismo que dijo, está de manifiesta en la pretensión de Buenos Aires de apropiarse de recursos de las provincias.

La última sesión ordinaria del año de la Cámara de Diputados, celebrada ayer, sancionó una Declaración de repudio a la movida judicial de la Gobernadora Vidal, que buscó la complicidad de la Corte Suprema para manotear un fondo que fue estimado por la Casa Rosada en 52 mil millones de pesos, que serían arrebatados al resto de los distritos.

El debate, tal como se informa aparte, se desvió de su sentido estricto, referido a la decisión institucional de los representantes de sumar poder político a la resistencia del Gobernador  a ceder esos recursos. Lejos de un espíritu constructivo los diputados de la UCR, “con la fe de los conversos” opinó Escalada, salieron sorpresivamente a defender la presentación de Buenos Aires con la utilización de las imágenes de campaña de culpar de todo al kirchnerismo.

Pero más allá de los posicionamientos en la pulseada por esos recursos, el diputado de Avancemos llevó la discusión por el Fondo del Conurbano al debate por la creación de Pozo Azul como municipio. Puestas en contexto, quedaron así abiertamente enfrentadas como tendencias y contratendencias. Escalada las marcó concretamente:

-las pretensiones hegemónicas de la Casa Rosada de fortalecer el proceso de concentración del ingreso y la distribución de los recursos, que –señaló- es la que se registra en un mundo globalizado, y

-el proceso político democrático de reconocer la identidad del poceño, porque ese reconocimiento a la idiosincrasia de los habitantes de Pozo Azul  es lo que subyace en la creación del municipio como organización jurídico-política  que habilita herramientas institucionales para auto organizarse y administrarse.

“Este proceso político de dar nacimiento a un nuevo municipio sin afectar a los ya existentes es lo contrario a lo que sucede en el orden nacional”, observó el diputado alfonsinista para denunciar las pretensiones hegemónicas del macrismo. “Mientras que acá el proceso político democrático y de confluencia de pensamientos diversos reconoce derechos, en la nación, cada uno de nosotros debe renunciar a nuestra identidad para favorecer al conurbano que es una aspiradora de fondos”.

Escalada reforzó sus argumentos recordando que las provincias son preexistentes a la Nación, y que la constitución de la unidad nacional fue de abajo hacia arriba. “Cuando repasamos la historia de los argentinos, vemos claramente que nuestro país creció desde las provincias”, enfatizó para agregar que “los municipios son la base del federalismo”.  Y a renglón seguido tomó esa vinculación entre democracia y federalismo para reflexionar que el reclamo de la gente de Pozo Azul es por su identidad. “No quieren estar colgados en el medio del mapa”, subrayó.

Concluyó como reflexión final para subrayar que “las soluciones tienen que venir desde la política y el federalismo”, para cuestionar la judicialización de los diferendos.

Anuncios