Más de medio centenar de organizaciones políticas, de derechos humanos, movimientos sociales, sindicales y de profesionales, convocaron ayer a la Plaza 9 de Julio para sostener la vigencia de los reclamos por la verdad de lo sucedido con Santiago Maldonado. La amplia diversidad de voces y cosmovisiones contrasta con la poca gente que se movilizó en Posadas, pero le da una significación central al acto. A diferencia de la actitud negacionista del gobierno nacional aquí, los gobiernos de la Provincia y municipal se sumaron a la convocatoria.

Posadas (Jueves, 2 de noviembre) Ante una multitud movilizada a Plaza de Mayo, que los organizadores calcularon en más de 120 mil personas, Sergio Maldonado, insistió ayer en su pedido para que se sepa la verdad sobre lo que le pasó a su hermano.
“Es importante que sigamos movilizados junto a la familia de Santiago porque apareció el cuerpo pero lo que no terminó fue el operativo del Gobierno para encubrir a Gendarmería y desviar la atención”, resumió el sentido de la marcha, la legisladora porteña del FIT Myriam Bregman. “Seguir movilizados” es más que una consigna. Es la expresión de una amplia parte de la sociedad que se muestra decidida a defender y no perder derechos conquistados en el proceso democrático que no se inició el 30 de octubre de 1983 sino en las resistencias a la dictadura.
Que 120 mil personas se dignen a movilizarse a la histórica Plaza habla de una derrota de la apuesta del gobierno nacional a extender y cargar de incertidumbres lo sucedido. Toda la parafernalia de medios, Clarín, La Nación, los canales de TV, los trolls de Peña, son actores centrales en la difusión de la política negacionista. Dirigiéndose a la multitud Sergio Maldonado puso sobre la superficie el sentido del acto al subrayar: “esta solidaridad nos abraza. Santiago era un pibe de paz, y en su memoria, una vez más, reclamamos saber qué pasó, quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer, encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte”, que en un documento consensuado entre el arco completo de organismos de derechos humanos destacan: “nos encontramos juntos y unidos como movimiento de derechos humanos para gritar con fuerza la exigencia de verdad y justicia, para hacerle frente a la campaña de prensa del Gobierno, que quiere callar este reclamo a pesar de la acción psicológica operada por el poder a través de los medios dominantes”.
La convocatoria de ayer, a tres meses de la desaparición de Santiago Maldonado, incluyó a movilizarse en todo el país. Aquí, en Posadas, fue refrendada por organismos de derechos humanos, sindicales, movimientos sociales, partidos políticos y en abierto contraste con lo que sucede en el orden nacional, el Estado misionero y la Municipalidad de Posadas, también se sumaron a la convocatoria.
Pero hay otro contraste con lo que sucede en la gran ciudad. Aquí fue poca gente. Ayer fueron menos que en la anterior concentración realizada el 1° de septiembre y a la que tuvo lugar el 11 de agosto cuando el objetivo era visibilizar la desaparición forzada de Santiago Maldonado. En la Plaza 9 de Julio hubo ayer alrededor de 200 personas. Nada más. Diríamos, quizá para racionalizar los sentimientos, que es un fenómeno habitual en la provincia. No todos están dispuestos a poner el cuerpo, ni siquiera los referentes de las organizaciones que adhieren.
Pero como ya señaláramos en crónicas anteriores la lectura política tiene un contexto socio cultural que obliga a poner en valor, no el número de los movilizados, sino en la diversidad de las 60 organizaciones, de derechos humanos, de base, sindicatos, sociales y partidos políticos que plantan ante las políticas represivas del gobierno nacional. Marcábamos también como dato que no puede pasar desapercibido la juventud de los integrantes de las organizaciones sociales y organismos de derechos humanos que convocaron a través de las redes como el wathsap.

Recordando a Marx y a Raúl Alfonsín

La indiferencia de los medios a la concentración de ayer en la Plaza 9 de Julio está asociada al ninguneo quizá confundiendo poca gente con fracaso. Lo que no se advierte es esa diversidad plural de los adherentes a la convocatoria y esa transformación cultural que se manifiesta en la intransigencia de la juventud a los abusos del poder en todas sus formas, incluso en la vida cotidiana.
Pero hay otro fenómeno que no se advierte porque habla más bien de una corriente subterránea que da sentido y rumbo a la actitud de pocos de poner la cara en esta decisión, subyacente en la sociedad, es la decisión de no retroceder en cuestiones de derechos sociales más que civiles. No es casual que el único diputado que estuvo ayer en la Plaza fue Martín Sereno, del Partido Agrario y Social. Los 80 mil votos que tuvo el partido expresan el mismo sentido de resistencia popular, aunque otras organizaciones presentes en la Plaza como el Frente Patria, que es el que movilizó más orgánicamente hubo de votar por la Renovación para fortalecer una opción al neoliberalismo de Macri.
Pluralidad y diversidad social, más juventud en los organizadores están visibles detrás de la poca gente movilizada. Ya lo marcamos. Pero hay otra categoría de análisis, más sociológica si se quiere, pero de contundencia política si por política se entiende, lucha por el poder y canalización de las demandas y conflictos sociales. Y esto nos remite a Marx y a Raúl Alfonsín, sin distancias para guardar, porque cada uno en lo suyo, en sus tiempos y realidades.
En “Adiós al proletariado”, André Gorz, afirma que “para el joven Marx, no era la existencia de un proletariado revolucionario lo que justificaba su teoría. Es, por el contrario, su teoría lo que permitía predecir la aparición del proletariado revolucionario, y establecía su necesidad”.
En 1992, en pleno auge del menemismo y el control del Estado a través de personeros del poder como Domingo Cavallo, Raúl Alfonsín, vilipendiado por la hiperinflación, hizo una consideración histórica: “no creemos que la sociedad se haya derechizado, la sociedad está confundida. Si la sociedad se hubiese derechizado, lo que la UCR debe hacer en todo caso es prepararse para perder elecciones, pero nunca para hacerse conservadora”.
Estas dos referencias tienen que ver con la Plaza 9 de Julio de ayer y las plazas anteriores por la memoria, la verdad y la justicia. No es la intención abrir un debate académico referido a la deconstrucción de Marx y las estructuras operadas por la filosofía francesa de los pos, pos marxismo, pos estructuralismo, pos modernismo y ahora pos verdad. Tampoco detenernos en el debate que se debe la UCR que sigue alabando a Raúl Alfonsín pero que desde Gualeguaychú no están siendo consecuentes con sus viejos discursos.
La convergencia de estas referencias a Marx y RA apunta a valorizar las convicciones y las ideas como motor de la historia. En la Plaza 9 de Julio eran ayer 200 personas escasas, pero una multitud como expresión de “la sociedad que no se ha derechizado”. Quizá de minorías políticas, fragmentadas, pero que crean las condiciones que permiten las transformaciones sociales en un proceso complejo y hasta cierto punto aleatorio, cuya explicación ha quedado oscurecida o mistificada por las ideologías entendidas como sistemas cerrados. En la Plaza estuvieron presentes ayer organizaciones que expresan la formación de los imaginarios sociales e intereses de las diversas minorías. Lo dicen en el documento que elaboraron: “esta época está marcada por la batalla ideológica contra los valores de memoria que supimos construir los argentinos y nos distinguen en el mundo”.
La pluralidad de voces existente en los organizadores y adherentes, no habilita tampoco considerar a la Plaza como un acto de minorías intensas. Recordemos que Giovanni Sartori definió así a grupos pequeños de ciudadanos que viven con pasión las cuestiones políticas, pero desde una actitud dogmática y sectaria que cae en el desvío de moralizar el abordaje político entre buenos y malos. Ante tanta diversidad, no hay posibilidad de considerar a la Plaza como una acto de fanáticos encerrados en una ideología disociada de la realidad.

El documento de la Plaza

En la Plaza 9 de Julio se leyó ayer un documento consensuado por los organizadores y adherentes,que expresa textualmente:
“A tres meses de la Desaparición de Santiago Maldonado, en Misiones nos sumamos a la movilización que la familia y los organismos de Derechos Humanos convocan este 1ero de Noviembre en todo el país.
Recalcamos el carácter de desaparición forzada, la responsabilidad del Estado y del gobierno de Macri y la exigencia urgente de Justicia.
Porque no confiamos en este gobierno nacional adherimos al pedido de intervención de la CIDH en este caso.
La aparición indignante del cuerpo de Santiago es solo uno de los episodios de este caso de violación a los Derechos Humanos, la aparición del cuerpo es una implantación sin lugar a dudas.
Santiago desaparece en el marco de la lucha por la tierra, cuando para la política neoliberal solo hay población sobrante y sin derechos.
Este gobierno nacional profundiza su política de exclusión su política en contra de los pobres, con los recientes anuncios en reunión que encontrarán la resistencia del pueblo. Esta época está marcada por la batalla ideológica contra los valores de memoria que supimos construir los argentinos y nos distinguen en el mundo. Como lo hizo nuestro pueblo históricamente no dejaremos de movilizarnos por Memoria, Verdad y Justicia. Justicia para Santiago!

Convocaron:
-Familiares y Amigos de Santiago Maldonado y organizaciones de derechos humanos.
-ADEF
-Agrupación Presencia Peronita Activa
-Agrupación Trinchera
-Amelia Báez, de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura
-Asociación de Ex presos Políticos y Familiares de Misiones
-Asociación de Tareferos de la Zona Centro
-Asociación de Trabajadores de Teatro de Misiones
ATE Seccional 30 Eldorado
-Centro de Apoyo
-ONGs Alto a la Trata
-Colectivo Afrodescendientes
-Colectivo 108
-Comunidad Organizada
-CONAPLA Misiones
-Corriente Patria para Todos
-Corriente Peronista Descamisados
-Misiones Responsable Jeremías Zarza
-CTA Eldorado
-Ctd Aníbal Verón Misiones
-Dignidad Peronista
-Diputado electo Miguel Pereyra Piguerl
-Diputado Lucas Cáceres
-Diputada Cristina Brítez
-Dirección General de Derechos Humanos de la Municipalidad de Posadas
-Docentes en Lucha
-Centro de DDHH, Pedro Peczak de la Unam
-Frente Patria Misiones
-Frente Profesionales Scalabrini Ortíz del Movimiento Evita
-FTV-Miles
-Fundación DDHH Germania
-Juan Domingo Perié, Cátedra liber de DDHH de la Facultad de Ciencias Forestales
-Junta interna ATE Migraciones
-La Cámpora
-La NK Cristina Conducción
-La 30 de octubre
-Comisión de Familiares de Desparecidos y Detenidos por Razones Políticas
-Marikita Torres, Nuevo Encuentro
-Movimiento Evita
-Movimiento RCA Línea Fundadora Misiones
-Movimiento Popular Patria Grande
-Subsecretaría de Turismo
-Programa de extensión Universitaria Avatares de Antropólogos
-RCA Abrazar a Cristina
-Subsecretaría de Derechos Humanos
-Ministerio de Derechos Humanos de Misiones
-Subsecretaría de Igualdad de Oportunidades del Ministerio de DDHH
-Servicio de Paz y Justicia
-Tay almaeida, Madresde Plaza de Mayo Línea Fundadora
-Teko´a Asociación de Antropólogos de Misiones
-UES
Y adhieren también:
– Partido Comunista
– Federación Juvenil Comunista
– Liga Argentina por los Derechos del Hombre
– Frente Grande
– Oktubre
– Joselo Schuap – Músico Y Cantor Popular
– Asociación Nacional de Ex Presos Políticos de la República Argentina
– Los Irrompibles Misiones
– Agrupación “Homenaje y Memoria” – Puerto Esperanza
– Agrupación 12 de Agosto de Trabajadores de Televisión
– AVA – Artistas Visuales Autoconvocados
– Partido Socialista de Misiones

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios