Mañana juran los tres senadores por Misiones. Humberto Schiavoni fue confirmado como presidente del bloque PRO el día después de ser reelecto como presidente del Consejo Nacional del partido. Integrante de la mesa chica de un proyecto nacional, sin embargo rescata el rol del senador en defensa de los intereses de la provincia. Abre así un espacio para fortalecer y facilitar el diálogo que ya tiene Passalacqua con la Casa Rosada.

Buenos Aires (Martes, 28 de noviembre. Enviado especial). Humberto Schiavoni fue confirmado como presidente del bloque de senadores del PRO a partir del 10 de diciembre, según información deslizada aquí, después de una reunión preparatoria realizada entre dirigentes macristas.
Schiavoni por el Pro, Maurice Closs y Magdalena Solari por el Frente Renovador de la Concordia Social jurarán mañana como senadores por la provincia de Misiones
“Me incorporaré a un equipo de senadores oficialista que viene trabajando muy bien desde hace dos años, pero lo haré defendiendo los intereses de los misioneros”, enfatizó Schiavoni en una charla con el periodista Alejandro Spivak a la vez que distinguió la política dialoguista que del gobernador Hugo Passalacqua. Elogió esa actitud que destacó como no confrontativa para con el gobierno nacional porque habilita el trabajo conjunto “en distintas veredas políticas, pero en favor de todos los misioneros”.

 
Mañana jura como senador nacional por el Pro. ¿Cuáles son sus expectativas al asumir a ese cargo legislativo por el que cumplirá funciones a partir del 10 de diciembre?
“Juro con la expectativa de integrarme a un equipo de trabajo de Cambiemos que funcionó muy bien en estos dos primeros años de mandato del presidente Mauricio Macri donde, más allá de estar en minoría se pudieron sancionar leyes muy importantes para el desarrollo del país. Me sumo a un equipo de trabajo en el que tiene el tratamiento de proyecto de leyes muy importantes. Voy a sumar un granito de arena”.

 
Tanto los demás senadores electos el pasado 22 de octubre como usted asumen en un momento muy especial delo país. Los gobernadores, a excepción de Alberto Rodríguez Saá de San Luis firmaron el pacto fiscal y estuvieron días pasados en el Congreso solicitando a los senadores que aprueben el proyecto enviado por el Ejecutivo Nacional…
“Este pacto fiscal es muy importante tanto para las provincias como para el país porque le da un marco de previsibilidad y aumenta mucho la competitividad de muchos sectores y, en ese sentido vamos a trabajar en línea con el propio gobierno de la provincia de Misiones que con muy buen atino firmó el acuerdo con el gobierno nacional”.

 
¿Está confirmado que será el presidente del bloque del Pro?
“Sí. Voy a convertirme en el presidente del bloque Pro. Después está quien será presidente del interbloque Cambiemos”.

 
¿Qué le significa a la provincia que un misionero sea el presidente del bloque del oficialismo nacional en el Senado de la Nación?
“Mayoritariamente tener una mayor caja de resonancia en defensa de los intereses de la provincia. En tal sentido creo que serán fundamentales mis participaciones y mis intervenciones defendiendo principalmente los intereses de los misioneros”.

 
Inicia su mandato como senador en un año muy particular, con un pacto fiscal en marcha. ¿Cómo vislumbra el año 2018?
“Yo vislumbro un año de construcción. Todo año alejado de elecciones es un año de construcción, propicio de búsqueda de consensos, de avanzar en iniciativas que busquen solucionar los problemas de la gente. A veces en años electorales se enturbia o se ensucia la discusión. Va a ser un año productivo en cuanto a acuerdos que se puedan plasmar”.

 
¿Es el cargo más importante al que arribó?; máxime que llega a través del voto popular.
“Absolutamente sí. Me siento muy honrado por poder desempeñar este cargo a partir del 10 de diciembre. Espero estar a la altura de las circunstancias en lo que hace a la defensa de los intereses de la provincia de Misiones y colabora con el país para que definitivamente salga de la crisis en que se encuentra”.

 
Sabido es de su muy buena relación institucional con el gobernador Hugo Passalacqua. Ahora como senador ¿Cómo vislumbra la relación con el mandatario provincial?
“Seguirá siendo una relación institucional de mucho respeto. Ambos, desde distintos espacios políticos defendemos los intereses de la provincia. Además, debo destacar la forma que tiene de trabajo el gobernador Passalacqua; ya que no es una forma confrontativa con el gobierno nacional sino de permanente diálogo en búsqueda de solucionar los problemas de la gente. Y, en este sentido en un hecho inédito en el país donde desde el 10 de diciembre de 2015 se abrió el diálogo entre los gobernadores y el gobierno nacional más allá del signo político; ya que en los último 13 años eso no fue posible pudimos construir una relación de confianza que, entre otras cosas se plasmó en este acuerdo Nación y provincias”.

 
¿Qué es lo que más le preocupa ahora como Senador, pensando en los seis años de mandato que comienzan el 10 de diciembre próximo?
“La preocupación general que tiene tanto el gobierno nacional como yo es como generamos más puestos de trabajo. Esa es la obsesión del presidente (Mauricio) Macri porque el trabajo es el ordenador de la calidad social y productiva. Toda nuestra iniciativa tiene que ver con eso. Principalmente deseamos derrotar definitivamente a la pobreza porque es lo que nos va a dar mayores posibilidades a los misioneros en particular y todos los ciudadanos del país en general. Todas nuestras iniciativas, desvelos y acciones tienen ese denominador común”.

 
¿Qué Yacyretá deja?
“Dejamos una empresa que tiene una agenda en marcha. Hemos firmado acuerdos que ordenan financiera y económicamente a la entidad binacional Yacyretá que le da previsibilidad y le da la posibilidad de re pago de la deuda de capital, eso, por un lado. Por el otro dejamos una Yacyretá en marcha con todas sus partes de rehabilitación de todas sus partes generadoras; ya que éste podrá trabajar 50 años más con todas las reformas que se están haciendo en las turbinas; dejamos una agenda de completamiento de la infraestructura de Yacyretá con la subcentral de Aña Cuá que está en proceso licitatorio. Dejamos una entidad básicamente con la posibilidad de ordenar sus cuentas y con una agenda de trabajo para sostener y aumentar la producción de energía muy consistente”.

Misiones en la mesa chica

De acuerdo con estas declaraciones, el espacio institucional que tendrá Schiavoni a parir del 10 de diciembre abre una instancia paralela a la diplomacia misionera para el diálogo con el gobierno nacional. Las relaciones político-institucionales que tiene el gobernador Passalacqua con el presidente Macri, fruto de la decisión estratégica definida por la conducción de la Renovación, tendrán una instancia, digamos de más confianza para hacer escuchar las necesidades de Misiones. Sencillamente porque, el todavía electo senador misionero, integra la llamada mesa chica del poder político del Gobierno.
Esta semana Schiavoni fue reelecto como presidente del Consejo Nacional del PRO en una reunión de la mesa directiva en el mítico Parque Norte de la Ciudad Autónoma. De acuerdo con información que circula en los pasillos del Senado, esa reunión constituyó un fortalecimiento de Marcos Peña quién logró ubicar dirigentes de su mayor confianza en los cargos del PRO nacional. Es cierto que se dice que Peña es en realidad Macri, pero precisamente el dato político revela la presencia del misionero en círculo más íntimo de la Presidencia.

Anuncios