Faruk Jalaf, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios del NEA, sostuvo hoy que el aumento del combustible debería haber acompañado la inflación y por eso no debería haber sido mayor al siete por ciento. Observó que además el precio al consumidor sube más que el del barril. De todos modos defendió la liberación del mercado aunque reclama por la presión impositiva.

Eldorado (23 de octubre) El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste Argentino (Cesane) Faruk Jalaf planteó su disconformidad por el incremento que sufrieron los combustibles que rondó en un 10 por ciento para las naftas súper y un 12 por ciento para las premium.
En una entrevista exclusiva con nuestro periodista Alejandro Spivak, el dirigente de la Cesane reiteró el pedido de descuento del ITC para toda la provincia. Criticó al gobierno nacional por la presión impositiva y destacó al gobierno provincial que equiparó el impuesto de ingresos brutos para todas las estaciones de servicio; ya sea para aquellas que son simplemente vendedoras de combustible y aquellas que son consignatarias.
Los argentinos nos levantamos hoy, tras los comicios con un incremento en los combustibles del 10 por ciento para la nafta súper y un 12 por ciento para la Premium.

¿Se justicia este incremento?
“Nosotros estimábamos que el incremento rondaría en el orden en entre un seis y un siete por ciento porque la inflación ha sido en ese porcentaje y desde hace unos cuatro meses que los combustibles no se actualizaron. El último incremento fue en julio. Se había planteado un incremento en octubre luego los precios se liberaron y se prorrogó el incremento 30 días. El precio del dólar varió desde julio a esta fecha unos 40 centavos y el barril del petróleo subió muy poco también, se ubica en torno a los 57 dólares. Ni las petroleras, ni el gobierno nacional nos informó de este aumento del combustible. En abril pasado el gasoil había bajado un 5 por ciento y las naftas un 0,1 por ciento. En julio subieron los combustibles en un porcentaje mayor a lo esperado porque esperábamos un cuatro por ciento y subió un siete por ciento. Nos perjudica cuando hay un incremento muy grande en las estaciones de servicio porque nuestros márgenes se ubican en el orden del 7,5 por ciento y si sube ese componente los estacioneros para reponer ese combustible debemos poner de nuestro bolsillo ese porcentaje de aumento, lo que ocasiona que trabajemos gratis.
Le insisto. ¿Se justifica un aumento del 10 por ciento?
“A mi entender el porcenajte de aumento no tendría que haber superado el 6,50 por ciento. Un incremento mayor no les conviene a las petroleras porque además la que marca el precio del mercado es la petrolera YPF que tiene el 55 por ciento de las ventas.
¿En qué benefició y en qué perjudicó la liberación del precio de los combustibles?
“El beneficio es que el Estado ya no interviene en la formación de precios, existe un mercado libre que permite la competencia y, ahora tenemos un mercado real no ficticio como teníamos en el gobierno anterior porque el precio lo fijaba el Estado y nos quedamos sin reservas de petróleo, gas y electricidad porque se importada debido a que al gobierno nacional anterior le convenía por sus negociados turbios”.
¿Se sigue registrando el hecho de que camiones que recorren la Argentina, Paraguay y Brasil no carga combustible en Misiones debido a que en esos países es barato?
“Indudablemente. Los camiones que van a Paraguay. En cambio, los brasileños dejaron de cargar en su país y lo hacen en Posadas debido a la implementación del ITC. Nosotros habíamos pedido que el descuento del ITC sea sólo para las naftas y para toda la provincia; es por ello que consideramos que el gobierno nacional se equivocó. Por lo menos hubiera incluido el área perimetral de Posadas, es decir Candelaria y Garupá donde debido al descuento del ITC solamente en la capital provincial se está produciendo que las estaciones de servicios se estén fundiendo. Por lo menos nos hubieran dando al interior de Misiones el descuento del ITC para el gasoil porque un camión tiene una autonomía de unos 1.500 litros lo que hace que puedan circular desde Brasil hasta Posadas y allí siniestrarse de combustible más barato”.
¿Bajó las ventas de combustible?
“Sí. Las ventas de gasoil, en tanto que las de las naftas se mantienen porque no incide la gente que viaja a Posadas por cualquier motivo y carga el tanque, además al incrementarse el parque automotor hizo que se mantenga la venta de las naftas. En cuanto a la caía de ventas del gasoil se ubicó en torno al 30 por ciento”.
¿Cuánto influyen las cargas impositivas en el combustible?
“Este es un tema que el gobierno nacional deberá rever y creo que lo está haciendo. El combustible tiene una carga impositiva del 100 por ciento. El litro de nafta, si no tuviera la carga impositiva que tiene se cotizaría en torno a los 11 pesos por litro. Si se aplicara, como sucede en Paraguay solamente un 10 por ciento de cargas impositiva el litro de combustible se ubicaría en torno de los 12 pesos. Reconozco que es muy difícil eliminar esos impuestos en la actualidad porque el gobierno nacional tiene un déficit increíble”.
¿Cuánto influyen las cargas sociales, es decir el costo laboral en los combustibles?
“Nosotros tenemos dentro del rubro de comercio los sueldos más elevados. Eso contribuye a que los costos sean mayores, pero aclaro la culpa no la tienen los empleados de las estaciones de servicio. Los estacioneros lo que planteamos es un aumento en los márgenes de ganancias porque el 7,5 por ciento o el 8 por ciento que tenemos en algunos productos Premium es insuficiente, cuando en Paraguay, Brasil, Uruguay y Chile el porcentaje de ganancia se ubica en torno al 12 por ciento. Para poder lograr cubrir los costos operativos se tiene que trabajar las tres cuartas partes del mes por lo menos. Por eso un incremento muy elevado perjudica a las estaciones de servicio”.
¿Se está importando nafta o gasoil?
“Siempre se importó nafta y gasoil”.
¿La Argentina puede llegar al autoabastecimiento de combustible?
“Indudablemente es imposible llegar al autoabastecimiento porque se destruyeron todos los mecanismos para la investigación y el parque operativo para búsqueda de petróleo, estamos cifrando nuestras esperanzas en vaca muerta”.
¿Cuál es el consumo mensual de combustible en Misiones?
“En este momento no tengo los números. Sólo puedo comentar que Misiones no llegar a representar el 1,5 por ciento del consumo de combustible del país. Somos una isla en el país. Por tal motivo al ser una isla como presidente de la Cesane reclamo una baja impositiva debido a que tenemos todo más caro, por eso insisto el descuento del ITC para toda la provincia”.
¿Cree que el GNC llegará a todo Misiones en algún momento?
“Estoy convencido que sí, pero va a tardar un tiempo poprque se decía se construiría un gasoducto para el norte, pero eso fue mentira porque se construyó para Buenos Aires.”.
Ante la diferencia de precio de combustible que hay con Brasil y Paraguay…

¿Se está produciendo el ingreso ilegal de combustible desde estos países?
“No. Ya no hay ingreso de combustible en forma ilegal. Si lo hay es mínimo”.
¿Hubo cierre de estaciones de servicio en los últimos años debido a los altos costos operativos y fiscales que tienen?
“En la Argentina cerró el 50 por ciento de las estaciones de servicio. No así en la provincia de Misiones donde el gobierno provincial equiparó el costo de ingresos brutos en toda la provincia porque las estaciones que tienen solamente compra y venta de combustible pagaban cinco veces más que aquellas que están consignadas. Eso era inconstitucional, el gobierno lo entendió y eso permitió que no cerraran las estaciones de servicio o más chicas de la provincia”.

Anuncios