Florindo, el concejal electo por la UCR – Cambiemos mandó hoy varios mensajes a la cúpula del Comité que trató de bloquear su candidatura. “Parezco un extraterrestre en un partido que cierra el debate de ideas y no logra ser alternativa de gobierno”, dijo. El electo Barrios del PRO apuntó también al gasto del Concejo que mantiene estructuras de punteros. Se produjo un contrapunto con Arjol que salió a marcar la cancha y proclamarse candidato a intendente 2019

Posadas (Martes, 24 de octubre) A pocas horas del pronunciamiento de las urnas, los directivos de la UCR perdieron el pudor y dejaron al desnudo sus obsesiones por las luchas internas. Es la actitud que remite a la naturaleza del alacrán. Pica e inyecta su veneno aunque termine ahogándose.
No perdió tiempo Martín Arjol, el gran ganador del domingo en Posadas, en anunciar en Radio Libertad: “me gustaría en el 2019 ser candidato a intendente por Cambiemos”. No son deseos expresados por casualidad en un medio que después los viraliza a través de su sitio web. Sale ya a marcar la cancha. A propios y extraños. No sólo le manda un mensaje a Diego Barrios, el candidato del PRO, que obtuvo 10 mil votos menos que él, sino al propio partido donde libra una eterna disputa por los espacios. Arjol, con todo el aparato de la UCR detrás superó los 23 mil votos, pero no puede dejar de considerar que las tradiciones del partido que pretende enterrar, superó los 15 mil votos con Pablito Velázquez, cifra que también superó Maximiliano Florindo, consagrado con el respaldo de simpatizantes que de esa manera sobrepasaron la censura interna a su candidatura.
Así como Arjol con el padrinazgo convergente de dos eternos rivales del viejo partido, Barrios Arrechea y Osvaldo Navarro, se constituyó en el gran ganador de las municipales del domingo, el abogado Florindo se consagró como una revelación. Las previsiones de la estructura y de los analistas no lo tenían en cuenta. Se ganó el espacio trabajando silenciosamente desde muchos meses antes de las elecciones y expresando ese pequeño – gran porcentaje de radicales que son leales a la Lita 3 pero eternos cuestionadores de los directivos que mediante roscas y acuerdos con los poderes de turno mantienen el control del aparato de la UCR.
Por eso tampoco son inocentes ni improvisadas las palabras pronunciadas hoy en “Las Mañanas de Posadas” que se emite por Canal 4. Florindo hizo pública las dificultades que tuvo para ser candidato ya que era vetado por los jefes del partido. Reveló que se impuso porque conoce sus derechos a participar. Aunque no lo diga ni reconozca, es uno de los beneficiados por el sistema electoral que impone la ley de lemas. Sin aval del Comité, juntó firmas y allá fue. Y le salió bien, precisamente porque representa el malestar de muchos afiliados con los directivos de la UCR . “Tengo que hablar de la UCR”, dijo el concejal electo con el pudor del que no está dispuesto a la práctica mafiosa de lavar la ropa sucia adentro para simular en público. “Ha sido una gran batalla ser candidato”, denunció para revelar que “sentí muchísimo que no me den un real acompañamiento. Lo digo aunque se que en el partido, se van a enojar”. A renglón seguido dobló la apuesta para enfatizar que “la UCR necesita un cambio, la historia política lo está diciendo, no es casualidad que no gobierna hace más de 30 años. Tienen que reaccionar”.
Como si fuera poco adelantó que no voy a formar parte deslucida de las roscas. “No me meto en ningún bolonqui”, respondió a la pregunta de la periodista para asegurar que el voto de los que representa no está conforme con la UCR actual que cierra los espacios al debate de ideas y se maneja con información escondida, con el no digas nada, solo con chismes. “la gente que me votó sabe que estoy comprometido con la política que pretende cambiar algo, no con las roscas”. Admitió también en la entrevista con el Canal 4 que no es lo suficientemente fluida su relación con Arjol “tengo que ser sincero, la verdad es que políticamente hablando nunca pude discutir un tema, parezco un extraterrestre dentro de la UCR, donde no están acostumbrados a escuchar”. Marcando también la cancha, adelantó que si bien está orgánicamente comprometido con Cambiemos, no votará paquetes cerrados, “cuestiones prefabricadas”, dijo. “Si no estoy convencido no voy a acompañar”. Y como remate, desdramatizó la importancia de pelear por la Presidencia del Concejo, precisamente donde tienen puesta toda la libido los popes de la UCR que ya estuvieron reunidos ayer, en forma secreta como diría Florindo.
También Diego Barrios salió ayer tímidamente a mandar un mensaje a la partidocracia de la UCR que le propinó una paliza el domingo reduciendo sus chances de postularse a la Intendencia. En convergencia con el discurso del out-sider de la UCR, Florindo, el concejal electo del PRO, avisó que va por la transparencia del gasto en el Concejo. Paradójicamente replica el discurso del intendente Joaquín Losada que viene denunciando el exorbitante desborde del Concejo que gasta la friolera cifra de más del 28 % del gasto municipal, siendo la media de los demás Concejos del país el 3%. 10 veces más. Y Barrios sabe que apunta a la estructura de punteros y contratos que negociaron los ediles de la UCR en función de la pax romana en el Concejo.

 

 

 

 

 

 

 

 

foto base: grupo 33

Anuncios