Se trata del Foro de Gobernanza de Internet, una iniciativa de la ONU. Estuvo presente como parte de varios colectivos de comunicación y de Internauta Misiones. Propusieron que esta provincia sea sede del encuentro de 2019.

 

Posadas (Jueves 23 de noviembre). La diputada provincial Myriam Duarte participó del Foro de Gobernanza de Internet en Argentina –como militante de la comunicación como derecho humano e integrante de Internauta, la organización nacional conformada por  usuarios de Internet–, que tuvo lugar la semana pasada en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, donde debatieron sobre economía digital, Derechos Humanos en Internet, Internet de las cosas, inclusión y acceso, ciberseguridad y convergencia e igualdad de género en internet, entre otros temas.

Este encuentro, entre los sectores privados y público, la sociedad civil, la academia, la comunidad técnica y los usuarios, permite el debate sobre políticas para el desarrollo de Internet.

El Foro es una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que cuenta con un foro global, y sus capítulos regionales y por segunda vez, con el foro local dentro de la Argentina. Los participantes elaboran y aplican principios, normas y programas para el uso y desarrollo de Internet por parte de todas las partes interesadas en su gestión, en igualdad de condiciones: gobiernos, sector privado, sociedad civil, comunidad técnica y académica.

En este encuentro, también, plantearon que el capítulo Argentino del Foro tenga un aspecto Federal y recorra el país, ya que los dos encuentros tuvieron lugar en Buenos Aires, en ese sentido acordaron que el de 2018 se realizará en Córdoba, mientras que Misiones ya se propuso como plaza para el foro de 2019.

La diputada Duarte integra Internauta, la organización nacional conformada por usuarios de Internet, que participó de este Foro propiciado por la ONU y donde “se toman decisiones políticas sobre cómo se administrará Internet en cada lugar del mundo. En este encuentro tuvimos varias intervenciones relacionadas con los roles de los usuarios de internet, en un encuentro protagonizado mayoritariamente por empresas prestadoras y proveedoras de servicios de internet. Fuimos los únicos que tuvimos intervenciones relacionadas con los derechos individuales y colectivos, como usuarios, que le dio al encuentro una impronta que no estaba prevista”, explicó la legisladora.

Duarte es parte, a su vez, de varios colectivos de comunicación, como la Red de Radios Escolares, la Red de Comunicadores de Mercosur y la Coalición por la Comunicación Democrática. Como parte de Internauta Misiones, junto a Marcelo Télez, Ezequiel Da Silva y Juan Paiva, “tratamos de impulsar un punto de acceso neutro de Internet que no esté monitoreado ni por Facebook ni por Google que monitorean el punto de acceso que tiene la Universidad Nacional de Misiones. Esto es un poco lento, pero el trabajo es sostenido”, explicó para recordar que como militantes del software libre buscan “generar mayor libertad para el usuario y construir la herramientas de internet de manera más consciente”.

Esta fue la segunda reunión del capítulo argentino. Pretenden –dijo-, “mantenerlo en el tiempo pero mejorar y ampliar la participación de los usuarios. La metodología de trabajo incluye a las partes interesadas (stakeholder) en torno a una mesa, con posibilidades de discutir a un mismo nivel: como usuario junto a quien toma las decisiones en Google, por ejemplo, y participar y plantear posturas como el acceso a la información privada de los usuarios, cómo se monitorea esas comunicaciones, y lo que tiene que ver con la mirada de seguridad que cuando plantea la mirada macro, termina violando la comunicación individual de las personas”, agregó la diputada Duarte.

El IGF Argentina busca consolidar el ecosistema de actores en el país, promover una agenda de trabajo conjunto e incentivar un diálogo plural y abierto. En 2016, el foro nacional contó con la presencia de más de 250 participantes de todos los sectores involucrados en el desarrollo de Internet de Argentina. Al igual que las ediciones locales de otros países y los encuentros regionales, funcionará como instancia preparatoria para el IGF global, que este año tendrá lugar en diciembre en Ginebra, Suiza. 

Sobre derechos y protección de datos

La comunidad de usuarios de internet comenzó a debatir en los foros y encuentros la posición ante el avance de esta herramienta y los vacíos legales que existen y, sobre los cuales, las empresas avanzan por sobre los derechos individuales y colectivos.

Hay preocupación, en ese sentido, no por la concentración de datos de usuarios por el Estado, las empresas que participaron de este encuentro cuestionaron la centralización de la información por parte del Estado, pero en Argentina está vigente la ley de protección de datos personales. “Como ciudadano nos preocupa en realidad que las empresas concentren esa información, que llegue a estar en manos privadas”, explicó Duarte.

El Encuentro “Diálogos por una Internet Ciudadana: NuestrAmérica Rumbo al Foro Social de Internet, que tuvo lugar en Quito, en septiembre de este año, identificaron acciones prioritarias, sobre derechos y protección de datos, donde proponen garantizar la seguridad y privacidad de las personas, como prioridad; crear agencias de protección de datos que garanticen la protección ciudadana, donde los datos no estén concentrados; garantizar la transparencia sobre la gestión y uso de datos personales en los sectores público y privado. Entienden que datos personales o los que permiten identificar a una persona deben ser declarados no mercantilizables y deben proteger los datos personales sobre el consumo y servicios. También, instan a limitar y normar el uso de registros biométricos y establecer que los datos públicos no puedan estar en servidores extranjeros.

Esas medidas, prioritarias, no descartan otros aspectos sobre los que entienden que hay que trabajar, como las campañas de sensibilización y las movilizaciones en rechazo a la negociación del comercio electrónico en la Organización Mundial del Comercio -OMC- (y también en los tratados de libre comercio); impulsar propuestas en derechos digitales para el Tratado Vinculante sobre Empresas Transnacionales y Derechos Humanos; apoyar la campaña mundial contra los robots asesinos y las ciberarmas; canalizar propuestas hacia los procesos de integración regional, en materia de soberanía tecnológica y derechos digitales y propiciar una declaración universal sobre el acceso, uso y desarrollo de internet, como aporte regional a llevar al Foro Social de Internet, entre otros temas.

El punto neutro o de intercambio

El punto neutro o punto de intercambio de Internet que buscan para Misiones es una infraestructura física a través de la cual los Proveedores de Servicios de Internet (PSI o ISP, por sus siglas en inglés) intercambian el tráfico de Internet entre sus redes sin tener que depender de empresas transnacionales como Google o Facebook . Esta instalación reduce la porción del tráfico de un PSI que debe ser entregado hacia su proveedor de conectividad, lo que reduce el costo promedio por bit de la entrega de su servicio. Además, el aumento del número de rutas “aprendidas” a través del punto neutro mejora la eficiencia de enrutamiento y la tolerancia a fallos, según explican en internet (https://es.wikipedia.org/wiki/Punto_neutro).

“Punto de acceso neutro quiere decir que todas las partes tengan las mismas posibilidades. Nos parece que cuando Facebook y Google, por citar ejemplo, establecen sus caché (área de almacenamiento dedicada a la recuperación a gran velocidad de los datos usados o solicitados con más frecuencia) en esos espacios, dejan de ser neutros porque toda la comunidad que pasa por ahí está controlada por esas empresas. La idea es que las empresas locales que se desarrollen como prestadores locales, reduzcan esta distancia y costo en el tráfico sin recurrir a este tráfico de datos que vuelven a estas dos empresas multinacionales que están monopolizando y controlando todo el tráfico de Internet. Hay que empoderar a los prestadores locales para hacer frente a eso, que podamos tener los caché sin recurrir a ellos”, explicó.

La información sobre este aspecto da cuenta que el propósito principal de un punto neutro es permitir que las redes se interconecten directamente, a través de la infraestructura, en lugar de hacerlo a través de una o más redes de terceros. Las ventajas de la interconexión directa son numerosas, pero las razones principales son el costo, la latencia y el ancho de banda.

El tráfico que pasa a través de la infraestructura no suele ser facturado por cualquiera de las partes, a diferencia del tráfico hacia el proveedor de conectividad de un PSI.

La interconexión directa, a menudo situada en la misma ciudad que ambas redes, evita la necesidad de que los datos viajen a otras ciudades (potencialmente hacia otros continentes) para pasar de una red a otra, lo que reduce la latencia y el costo. La tercera ventaja, la velocidad, es más notable en las áreas que tienen poco desarrolladas las conexiones de larga distancia. Los PSI en estas regiones podrían tener que pagar entre 10 o 100 veces más por el transporte de datos que los PSI en América del Norte, Europa o Japón. Por lo tanto, estos PSI tienen normalmente conexiones más lentas y limitadas hacia el resto de la Internet. Sin embargo, una conexión a un punto neutro local les puede permitir el transferir datos sin límite, y sin costo, mejorando enormemente el ancho de banda entre los clientes de los dos PSI adyacentes.

En mercados donde hay muchos PSI pequeños, que normalmente acceden a tarifas altas de conexión, el volumen agregado del IXP puede permitir acceder a precios muchos menores.

Anuncios