Gabriel Marangoni de Amayadap se mostró optimista por la recuperación de la economía en el segundo semestre y se muestra confiado por el potencial del mercado interno con los créditos para viviendas de madera. Desde un aprendizaje histórico no reclama una devaluación a pesar del atraso cambiario porque entiende que en la economía argentina dispara la inflación y todo vuelve a empezar. Eso sí reclama reintegros a las exportaciones.

Eldorado (Miércoles, 29 de noviembre). “Fue un año difícil este 2017, un poco mejor que el 2016 por la recuperación de mitad de año por la construcción. Tenemos una demanda sostenida en comparación al semestre anterior no llegando a los límites de producción, pero si, como le dije más sostenida que el primer semestre del año”, sostuvo Gabriel Marangoni en declaraciones a este medio.
El secretario de la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) aseguró que si el país crece entre un dos y un tres por ciento y ese crecimiento se verá reflejado en el sector. “Si nos referimos al potencial del mercado interno no estamos saturados; al contrario, estamos muy por debajo porque no levantó aún la demanda como si se tuvo en 2012 y 2013 por tal motivo todavía estamos en un margen de crecimiento. A su vez hay otro potencial que es que el argentino medio consuma más madera de lo que venían haciéndolo y, por tal motivo estamos trabajando en marketing y en la conformación de convenios entere Nación y Provincia que estipula que el 10 por ciento de la construcción de viviendas que financia la secretaría de Viviendas de la Nación serán de madera”, argumentó para fundamentr su optimismo.
En la entrevista con Alejandro Fabián también se refirió a la designación del montecarlense Nicolás Laharrague al frente de la Subsecretaría de Desarrollo Forestal de la Nación. “Es un técnico conocedor del sector forestal. Hombre de Afoa Nea y Amayadap”. Reconocemos que no es un activista político, sino que es un técnico que conoce y mucho el sector forestoindustrial.

 
El presidente de la Nación Mauricio Macri nombró Nicolás Laharrague al frente de la Subsecretaría de Desarrollo Forestal de la Nación; empresario de Montecarlo, ex presidente de la Asociación Forestal Argentina, seccional Nea y socio de la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap) quien asumirá en los próximos días…
Sí. Estamos muy contestos desde Amayadap. Es un hombre del sector, socio de nuestra institución y, que por supuesto conoce la situación por la que está atravesando la industria maderera. Fue una grata sorpresa para nosotros su nombramiento. Reconocemos que no es un activista político, sino que es un técnico que conoce y mucho el sector forestoindustrial”.

 
Dentro de la firma del Pacto Fiscal, el gobierno nacional acordó con la provincia ir reduciendo gradualmente los porcentajes por ingresos brutos en beneficio de las exportaciones de madera; aunque hay que aclarar que Misiones no tiene imposiciones sobre las exportaciones sino que calcula la base imponible sobre el total de los ingresos.
“Es cierto lo que usted dice. Por supuesto toda la rebaja operacional que hace a las exportaciones es muy bien vista por la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap). Estamos a la expectativa de la devolución del reintegro que nos da la provincia desde el 2011. En tal sentido días pasados me reuní con el ministro del Agro y la Producción José Luis Garay quien estima que antes de fin de año el gobernador Hugo Passalacqua nos comunicará el día en que se hará efectivo el monto del reintegro a las exportaciones”.

 
¿A cuánto asciende dicho monto?
“A unos 6 millones de pesos. Volviendo al tema de reducción de tasas el objetivo del gobierno nacional debe ser eliminar todos los gastos operacionales y funcionales”.
¿Hoy con un dólar planchado a 17,70 pesos no cierran los números para exportar?
“Este es un tema que hemos analizado tanto internamente en Amayadap como con autoridades provinciales y nacionales. Hoy no es tan necesario retocar el valor del dólar porque con un reintegro mayor a un sector que está crítico mejora la situación de la moneda estadounidense”.

 
¿En qué porcentaje debería ubicarse ese reintegro?
“Entre un cinco y un seis por ciento. En ese porcentaje no es necesario tocar el valor del dólar que, cuando se lo toca en la Argentina genera inflación. Ese es el gran tabú de la Argentina. En Brasil, por ejemplo, se toca el dólar y no se dispara la inflación. El sector forestal presentó carpetas a la Nación para que se nos otorgue mayor reintegro a las exportaciones. Si se saca ingresos brutos a las exportaciones, se bajan los costos de logística; operacionales y portuarios y aumentamos un poco los reintegros a las exportaciones se mejorará mucho la situación sin necesidad de toca el valor del dólar”.

 
¿Qué pasa con la ley 25080 de promoción forestal?
“Vence a principios del año 2019. Ya estamos trabajando tanto a nivel nacional como provincial y entre las instituciones del sector analizando cada uno de los artículos y que se renueve más pulida”.

 
¿Está saturado el mercado interno?
“Si nos referimos al potencial del mercado interno no estamos saturados; al contrario, estamos muy por debajo porque no levantó aún la demanda como si se tuvo en 2012 y 2013 por tal motivo todavía estamos en un margen de crecimiento. A su vez hay otro potencial que es que el argentino medio consuma más madera de lo que venían haciéndolo y, por tal motivo estamos trabajando en marketing y en la conformación de convenios entere Nación y Provincia que estipula que el 10 por ciento de la construcción de viviendas que financia la secretaría de Viviendas de la Nación serán de madera. Esto produce que tengamos aún un importante porcentaje para crecer y estimamos que si la economía mantiene este crecimiento de entre dos y tres puntos anuales y se agrega más madera en la construcción de viviendas vamos a mejorar considerablemente la situación del sector”.

 
El banco de la Nación Argentina lanzó un plan de créditos hipotecarios para la compra y/o construcción de viviendas de madera…
“Esto es el producto de un trabajo que venimos haciendo desde hace muchos años. Es un eslabón que debíamos pasar. Esto permitirá mayor consumo de madera”.

 
Los empresarios madereros misioneros aseguraron que están en condiciones de abastecer el mercado con la construcción de viviendas de madera. ¿Es así? Concretamente. ¿Losa empresario de ese sector pueden abastecer la demanda existente de viviendas a nivel nacional?
“Sí. Además, nunca la demanda será explosiva sino progresiva”.

 
¿Cómo cierra el sector maderero el 2017?
“Fue un año difícil. Un poco mejor que el 2016 porque mejoró la situación a partir de mitad de año porque mejoró un poco la construcción. Tenemos una demanda sostenida en comparación al semestre anterior no llegando a los límites de producción, pero si, como le dije más sostenida que el primer semestre del año”.

 
¿Cómo vislumbra el sector maderero el 2018?
“De la misma forma que el segundo semestre del 2017. Tendremos una demanda con un crecimiento sostenido y despacio, con demanda interna y si podemos mejorar la exportación seguramente será un poco mejor que el 2017”.

Anuncios