El Poder Judicial levantó la clausura del sitito MisionBet, la página de apuestas online del IPLYC ordenada por un oscuro fiscal porteño. Eduardo Torres se va así con un logro político en defensa de la potestad de la provincia en regular el juego. Detrás de la clausura hay apuestas por más de 20 mil millones de pesos que se pretenden mantener al margen de la regulación del Estado.

Posadas (Sábado, 2 de diciembre) El Poder Judicial levantó la clausura del sitio MisionBet, la página oficial de apuestas online del Iplyc que había sido bloqueada en junio pasado. Le dio razón así a Eduardo Torres que se va de la administración con un logro fundamental.

De acuerdo con información de misionesonline, la medida fue adoptada por el juez Rodolfo Ariza Clerici, titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Penal Contravencional y de Faltas N° 1 de Buenos Aires. Destaca el sitio que en la audiencia realizada el lunes, los peritos informáticos de parte e incluido el oficial derribaron los argumentos que había utilizado el fiscal Martín Lapadú. para clausurar la página.

En septiembre pasado cuando Torres participó en el parlamento misionero en las rondas de análisis del Presupuesto 2018, hizo una contundente denuncia sobre “el avance del juego clandestino sobre la potestad de las provincias”. La advertencia del funcionario pasó desapercibida en el debate por la indiferencia de los opositores que se ven ganados por la necesidad de hablar a para los medios e inevitablemente centran sus palabras en aspectos que promueven títulos en los diarios y alimento a los trolls.

Ese día, el 6 de septiembre, el entonces presidente del IPLyC llamó hoy a los diputados a reaccionar por el avance del juego clandestino que triplica el legal aprovechando la inexorable tendencia a las apuestas por internet. Advirtió que están en juego las potestades de las provincias y recursos millonarios. Con la clandestinidad se fortalecen las mafias y hasta la trata de personas.

Torres aprovechó su turno en la comisión parlamentaria para reforzar en el ámbito propio de la Política la denuncia que ya había formulara públicamente tres meses antes para dejar el descubierto el sospechoso procedimiento de ese fiscal porteño para cerrar el sitio MisionBet, de la Lotería misionera. Reiteró en la Cámara la pregunta retórica: ¿qué intereses hay detrás ya que el juego por internet se viene y terminará desplazando los juegos tradicionales.

Torres planteó ese día varias encrucijadas en su exposición, encrucijadas en las que se encuentra la sociedad, que generalmente pasan desapercibidas.

La primera es la tensión que es propia de la naturaleza del juego que es un vicio o más propiamente una adicción y el rol del Estado, no de un gobierno u otro. Aporta un dato para tomar en cuenta: en Ciudad Autónoma, además de la quiniela oficial existen tres quinielas clandestinas, que al no estar reguladas y no pagar impuestos hasta pueden pagar más por los premios para cooptar a los apostadores. Este dilema, dijo el presidente del IPLyC se viene tratando en la Asociación que nuclea a las Loterías y trató de llevarlo al Episcopado Argentino que tiene una posición crítica a la instalación de casas de juego. Afirmó Torres que la clandestinidad está asociada al tráfico de todo tipo, incluso de personas. No lo dijo pero el panorama remite a la prohibición de la venta de alcohol en los Estados Unidos en los 30 del siglo pasado que, generó las condiciones de la clandestinidad y la aparición de las grandes mafias que tanto material dio a Hollywood.

Otra encrucijada que sólo puede resolver la política es la inexorable mutación de las apuestas a los sitios de internet, desde donde se puede acceder hasta desde un celular. Por supuesto que la tendencia irá desplazando al sistema de agencias. Pero fundamentalmente, lo que planteaba el presidente del IPLyC es el desafío de la regulación y la presencia del Estado. Es el tema que subyace en la decisión del fiscal porteño para cerrar el sitio MisionBet. Detrás hay un negocio multimillonario con más de 3 mil sitios que mayoritariamente se mueven en la clandestinidad en la Argentina. En la reunión de ALEA que se hizo en Iguazú en junio pasado, ya se había hablado de la existencia de apuestas por más de 20 mil millones, sólo de dólares a través de los celulares.

Esa tendencia pone a las provincias en la tercera encrucijada cómo defender los recursos federales. Como señaló Torres en la reunión de Presupuesto, la explotación del juego le corresponde a las provincias y aclaró que la Lotería Nacional sólo tiene jurisdicción en la CABA.

En realidad los tres dilemas que planteó Torres ese día, siguen vigentes: en el parlamento, quedan subsumidos en la eterna contradicción Nación – Provincias, puerto –interior, centro – periferia.

Anuncios